<
>

Caribe: RD y PR tienen historia en juegos por el campeonato

play
#BBEN Express: Clásico caribeño en la final de la serie (1:35)

Puerto y Rico y dominicana se enfrentan por primera vez para definir al campeón de la Serie del Caribe Jalisco 2018. (1:35)

GUADALAJARA, México -- Como en los viejos tiempos, República Dominicana y Puerto Rico, los dos grandes rivales deportivos del área, chocarán en un juego por el campeonato de la Serie del Caribe de béisbol.

Las Águilas Cibaeñas quisqueyanas y los Criollos de Caguas boricuas regresaron de marcadores adversos después de la quinta entrada para derrotar a los Alazanes de Granma de Cuba y los Caribes de Anzoátegui de Venezuela, respectivamente, en las semifinales de Jalisco 2018, el miércoles, en el estadio Charros de Jalisco de Guadalajara.

Ronny Rodríguez bateó jonrón de dos carreras en el sexto para acercar 3-2 y Edwin Espinal pegó sencillo de dos vueltas en el séptimo para quebrar un empate 3-3 y dirigir el triunfo de las Águilas. Espinal, el jardinero Junior Lake y el intermedista Gustavo Núñez conectaron dos imparables cada uno.

El relevista Ramón Ramírez se anotó el triunfo con dos entradas en blanco, liderando una gran faena del relevo dominicano, que limitó a Cuba a un jonrón solitario de Frederich Cepeda en 7.2 entradas. Josh Judy se apuntó su segundo salvamento. Miguel Lahera fue el derrotado.

''Ahora estamos en la gran final, estoy muy orgulloso de mis muchachos porque comenzamos abajo 0-3 y vinieron desde atrás estamos acostumbrados a hacerlo'', dijo Lino Rivera, el manager puertorriqueño del club dominicano.

Más temprano, Anzoátegui ganaba 4-0 a Caguas en la sexta entrada, cuando el jardinero Anthony García despachó jonrón con las bases llenas para empatar el marcador. Venezuela tomó la ventaja 5-4 en la séptima con un hit del receptor Tomás Telis, pero Puerto Rico empató y tomó la ventaja con dos anotaciones en el octavo.

Robby Rowland fue el lanzador ganador y Mayckol Guaipe fue el derrotado.

''¿Qué puedo decir de mi equipo? A mi equipo le gusta venir desde atrás, trabaja los conteos, el pitcher abridor rival está como que lanzará nueve entradas y como quiera siguen peleando. Al bullpen le hacen carreras con batazos suaves y como quiera sigue peleando, nos hacen una carrera y seguimos peleando'', dijo Luis Matos, el manager de los Criollos.

''La química de este equipo se puede comparar con la del equipo del año pasado. Somos guerreros'', agregó Matos, quien trata de convertir a Caguas en el primer conjunto puertorriqueño con títulos consecutivos en Serie del Caribe.

Mientras Puerto Rico, actual campeón del torneo, avanzó a su segunda final consecutiva y tercera en cinco años, República Dominicana llegó a su primera final desde el 2013, cuando fue establecido un partido decisivo por el título en el calendario del certamen.

En la historia de 60 años de la Serie del Caribe, los equipos dominicanos lideran la cosecha de coronas, con 19, mientras que los puertorriqueños van segundo, con 15. Individualmente, Águilas (5) y Criollos (4) están ubicados en el segundo y tercer lugar, detrás de los Tigres del Licey dominicanos que suman 10 cetros.

Aunque es la primera vez que los dos colosos caribeños avanzan simultáneamente a una final propiamente dicha, en cuatro ocasiones anteriores equipos de los dos países chocaron en un partido extra para decidir el ganador del título, que fue lo más parecido a una final que tuvo el evento hasta la edición de Hermosillo 2013.

En 1987, en Hermosillo, México, las Águilas ganaron sus primeros cuatro partidos y estaban preparadas para celebrar su primer trofeo caribeño, pero Caguas, que había perdido sus primeros dos encuentros, logró una gran reacción después de despedir al manager Tim Foli y reemplazarlo por el coach Ramón Avilés.

Los Criollos ganaron tres choques seguidos, empataron con las Águilas con marca de 4-2 y forzaron la celebración de un partido extra, que ganaron por paliza 13-2.

En 1993, en Mazatlán, México, una vez más se necesitó un partido extra para quebrar un empate, ahora entre Águilas y Mayagüez. Los Cangrejeros puertorriqueños despacharon 18 hits para respaldar el pitcheo de Kevin Brown y salir airosos 9-5.

En 1999, en el estadio Hiram Bithorn de San Juan, la capital puertorriqueña, Licey llegó al último día del doble todos contra todos necesitando un triunfo para asegurar el título, pero los Indios de Mayagüez aprovecharon tres errores en la octava entrada para ganar y empatar en primer lugar.

El juego extra, celebrado a casa llena, se fue a entradas extras. En el episodio 12, Boi Rodríguez bateó cuadrangular solitario para poner a Puerto Rico en ventaja 5-4, pero en el cierre del inning, David Ortiz, quien había pegado jonrón más temprano, pegó un batazo a la raya del jardín izquierdo para impulsar a Luis Castillo y Ron Belliard y dejar a los boricuas tendidos en el campo.

En el 2003, en Carolina, Puerto Rico, Mayagüez llegó a la última jornada invicto con 5-0 y enfrentaba a las Águilas, que tenían 4-1. Los quisqueyanos ganaron 6-0 para forzar el tranque y luego 7-3 en el choque de vida o muerte para reclamar la corona.

Esto quiere decir que Dominicana y Puerto Rico están empatados 2-2 en juegos decisivos por el campeonato en la Serie del Caribe. El ganador del jueves en Guadalajara, ganará el campeonato de este año y tomará la ventaja en esa parte de la gran rivalidad de las dos islas.

''Creo que Puerto Rico pasa por un mal momento por el huracán, pero beisbolísticamente está muy bien con todas las cosas buenas que han pasado recientemente. La final será un show en Puerto Rico'', dijo Rivera. ''Pero yo le voy a Dominicana'', agregó.