<
>

River cayó con Estudiantes (BA) y se despidió de la Copa Argentina

CATAMARCA (DyN) -- River Plate quedó eliminado de la Copa Argentina al perder 1-0 ante Estudiantes de Buenos Aires, un equipo que milita en la Primera B Metropolitana.

En el escenario catamarqueño, y por los 16avos de final, el gol para el triunfo histórico lo marcó Pablo Ruiz, a los 37 minutos del primer tiempo.

En la escena decisiva, hubo una excelente maniobra colectiva que culminó Ruiz al pasar al ataque vació y rematar con potencia y puntería a la izquierda de Leandro Chichizola.

En esa acción clave, la retaguardia del conjunto de Núñez quedó demasiado volcada sobre la izquierda, descompensada, y la proyección tan eficaz del Mudo Ruiz se lo hizo pagar carísimo.

Al principio el equipo de Ramón Díaz generó peligro, a tal punto que el uruguayo Rodrigo Mora estelló dos remates en los palos en el primer cuarto de hora.

A los 4 minutos un ataque del delantero oriental dio en uno de los postes y, a los 14, el envió de tiro libre pegó en el horizontal. Pero en la medida que pasaron los minutos, y el Millonario no logró concretar, Estudiantes se fue sintiendo, además de ordenado, cada vez más sólido y confiado en concretar la hazaña deportiva.

El reloj le fue subiendo el peso de la responsabilidad a un River alternativo, aunque compuesto por nombres importantes, como los de Jonathan Bottinelli, Carlos Luna y Mora.

Estudiantes jugó con todo el entusiamo que suele ser propio de los equipos de categoría menores cuando disponen de la oportunidad de codearse con los colosos.

El gol de Ruiz le permitió a los de Caseros cerrar de un modo óptimo la primera parte del encuentro.

En el segundo período, River buscó el empate con urgencia, pero lo hizo sin la suficiente firmeza en el fondo, sin equilibrio ni las mejores ideas en el medio y sin penetración en los últimos metros de la cancha. El albinegro le opuso a esos apuros del adversario tan grande un juego solidario, incansable y efectivo.

En definitiva, River perdió por su propia impotencia y porque Estudiantes dio una muestra de lo que vale jugar con sentido colectivo y animarse a ir por más en un deporte que conoce de resultados irrespetuosos con la lógica.