<
>

Improvisación y mentiras...

play
Confirman duelos amistosos contra Argentina en noviembre (0:38)

Beatriz Ramos, Directora de comunicación e imagen del Tri, habla sobre los duelos amistosos en Sudamérica (0:38)

El futbol mexicano siempre parece empeñado en convertir las cosas fáciles en escenarios complejos. El mejor ejemplo de ello ha sido este atropellado proceso para buscar al sucesor de Juan Carlos Osorio en la Selección Mexicana. No hay un proyecto, no hay un plan, hay una improvisación y muchas mentiras. ¿Es una 'renovación generacional' o una 'limpieza de personalidades'? ¿Qué o quién falló en la negociación para que Ferretti dejara de ser interino para convertirse en definitivo? ¿Por qué no tomó en cuenta a Matías Almeyda y a Miguel Herrera? ¿Fueron 15, 24, 35 y 90 los entrenadores consultados para el puesto? ¿Quién es el entrenador que tomará a la selección y cuáles serán sus directrices hacia el futuro? Nada, no sabemos y entendemos nada, porque así lo quiere la FMF.

CIUDAD DE MÉXICO, México - Sin un plan, sin un proyecto definido de qué es lo que se quiere y cómo se va a lograr, el futbol mexicano navega hacia mares desconocidos. No entendemos que está pasando y lo peor de todo, no sabemos qué pasará en el futuro inmediato.

En apariencia, la renovación generacional está en marcha por un asunto meramente futbolístico, pero hay otro reporte, inquietante, que indica que la Federación Mexicana de Futbol está molesta por los comportamientos de ciertos futbolistas y que ello habría acelerado el proceso para llamar a futbolistas jóvenes. Hay una realidad, esta sí tajante e irrefutable: no hay un proyecto, ni un entrenador para ese proyecto.

Ricardo Ferrertti dice que un 70 y hasta un 80 por ciento de los futbolistas que él ha convocado llegarán al Mundial del 2022, pero, la pregunta podría ser: ¿Qué sucederá el día en que México tenga un entrenador definitivo -o mejor dicho uno 'permanente'- en la Selección Mexicana? Y ellos nos conduce a otra cuestión: ¿Mantendrá a estos futbolistas o llamará a jugadores como Javier Hernández, Miguel Layún, Héctor Moreno o Andrés Guardado, por citar algunos nombres que no han aparecido en las convocatorias de México tras el Mundial? ¿'El Tata' Martino -por dar un nombre- mantendrá el mismo plan de renovación de futbolistas?

Hay una confusión que no han generado ni los futbolistas, ni los aficionados, ni los medios. Hay una confusión propiciada directamente por la Federación y por su incapacidad para organizarse y plantear bien las cosas tras la decisión de Juan Carlos Osorio de no renovar con México después del Mundial de Rusia. Ni la FMF, ni la Comisión de selecciones nacionales -Guillermo Cantú, Denisse Te Klose y Gerardo Torrado- presentaron una transformación adecuada a los "nuevos tiempos" que plantea la selección nacional.

Al final, no queda claro nada: ni si es una 'renovación generacional' o una 'limpieza de personalidades', ni que o quien falló en la negociación para que Ferretti dejara de ser interino para convertirse en definitivo, ni si Matías Almeyda y Miguel Herrera fueron un desperdicio del cual se arrepentirán los dirigentes, ni si fueron 15, 24, 35 y 90 los entrenadores consultados para el puesto -ayer, la vocera de la Federación, prácticamente, contradijo lo que había dicho Yon de Luisa hace unas semanas- ni quien es el entrenador que tomará a la selección ni cuales serán sus directrices hacia el futuro. Nada, no sabemos y entendemos nada, porque así lo quiere la FMF.

En esa incertidumbre, en ese dilema está, casi, permanentemente envuelto el futbol mexicano. Tan fácil que es hacer las cosas bien que realmente hay ser un 'genio' para hacerlas mal...

@Faitelson_ESPN