<
>

Llegó el momento de ver de qué están hechos los Marineros

play
Bambinazo de Leonys Martín definió por Seattle (0:22)

Los Marineros necesitaron entradas extras para imponerse a los Atléticos. (0:22)

Aficionados y Fanáticos al Rey de los Deportes: el martes en Oakland pudo haber marcado el destino de una temporada: la de los Marineros de Seattle.

Una jornada de esas que cambian de forma definitiva una campaña, comenzó cuando Yonder Alonso, que no pudo viajar a unirse a los Mariners a Kansas City el domingo luego de que los Atléticos lo cambiaron porque literalmente no encontró vuelo, se presentó temprano en el Coliseo, ingresó al vestidor local para tomar su ropa, sus bates, su equipo de juego y pertenencias personales antes de que llegaran el resto de sus ex compañeros, simplemente para irse al clubhouse de los visitantes y ocupar su nuevo lugar.

Pero el martes de los Marineros no terminó ahí. Los nuevos compañeros de Alonso fueron llegando poco a poco al vestidor y el cubano manifestó tener un sentimiento evidentemente especial y extraño, ya que luego de casi dos años en la organización de Oakland, ahora estaba en ese mismo terreno de juego, pero listo para enfrentar a su ex equipo.

Tres entradas habían pasado y ya los Marineros caían por marcador de 5-1. El paisano de Alonso, Ariel Miranda, que abrió por Seattle, se llevó 6 carreras limpias en una apertura de 5 entradas que parecía estropear la noche de presentación de Yonder con su nuevo equipo.

Pero comenzó el milagro: más por errores atléticos que por sus propios méritos, los Marineros empataron en la octava con elevado de sacrificio de Danny Valencia que hizo anotar a Gamel, y terminaron ganando en el décimo inning, con Home Run del cubano Leonys Martín, apenas su segundo de la temporada pero, probablemente el más importante.

La victoria de Seattle se dio en una jornada en la que los equipos que estan arriba de ellos en el Wild Card: Yankees, Reales y Rays sufrieron derrotas, con lo que la escuadra de Scott Servais le dió alcance a Kansas City y a Tampa Bay, solo detrás de Nueva York en la pelea por los dos comodines del joven circuito.

Los Marineros decidieron reforzarse en julio y lo siguen haciendo via waivers en agosto. Tienen que conformarse con buscar puesto de Wild Card porque a los Astros nadie los alcanza ya en esa división. Tendrán que hacerlo sin su mejor abridor en la década reciente, toda vez que Félix Hernández está fuera de circulación. Pero es un equipo con base sólida, con demasiada unión y bien manejado. Llegó el momento de ver de qué estan hechos estos Marineros de Seattle.

¡No hay nada mejor!