<
>

Counsell entró en pánico y le costó caro

play
Bambinazo de Justin Turner remolca empate y ventaja de Dodgers (0:35)

Los Angeles tomarían el control del partido en el principio d ela octava entrada. (0:35)

Cuando se dirige con miedo no hay derecho a ganar. Craig Counsell manejó muy mal su pitcheo y le regaló a Dodgers de Los Ángeles un juego crucial en la Serie de Campeonato de la Liga Nacional.

El zurdo Wade Miley estaba lanzando uno de los mejores partidos de su carrera, con apenas un hit permitido después de cinco entradas y dos tercios y sólo 73 envíos.

En el sexto, después de dos outs y con la pizarra favorable 2-0 a los Cerveceros de Milwaukee, aceptó un sencillo de Chris Taylor sobre el pitcheo número 74 de la noche y ahí mismo Counsell entró en pánico y sacó a su abridor.

Por ahí mismo se le fue el juego. Corbin Burnes sacó el tercer out del sexto, pero en el séptimo aceptó dos carreras sin retirar a nadie.

Un innings más tarde, Jeremy Jeffress, tercer lanzador usado por el manager de Milwaukee, toleró bambinazo de dos carreras de Justin Turner que dio vuelta al marcador.

Resultado final: los Dodgers se levantaron de la lona, cuando parecían liquidados, para conseguir un triunfo crucial que les permite ir con la serie empatada a los próximos tres encuentros, que se disputarán en Los Ángeles.

Los Cerveceros, que vieron rota su cadena de 12 victorias consecutivas, se perdieron una oportunidad dorada de poder ir a territorio enemigo con ventaja de 2-0.

En estos tiempos modernos, en que los lanzadores abridores trabajan alrededor de 100 pitcheos por salida, Miley estaba entonces alrededor del 75 por ciento de su capacidad y perfectamente valía la pena el riesgo de dejarlo a terminar el sexto y abrir el séptimo.

play
0:31

Hit de Cody Bellinger remolca la primera de los Dodgers

Los visitantes aprovechan el 'inning de la suerte' para ,minimizar la ventaja de sus rivales.

Para colmo, el lanzador tuvo dos turnos perfectos en la caja de bateo, al disparar un sencillo, un doblete y anotar una carrera.

Es cierto que la postemporada es un animal diferente, que hay que domarlo de otra forma y a veces se pierden un poco los roles, sobre todo en el pitcheo, porque cada juego cobra una importancia capital.

Pero hay que confiar en el buen momento de cada jugador, hay que desechar un poco los iPads y apelar al instinto, del que, lamentablemente, carecen cada vez más los managers modernos.

Si los Dodgers terminan ganando esta serie y avanzando a la Serie Mundial, la decisión de extraer prematuramente a Miley en este segundo juego, que parecía que se lo llevaban los Cerveceros, será algo con lo que tendrá que cargar Counsell por el resto de su vida.