<
>

Lazio triunfó ante Fiorentina gracias a un doblete del joven Kozák

ROMA (ESPNdeportes.com) - En el aburrido y bastante incolor partido del Olímpico de Roma entre Lazio y Fiorentina, solamente la estrella de Libor Kozák fue capaz de iluminar el juego, con un doblete que, al final, le valió el triunfo al equipo local por 2 a 0.

Así, de la mano del joven checo, el Águila se trepó a la segunda posición de la tabla, que comparte momentáneamente con Nápoli, ambos con 40 unidades, mientras que los violetas, por su parte, se quedaron parados con 24 puntos, lo que significa que por ahora siguen doceavos.

El desafío, como dicho antes, fue bastante adormecedor y poco brillante, puesto que el trámite se vio muy trabado en el medio y se contaron poquísimas chances de gol por ambos lados.

La actitud del local contribuyó mucho en esto, porque los albicelestes se pararon con un 4-4-2 muy defensivo y atento, con Gonzáles y Ledesma centrales y Brocchi y Mauri sobre las rayas, evidentemente con mansiones más de cobertura que ofensivas. Hernánes, por su parte, tuvo un turno de descanso y se sentó en el banquillo.

Por encima, Lazio tardó en soltarse, condicionado por algo de mala suerte: primero, al minuto trece, Diakité se lesionó y tuvo que ser sustituido por Stendardo. Después, faltando poco al final de etapa, fue el turno de Floccari, quien abandonó la cancha por problemas físicos; Sculli tomó su lugar.

Fiorentina, por su parte, jugó con una posesión bastante eficaz, que por momentos puso en dificultad a los hombres de Reja, si bien nunca desahogó en una jugada vertical. Así, el equipo no jugó mal, pero terminó la primera etapa contando apenas un remate al arco, por encima desde unos treinta metros.

El complemento fue un poco más activo, gracias sobre todo al hecho de que Sculli tomó el ritmo del match y se asoció bastante bien con Kozák, cosa que Floccari nunca había logrado en los minutos que jugó. De esta manera, el Águila pudo treparse un poco en la cancha y empezó a aguantarla con mayor frecuencia arriba, metiendo presión. De todas maneras, la visita no se achicó y siguió saliendo pelota al piso como en la primera etapa, en una maniobra que siguió siendo bonita pero estéril.

Al minuto 69, Kozák pudo finalmente recibir sobre la media luna, se le escapó a Kroldrup con una buena gambeta y terminó por ser bajado en el área por el defensor danés, ganándose un penal que él mismo se encargó de definir, con un remate seguro y rasante.

Poco más tarde llegó el segundo gol, que cerró definitivamente el match: Brocchi cortó muy bien en el medio, anticipándolo a Donadel, la llevó sobre el carril del diez y la tocó por izquierda para la corrida de Sculli. El delantero fue hábil en tocarla de fino con la zurda, para poner un centro perfecto al segundo palo, donde Kozák pudo recibir solo y anotar un gol fácil con un frentazo certero.

En lo que quedó del encuentro no pasó prácticamente más nada, porque los locales fueron muy hábiles en administrar el esférico para escondérselo a sus rivales, que por su parte dieron la impresión de haberse totalmente rendido ya tras el 1 a 0.

La figura de ESPNdeportes.com: Libor Kozák (8.5)