<
>

¿Para qué los trajeron a México?

play
Veracruz tuvo mala conformación de plantel (1:43)

El equipo jarocho está pagando las consecuencias en la tabla porcentual. (1:43)

Jaguares y Veracruz no escatimaron en cuanto a refuerzos se refiere para este Clausura 2017. Tampoco pensaron mucho en el número de no nacidos en México. Si la regla está abierta, simplemente la aprovecharon para formar sus plantillas, sin pensar mucho en las complicaciones que implicaría armar un plantel de 18 elementos para cada encuentro.

Veracruz tiene un total de 20 no nacidos en México, de los cuales, 10 no han jugado un solo minuto en Liga MX; Jaguares, en un caso similar, tiene a 19 nacidos fuera del país, y seis registran cero cotejos de Liga, después de media campaña disputada. La pregunta sigue en el aire: ¿Para qué llegaron al club?

"Es un tema complejo. Si nos vamos al fondo del asunto, no estoy de acuerdo con que haya tanto jugador extranjero, es algo totalmente fuera de sitio la decisión, pero abrieron esa puerta y todos los equipos la están aprovechando. Para un club como Jaguares que no tiene plantilla de mexicanos, se vuelve más fácil un mercado, un espectro grandísimo para traer jugadores y te da eso, que has traído muchos extranjeros. Seguramente no todos van a tener actividad, pero este equipo intentó protegerse", explicó Sergio Bueno hace unas semanas, cuando Chiapas quedó completamente conformado una vez que cerró la ventana de registros el 31 de enero.

Con Tiburones, incluso, 11 de sus jugadores de la primera plantilla, cinco de ellos no nacidos en México, ya entrenan apartados del grupo que habitualmente se prepara para la Liga. El club se apresuró a explicar que no están separados del equipo, pero lo cierto es que no entrenan ni con los que aspiran a pelear por la permanencia en Liga y tampoco con la Sub-20. En el Clausura 2017, la suma de minutos de los 11 futbolistas es igual a cero. Es el saldo de un plantel tan amplio que se nutre de unos cuantos nada más.

Carlos Ibarguen, Agustín Vuletich, José Leudo, Cristian Erbes y Luis Díaz son los no nacidos en México que no tienen un solo cotejo disputado de Liga con el Veracruz. Los cinco, junto a otros seis aztecas, entrenan por aparte del equipo habitual, a la espera de que en algún momento sean considerados por el cuerpo técnico siquiera para tener un minuto de acción.

Con Jaguares, se dan el lujo de tener a dos porteros no nacidos en México y que han utilizado en la Sub-20. Se trata de Federico Crivelli y Leandro Burián, quien igualmente fue ocupado en Copa. En Liga, simplemente ha sido imposible ante la titularidad indiscutible de Moisés Muñoz. A ellos se les suman Diego Ferreira, Franco Flores, Guillermo Rodríguez y Wilder Guisao, que tampoco han sido utilizados el torneo liguero. Unos tienen minutos en Copa y otros tantos ni eso.

Los planteles amplios de Jaguares y Tiburones tiene repercusiones en la actividad de los jugadores, que en muchos casos, llegaron a México pero no a jugar precisamente en Liga.