<
>

Uruguay goleó a Israel en su despedida hacia Sudáfrica

MONTEVIDEO (EFE) -- La selección de Uruguay goleó por 4-1 a la de Israel, pese a jugar a media máquina, en un partido amistoso que le sirvió de ensayo y para despedirse de sus aficionados, a 15 días del debut en el Mundial, frente a Francia.

En el inicio, la selección uruguaya intentó jugar el balón con seguridad y paciencia, tratando de mejorar lo mostrado en los últimos partidos de las eliminatorias sudamericanas, donde la falta de posesión y los nervios le acompañaron permanentemente.

Ya en el anterior partido amistoso, cuando superaron por 3-1 a Suiza de visitante, el pasado 3 de marzo, los celestes se mostraron más claros y cuidadosos para el manejo de la pelota.

Frente a una selección israelí motivada, pero con carencias en los marcaje, Uruguay ofendió una y otra vez por las bandas, aprovechando la velocidad y ambición de 'los Pereira', Maximiliano, por derecha, y Álvaro, por izquierda, quienes fueron un problema sin solución para la defensa rival.

En esa primera mitad, el seleccionador uruguayo, Oscar Washington Tabárez, dispuso un esquema táctico de tres defensas 3-4-1-2, que se convertía en 5-2-1-2 en las pocas ocasiones que el rival llegó con ambición sobre el área celeste.

Cuando los equipos recién 'calentaban motores', el 'cerebro' uruguayo, Ignacio González, que volvió al equipo tras perderse buena parte de las eliminatorias por problemas físicos, hizo una gran habilitación por alto para Forlán.

El goleador del Atlético de Madrid, Balón de Oro como máximo goleador europeo en la anterior temporada y flamante campeón de la Liga de Europa, bajó el balón con sutileza en el centro del área y tocó corto para marcar el primer gol.

En los siguientes diez minutos, Uruguay tuvo dos claras oportunidades de aumentar el marcador por intermedio de Álvaro 'Palito' Pereira y Luis Suárez, del Ajax y goleador de la Liga holandesa, pero sus remates, desde posición favorable, se fueron desviados.

La selección de Israel, que dirige el ex internacional francés Luis Fernandes, intentó adelantar, al menos un poco, su postura en el campo y en unas de sus escasas ofensivas logró el empate tras una buena combinación por la banda derecha y justa definición de Lior Refaelov, que con remate cruzado venció la resistencia del arquero Muslera.

Tocados por el gol recibido, los uruguayos le imprimieron más velocidad al juego y se fueron decididamente a buscar la ventaja, alentados por los 50.000 aficionados que colmaron el estadio Centenario para despedirles a quince días del debut en el Mundial frente a Francia.

No demoró el segundo gol. Suárez apiló rivales y sacudió la pierna izquierda, su potente remate fue devuelto por el travesaño, pero Álvaro Pereira recogió el rebote y mandó el balón al fondo de la valla rival.

En el segundo tiempo, ambos equipos realizaron varios cambios. Tabárez dispuso un cambio táctico con cuatro defensores y dio ingreso a una ofensiva diferente, con Nicolás Lodeiro como 'cerebro' y Sebastián Abreu y Edison Cavani en la ofensiva.

Abreu, que junto a Forlán serán los únicos que repiten Mundial, tras participar en Corea y Japón 2002, ratificó que es un suplente de lujo y marcó dos goles más (m.71 y 81).

En ambos, Abreu mostró su reconocida capacidad para ubicarse en el área rival y no tuvo más que tocar el balón a la valla vacía tras jugadas de alta técnica de Lodeiro y Cavani.

Los uruguayos se fueron del campo con una gran ovación y dejaron ilusionados a los aficionados, aunque Francia, Sudáfrica y México, sus rivales en el Grupo A, seguramente serán contendientes mucho más difíciles que Israel.

Antes del partido, el presidente uruguayo, José Mujica, le entregó al capitán y su suplente, Diego Lugano y Diego Forlán, respectivamente, la bandera uruguaya para izar en la concentración de los celestes durante el Mundial, en la ciudad sudafricana de Kimberley.

Este encuentro se jugó en el estadio Centenario, de Montevideo, ante 50.000 espectadores, que dieron un marcoa de lleno completo.