<
>

Cillessen tendría ofertas para salir del Barcelona el próximo verano

play
Siempre sorprende: Messi inventó una calesita (0:37)

La fantasía del argentino en el entrenamiento con una nueva jugada y un golazo de chilena. (0:37)

BARCELONA — Jasper Cillessen podría convertirse en una fuente de ingresos inesperada para el Barcelona al acabar esta temporada, atendiendo al interés que despierta su fichaje en varios clubes punteros de Europa, alertados por su excelente rendimiento en los escasos partidos que le deja la titularidad Ter Stegen. Una fuente cercana al club azulgrana confirmó a ESPN que en el Camp Nou se está alerta ante esta posibilidad, que va ganando enteros.

El portero holandés, de 28 años, fichó por el Barça en el verano de 2016, procedente del Ajax y por 13 millones de euros, manteniendo contrato con el club azulgrana hasta junio de 2021 con una cláusula de rescisión de 74 millones de dólares que podría ser negociada si él, en primera persona, expresase su deseo de cambiar de aires.

De momento Cillessen no ha mostrado públicamente ningún deseo de abandonar el Barça, pero esta situación podría cambiar en los próximos meses, tanto por el deseo del nuevo seleccionador holandés Ronald Koeman de que el meta titular de la Oranje se mantenga en acción semanalmente como por el interés que se rumorea empieza a despertar fuera del Camp Nou.

Considerándose imposible el fichaje de Ter Stegen, fijo en la titularidad azulgrana, en Alemania ha comenzado a circular el nombre del holandés como posible objetivo del Bayern, que sigue atento a la recuperación de Neuer sin descuidar su posible sustitución en caso de mantenerse de baja.

También en Inglaterra Cillessen ha ganado mercado. Las especulaciones que se repiten respecto al futuro de Courtois fuera del Chelsea o a De Gea del Manchester United han provocado que Cillessen aparezca en el plano de los dos clubs, que estarían dispuestos a negociar con el Barcelona un traspaso en buenas condiciones.

El portero holandés, de momento, no muestra ningún interés en acelerar los plazos y está tranquilo. Sabe que la final de la Copa del Rey, por ahora, es su única opción de jugar esta temporada y se conforma, de alguna manera, con ello. Pero en el vestuario azulgrana empieza a tomar cuerpo la posibilidad de perderle al acabar la temporada si se confirma cualquier oferta de primer nivel.

Sería una evidente inyección económica para el Barça, que ingresaría no menos de 43 millones de dólares, aunque perdiera a un suplente de excelentes garantías.