<
>

Se olvidaron del fútbol...

MACEIÓ (EFE) -- La selección colombiana cortó la luz de las estrellas de Brasil en Maceió y robó un punto al empatar 0-0 con los líderes de las eliminatorias sudamericanas del Mundial de 2006 al cierre de la décima jornada.

Brasil, ahora con 20 puntos en las alforjas, perdió en casa la oportunidad de aumentar la ventaja en la clasificación sobre Argentina, que a domicilio sustrajo hoy un empate sin goles a Chile y acumuló 19 unidades.

El equipo de Carlos Alberto Parreira gastó los 90 minutos ejecutando una dinámica sin velocidad ni desborde por las bandas, e insistiendo sin pausa en romper la defensa colombiana por la mitad de la cancha.

El equipo de Reinaldo Rueda, que comenzó el partido sepultado en el último puesto de la clasificación, fue encontrando la motivación para complicar a los líderes a medida que su propuesta táctica resultó indescifrable para Ronaldo, Ronaldinho Gaúcho y Alex.

Una línea en el fondo con cuatro jugadores y cinco más en la mitad, muy móviles y atentos al relevo, fueron fundamentales para entorpecer los avances de los brasileños.

Aunque el panorama de los colombianos no cambió mucho al final de la jornada ante los empates sustraídos por Perú y Bolivia, el equipo cafetero se fue con la moral en alto por el gran trabajo táctico mostrado en el estadio "Rei" Pelé, ante más de 20.000 espectadores.

La primera oportunidad de gol en el partido la gestó a los nueve minutos Alex con un remate venenoso a distancia que el portero Miguel Calero debió contener en dos tiempos.

En los siguientes minutos, la falta de panorama de Ronaldinho Gaúcho ante la celosa vigilancia de Oscar Díaz y John Javier Restrepo terminó por cargar los ataques brasileños sobre Ronaldo.

El delantero del Real Madrid sostuvo un duelo titánico con Amaranto Perea y su ex compañero Iván Ramiro Córdoba, al que se sumaba permanentemente Mario Yepes.

Una arrancada de Ronaldo desde tres cuartos de cancha hasta las barbas de Calero, un toque suave suyo que salió por encima del larguero meta y un remate levemente desviado despachado por Zé Roberto terminaron siendo las más serias escaramuzas de los pupilos de Parreira.

El único punta definido de Colombia, Juan Pablo Angel, tuvo un pulso permanente con Roque Júnior, que pudo favorecer al colombiano en el primer tiempo, cuando una falta al borde del área fue lanzada cerca de la escuadra por Yepes.

Para el segundo tiempo, un remate cruzado de Roberto Carlos que salió a las tribunas dio el aviso a los colombianos sobre las renovadas intenciones de Brasil.

Brasil liberó las amarras del lateral izquierdo, del opuesto Cafú y del medio de enlace Zé Roberto, pero los avances telegrafiados, por el centro del terreno, obligaron a Colombia a cerrar los espacios en el fondo y aprovechar el espacio para el contragolpe.

Un error de Grisales en una devolución desde la mitad de la cancha al fondo encontró a Ronaldo solo, con el balón a sus pies, pero la lentitud de su reacción permitió a los defensores cerrarle a tiempo el ángulo de tiro.

La réplica la dio el dinámico zaguero Yepes, al depositar el balón en el fondo de la red, en una polémica jugada que el árbitro uruguayo Jorge Larrionda consideró equivocadamente viciada por supuesto fuera de lugar.

Para entonces Adriano, que había entrado por Alex, soltó a los 72 minutos una violento remate que explotó en el travesaño y de rebote cayó dentro de la portería, lo que no fue advertido por el árbitro ante la velocidad de la jugada.

El mismo goleador del Inter italiano tuvo una oportunidad ideal con la puerta despejada, pero su remate salió levemente desviado.

SINTESIS DEL PARTIDO:

BRASIL 0: Dida; Cafú, Juan, Roque Júnior, Roberto Carlos; Renato, Magrao (Elano, m.59), Zé Roberto (Edu, m.84), Alex (Adriano, m.58); Ronaldinho Gaúcho y Ronaldo. Director técnico: Carlos Alberto Parreira.

COLOMBIA 0: Miguel Calero; Luis Amaranto Perea, Iván Ramiro Córdoba, Mario Yepes, Gerardo Bedoya; Freddy Grisales (Rodríguez, m.86), Oscar Díaz, John Javier Restrepo, Frankie Oviedo (Moreno, m.86), Víctor Pacheco (Alexander Viveros, m.77); y Juan Pablo Angel. Director técnico: Reinaldo Rueda.

ARBITRO: El uruguayo Jorge Larrionda amonestó a Bedoya, Calero, Juan y Yepes.

INCIDENCIAS: Partido de la décima jornada de las eliminatorias sudamericanas del Mundial de 2006 disputado ante 22.000 espectadores en el estadio "Rei" Pelé, de Maceió, capital del estado de Alagoas.