<
>

Florentino Pérez, cuatro años más como presidente del Real Madrid

play
Reelegido Florentino Pérez como Presidente del Real Madrid (1:02)

Seguirá al frente del club merengue por cuatro años más y le espera una imponente remodelación del estadio Santiago Bernabéu con valor de 500 millones (1:02)

MADRID -- Florentino Pérez se reelige presidente sin haber pasado por las urnas. El empresario madrileño inicia este lunes su quinto mandato al frente del Real Madrid luego de que el plazo para presentar candidaturas a la presidencia cerrara este domingo con solo una registrada: la del actual mandatario.

Así, sin campaña, sin fichaje “bomba” como promesa, o proceso electoral, Florentino Pérez permanecerá en el puesto cuatro años más, como ocurrió en 2013, cuando fue proclamado presidente por segunda ocasión consecutiva.

No hay quien le haga competencia al magnate español.

Más allá de la ausencia de un socio merengue que pueda solventar su candidatura – desde 2012 se necesita un aval personal del equivalente al 15 or ciento del presupuesto del club y 20 años de antigüedad -- Florentino Pérez es el presidente blanco del siglo XXI -- lo ha sido desde el año 2000, si bien dejó temporalmente la presidencia en 2006, tras una crisis de resultados, para volver en 2009.

También es el presidente de los grandes logros; de la que probablemente será vista a la distancia como la “segunda etapa de oro” de los merengues, deportiva y económicamente.

Su gestión ha estado marcada por el posicionamiento del Real Madrid como el club más rico del planeta -- posición que mantuvo durante once años consecutivos hasta la temporada 2015-2016, cuando pese a la facturación de 620.1 millones de euros, cayó al tercer puesto del ranking de Football Money League de Deloitte detrás del Manchester United (689) y Barcelona (620.2). Y también, por los fichajes millonarios que han propiciado una inflación en el mercado del futbol.

El modelo de fichajes ‘galácticos’ que iniciara en los albores del siglo XXI con la contratación de Zinedine Zidane, Luis Figo o David Beckham, fue llevado al extremo apenas inició su segunda etapa en 2009 con los fichajes de Cristiano Ronaldo y Kaká, los más caros de la historia (hasta ese momento) a razón de 96 millones de euros (según se reportó en su momento), y 65 millones, respectivamente.

El primero ha florecido hasta convertirse en el máximo goleador histórico del club y Europa. El segundo pasará a la historia como la pérdida económica más grande del club.

Pérez volvió a romper el récord con el fichaje de Gareth Bale en 2013 con un costo de más de 100 millones de euros, gastando, en 14 años, más de 1,500 millones de euros en contrataciones.

Ha sido bajo su dirección que el Real Madrid se ha convertido en el equipo a vencer en Europa – su gran obsesión. En 14 temporadas al frente del club, Florentino Pérez ha ganado 19 títulos. Sólo lo supera Santiago Bernabéu, cuya gestión dejó 31 trofeos al equipo blanco.

Aunque los títulos ligueros y de Copa de Florentino Pérez han llegado a cuentagotas con cuatro de las seis Ligas que el Real Madrid ha conquistado de 2000 a la fecha y solo dos Copas del Rey en 2012 y 2014, Real Madrid ha engrosado su leyenda como máximo ganador del torneo continental más importante, la Champions League.

Durante su presidencia, Real Madrid ha conquistado cuatro campeonatos de Europa; tres de ellos en los últimos cuatro años, dos de ellas (2016 y 2017) de manera consecutiva, convirtiéndose así en el primer equipo en refrendar el título en la era de Champions League.

Sin embargo, su tercer ciclo consecutivo al frente del equipo no llega acompañado de un prospecto de fichaje estelar, por mucho que los rumores sitúen a Kilian Mbappè o Gianluigi Donnarumma en la órbita merengue.

A pesar de haber concluido hace menos de un mes la temporada más exitosa del club en sesenta años tras la conquista del doblete, Liga y Champions, su presidencia inicia en medio de una incertidumbre que poco tiene que ver con una cuestión institucional y mucho con el futuro del plantel: la amenaza de Cristiano Ronaldo de abandonar el barco si no le ayudan a sortear el problema con Hacienda.