<
>

Pumas: Cátedra de una reconstrucción... Y un 'Cubo' que sobra

play
Pumas es líder del torneo; Gallos respira con un triunfo (1:31)

Los universitarios despliegan buen futbol y ganan por 2-1 a Monarcas; Querétaro consigue victoria de oro por 2-0 ante Xolos. (1:31)

COLUMNA ‘EL PULSO’


CIUDAD DE MÉXICO -- Pumas pasó del Apocalipsis al carnaval gozoso. Hoy el Club Universidad saluda a la Liga MX desde un lugar de privilegio, instalado en la cima de la clasificación.

Pese a que apenas son seis jornadas, para nada es casualidad el andar auriazul, pues la cosecha de puntos ha estado acompañada de un futbol práctico, una idea colectiva y un gran trabajo del técnico David Patiño.

Tras un 2017 de pesadilla, los felinos se ‘reconstruyeron’ sin recurrir a remedios milagrosos. Sencillamente volvieron a las bases: apostar por un entrenador de casa, tener como base a futbolistas de la cantera, y una adecuada elección de los refuerzos extranjeros.

Parece pronto para lanzar aseveraciones temerarias, pero algunos ‘expertos’ consideran que este equipo juega mejor que el del Bicampeonato en 2004, o el de Memo Vázquez, también monarca en 2011.

Lo cierto es que Pumas recuperó su esencia, la mística, raza y espíritu; conceptos gastados en muchas ocasiones, pero que hoy son el sello de una agrupación que da pasos firmes rumbo a la Liguilla.

El propio Patiño lo tiene claro y lo deja en evidencia de forma permanente: es apenas el arranque y no se ha ganado nada. Sin embargo, no era tarea menor recuperar la confianza de un grupo golpeado, e inculcar el deseo de revancha a varios futbolistas que estaban ante su última llamada.

Del ‘11’ titular que habitualmente está empleando el técnico, siete son futbolistas ‘hechos en CU’, y aunque ciertamente ninguno de ellos es un jovencito (están arriba de los 25 años), Pumas apostó por recuperar la identidad. Falta una parte importante que es revivir a la cantera, pero esa tarea lleva más tiempo.

En cuanto a los extranjeros, Nico Castillo y su nuevo socio, Matías Alustiza, quien marcó un gol frente a Monarcas, acaparan los reflectores, pero el chileno Marcelo Díaz merece una mención honorífica por un desempeño prácticamente perfecto.

El ‘Chelo’ es la válvula de salida del equipo, el constructor y la bujía. El torneo pasado llegó avanzada la competencia y parecía que aunque se trataba de un futbolista con cartel internacional, no se necesitaba a un mediocampista de contención.

Hoy es esencial en el buen paso de los universitarios. Así como Alejandro Arribas, el defensa español que llegó para darle liderazgo y solidez a la zaga, al tiempo de potencializar a Luis Quintana, su compañero en la central, quien necesitaba a un guía y referente.

Este Pumas superlíder tiene un solo “pero” y se llama Érick Torres. El último fichaje felino no parece embonar en la reconstrucción del equipo, pues no se trata de un delantero que marcará diferencia y su formación es rojiblanca.

Apenas ha tenido minutos, pero a sus 25 años sus méritos son escasos y pese a ello ya le alcanzaron para defender las playeras de tres de los cuatro ‘grandes’: Chivas, Cruz Azul y ahora Pumas.

De acuerdo con el periodista David Medrano, el ‘Cubo’ cobra en el conjunto del Pedregal un sueldo cercano a los 800 mil dólares anuales, cifra que parece excesiva cuando hablamos de un futbolista que está lejos de la consolidación y que en Guadalajara y La Máquina no pasó nada con él.

David Patiño explicó en su momento que en fuerzas básicas no tiene a un delantero que pueda ser recambio de Castillo o Alustiza y por ello ficharon a Torres…

Aquí es oportuna la siguiente pregunta: ¿No era preferible apostar por un joven aunque no esté listo para irlo fogueando, a contratar al ‘Cubo’, que no ofrece garantías?

Así las cosas, prometedor y agradable andar universitario, en una verdadera ‘cátedra’ de cómo se reconstruye un equipo... Aunque hay un ‘Cubo’ que sobra…

CUADRO DE HONOR

Santos Regreso

Con una labor callada de Robert Dante Siboldi, pero en la que se entiende un gran trabajo detrás y haber aprendido de errores del pasado, Santos está de nuevo como uno de los equipos que animan la Liga MX. El conjunto de La Comarca apostó por darle continuidad a Siboldi, quien cerró la campaña anterior, y hasta el momento la decisión ha sido certera, pues los guerreros se muestran sólidos y con un potencial ofensivo importante, encabezados por Djaniny Tavares, quien retomó su nivel y es líder de goleo con siete anotaciones. Además de que volvieron a hacerse fuertes en casa, como visitantes mantienen su propuesta de ir a buscar la iniciativa y prueba de ello es la victoria ante Chivas del fin de semana, más allá de que son de sobra conocidos los problemas del Rebaño Sagrado. Santos está de regreso y aunque la temporada es muy joven, apunta a la Liguilla.

REPROBADO

Chivas Extraviado

Es el peor momento desde que Matías Almeyda está al frente del equipo, y así lo reconoció el entrenador. Guadalajara perdió el rumbo y ni la sacudida a la alineación frente a Santos que incluyó mandar a la banca a Carlos Salcido y Orbelín Pineda para apostar por Oswaldo Alanís e Isaac Brizuela, funcionó. Chivas perdió la brújula, defensivamente es muy endeble y ya quedó claro que Alanís no será la solución como muchos decían. Por otro lado, le falta pegada, pues aunque genera llegadas, Alan Pulido lleva un buen rato que no es el mismo delantero letal del torneo en que se coronaron. La baja de juego de jugadores como Orbelín, Michael Pérez y el propio Pulido, aunado a que los refuerzos son solo promesas (Ronaldo Cisneros y Gael Sandoval), son factores que tienen a Chivas en crisis. Al ‘Pelado’ y su Rebaño no le queda más que continuar esa búsqueda para retomar las bases y recuperar al equipo y así no sumar una segunda campaña de pesadilla.