<
>

San Lorenzo le ganó 3-1 a Chacarita y respiró Simeone

BUENOS AIRES (DyN) -- San Lorenzo doblegó como local a Chacarita Juniors por 3-1 y consiguió un poco de oxígeno para su entrenador, Diego Simeone, cuya permanencia, se rumoreaba, dependía básicamente del resultado de este partido.

Bernardo Romeo, la figura del partido, convirtió dos de los tantos de su equipo, mientras que el gol que selló el resultado llegó a través del juvenil Sebastián González. Facundo Parra, con una chilena de antología, había anotado el empate transitorio.

El acierto de Simeone en las variantes realizadas fue una de las claves de la importantísima victoria que consiguió su equipo ante un Chacarita que pagó caro, con la continuidad en la zona de descenso directo, su especulación en la segunda mitad del cotejo.

Fue un tiempo para cada uno, pero finalmente en la balanza pesó más lo hecho por el local en el complemento que lo efectuado por el elenco visitante en el primer tiempo.

Chacarita tomó la iniciativa en la etapa inicial y tuvo la posesión de la pelota durante mucho más tiempo que su adversario, lo cual lo hacía merecedor de algo más que un empate.

Sin embargo, a los diez minutos sufrió un inesperado sacudón cuando un San Lorenzo que jugaba el partido que proponía su rival se puso en ventaja con un cabezazo de Romeo ingresando por el centro del área tras un centro de Fabián Bordagaray.

Los dirigidos por Fernando Gamboa movieron bien la pelota en la mitad de la cancha gracias a las tareas eficaces de Daniel Ponce y Emanuel Centurión y a los aportes de Nicolás Ramírez y Parra en ofensiva, pero no pudieron cristalizar en la red contraria lo expuesto en el trámite del juego.

Las razones de esa imposibilidad no fueron tanto los errores propios como las buenas intervenciones de Pablo Migliore, quien tapó dos muy buenas pelotas apenas iniciado el encuentro a Ramírez y Centurión.

Pero el empate de Chacarita se veía venir, podía percibirse en cada avance de un conjunto visitante que exponía los problemas defensivos de San Lorenzo, sobre todo los del sector derecho de su retaguardia, a la espalda del uruguayo Pablo Pintos.

La igualdad, tan justa como previsible, llegó sobre el epílogo de la etapa inicial. A los 42 minutos, Centurión envió un centro desde la derecha que Parra conectó con una chilena majestuosa que se clavó en el ángulo derecho del arco de Migliore.

Sin embargo, en la segunda mitad, Chacarita dejó el partido en manos de San Lorenzo y cometió así un error fatal. Es que dejó venir demasiado a un San Lorenzo que, revitalizado con los ingresos de Sebastián González y el uruguayo Emiliano Alfaro, se fue con todo sobre el arco de Cejas.

De esa manera, después de merodear el arco visitante durante varios minutos, una pared a los 21 minutos entre Romeo y Alfaro terminó con un remate bien colocado del ex Estudiantes de la Plata que Sebastián Cejas no logró contener.

Dos minutos más tarde, San Lorenzo aplicó el golpe de gracia con un pase preciso de Bordagaray entre líneas que le permitió a Sebastián González quedar cara a cara con el arquero visitante y definir con una sutileza.

Finalmente, el local se quedó no sólo con una victoria merecida por lo hecho en el segundo capítulo sino con un técnico un poco más tranquilo por este resultado, mientras que Chacarita terminó con las manos vacías por no mantener la línea de juego durante todo el partido.