<
>

Celta: Visita de alto riesgo para el Barça

play
Barcelona, con poco brillo, da un paso al título (1:22)

Con goles de Suárez y Umtiti, los azulgrana mantienen su condición de invictos, aunque el Valencia les complicó al final. (1:22)

BARCELONA -- Con un ojo puesto en la final de Copa del sábado frente al Sevilla, el Barcelona visitará este martes a un Celta que provoca notoria incomodidad en el vestuario azulgrana. Sus dos últimas visitas ligueras a Balaídos se saldaron con sendas derrotas y encajando un total de 8 goles, lo que presenta el partido con evidente cautela.

Instalado en la historia de la Liga española tras encadenar 39 partidos sin conocer la derrota y con el reto de acabar la competición invicto, el Barça se sacude el papel de campeón de facto que todo el mundo le concede y Valverde, partido a partido, consiente en aceptar la prisa que tiene en hacer realidad el campeonato, razón que explica la poca rotación que ha concedido a sus indiscutibles.

Esta vez, sin embargo, se aventuraría un posible cambio de planes teniendo en cuenta que se jugará un título de Copa a cara o cruz al cabo de cuatro días por lo que alrededor del Camp Nou se estima posible alguna variación, sin exagerar, entendiendo el peligro que entraña la visita a Vigo.

Derrotado el sábado por el Leganés, el Celta mantiene una mínima esperanza en alcanzar una plaza de Europa League, lo que le obliga a tomarse sus próximos partidos con la máxima intensidad, algo que su propio entrenador, Juan Carlos Unzué, proclamó de forma indiscutible.

Su conocimiento de este Barça (trabajó junto a Luis Enrique en el Camp Nou) es otra circunstancia que se tiene en cuenta entre la plantilla azulgrana, donde cerrar la temporada liguera sin conceder ninguna derrota se ha instalado, aún en silencio, como objetivo prioritario.