<
>

Diez puntos en los que debe trabajar Lobos BUAP para consolidarse en Liga Bancomer

play
Lobos sigue siendo de Primera (0:59)

Luego de pagar 120 millones de pesos y que los aceptara la Federación Mexicana de Futbol, el equipo de la BUAP mantendrá la categoría. (0:59)

MÉXICO -- Lobos BUAP pagó los 120 millones de pesos para mantenerse en la Primera División y podrá disputar el título del futbol mexicano junto a los otros 17 clubes por los próximos dos años en los que no habrá descenso.

Ante esta situación, en ESPN Digital te presentamos los 10 puntos que debe trabajar para consolidarse en la Liga Bancomer a futuro.

Técnico experimentado

El patronato universitario apostó a la juventud y le dio la confianza a Rafael Puente del Río, quien les dio el ascenso. Posteriormente se quedaron con el interino Daniel Alcántar, quien tampoco contaba con experiencia en la Liga Bancomer. Con estos antecedentes el club tendrá que apostar por un director técnico que sepa cómo dirigir bajo presión y sepa lo que es salvar a equipos que pelean por mantenerse en primera.

Unificar el vestidor

Uno de los problemas que vivió en su primer año en el máximo circuito fue la división interna. Al final del Clausura 2018 algunos elementos acusaron a los peruanos de regresar a su país antes de que finalizara el torneo. Ahora, todos tendrán que estar unidos y hacer que Lobos escale posiciones en la tabla porcentual.

Jugadores comprometidos

Otra de las claves para formar un grupo de trabajo sólido es tener a futbolistas comprometidos con la causa del equipo y el proyecto a corto y mediano plazo; que demuestren en la cancha el amor por los colores y antepongan el objetivo grupal a los personales.

Identidad con la afición

Uno de los problemas que padeció el equipo fue el poco apoyo que recibió de parte de sus seguidores. A pesar de que el club ascendió a la Liga Bancomer, las gradas no vivieron llenos importantes. La gente únicamente estuvo en las gradas en las últimas fechas y cuando se decidía la permanencia del equipo.

Extranjeros comprobados

Traer a un jugador foráneo supone un riesgo en términos de adaptación al futbol mexicano y a la ciudad, en cambio si llegan extranjeros que hayan demostrado su calidad y compromiso en otro club de la liga, el éxito está más seguro.

Tolerancia en el proyecto

La directiva deberá dar el respaldo total a su estratega. Sin descenso durante los próximos dos años, la cúpula deberá apoyar a su timonel y no repetir la novela que se vivió con Rafael Puente del Río, quien teniendo la posibilidad de mantener al equipo en Primera División decidieron cesarlo y quedarse con su auxiliar técnico Daniel ‘Borita’ Alcántar.

Oportunidad a canteranos

A partir del Apertura 2018, la regla 20/11 obligará al equipo a voltear a sus fuerzas básicas, debutar a jugadores identificados con la institución y consolidar su proceso en Primera División arropados por otros futbolistas con experiencia y mayor recorrido.

Líderes en la cancha

Cuando los partidos se complican, ya sea por enfrentar a un rival con más calidad, quedarse con un jugador menos en la cancha o verse perjudicado por una decisión arbitral, es importante que aparezcan los futbolistas de peso en el vestidor, que ayuden a ordenar a sus compañeros y superar las adversidades en conjunto.

Conseguir patrocinadores sólidos

Los directivos tendrán que trabajar para obtener patrocinadores que les den solvencia económica y les permita llevar dinero a sus arcas con el cual puedan obtener futbolistas para los próximos torneos.

Derechos televisivos

Con la seguridad de tener futbol en la máxima competencia durante los próximos dos años, podrían acercarse a su televisora y negociar un mayor ingreso por transmitir sus juegos como locales.