<
>

Arena, con buen inicio en el campo de entrenamiento del USMNT

Bruce Arena, centro, habla con integrantes del equipo nacional de EE.UU., en el campo del complejo del StubHub Center, en Carson, durante la práctica del miércoles. AP Photo/Jae C. Hong

El segundo periodo de Bruce Arena como entrenador de la selección nacional de Estados Unidos tuvo un arranque sin problemas el miércoles, con el exentrenador del LA Galaxy abriendo un campo de entrenamiento de invierno un mes de duración con una vigoroso práctica en la mañana en el StubHub Center, en Carson, California.

"Estoy satisfecho con el entusiasmo de los jugadores. Superamos la primera sesión sin lesiones", bromeó Arena, quien dirigió al equipo de Estados Unidos de 1998 a 2006. "Es bueno ver de cerca y en persona a algunos de estos jugadores. Siempre lo consigues cuando estás en el campo y obtienes una oportunidad de trabajar con ellos de cerca”.

Incluso el clima contribuyó, con la lluvia del martes para enfriar y un cielo mayormente nublado.

"Hubo un buen esfuerzo, buena concentración", dijo Arena de la primera práctica.

"Antes del entrenamiento les dije: ‘no creo que alguien está ganando una posición inicial en la sesión de entrenamiento de hoy. Tengo la mente abierta sobre cómo vamos a observar a este grupo".

El campamento, que contará con nueve veteranos de Copa Mundial, comenzó con 28 jugadores después de que el portero del DC United Bill Hamid quedó fuera el martes debido a una lesión en la rodilla. Se esperaba que Brad Evans, defensa de Seattle, llegara al sur de California más tarde este miércoles, y se contempla que el delantero Jozy Altidore, de Toronto, y el centrocampista Dax McCarty, de Nueva York Red Bulls, se reporten el fin de esta semana.

Tres veteranos más del Mundial -Clint Dempsey, de Seattle, Matt Besler, de Kansas City, y Tim Howard, de Colorado- todos quedaron fuera de la convocatoria por lesiones.

Arena sustituyó a Jurgen Klinsmann como entrenador de la selección nacional el mes pasado, después de que Klinsmann fue despedido tras las derrotas ante México y Costa Rica en las eliminatorias de la Copa Mundial. Y aunque de Arena, que pasó las últimas ocho temporadas y media con el Galaxy, ha hecho poca mención de Klinsmann desde que asumió el cargo, se ha movido rápidamente para diferenciarse de su predecesor.

Mientras que las sesiones de entrenamiento de Klinsmann eran cerradas, por ejemplo, la primera sesión de Arena del miércoles fue abierta a los medios de comunicación. Arena también abandonó el elaborado y poco popular régimen de ejercicios y dieta de Klinsmann; convocó a un puñado de jugadores que fueron ignorados o habían caído en descrédito con el entrenador; luego mantuvo una charla con los fans en Facebook y escribió una carta abierta pidiendo su apoyo.

"De inmediato el estado de ánimo y el espíritu y la mentalidad estuvieron muy bien", dijo el capitán Michael Bradley, quien jugó con Klinsmann los últimos cinco años.

"Es emocionante ponerse en marcha de nuevo. En cualquier momento que se vuelve de un periodo de tiempo libre, cada vez que hay un nuevo entrenador da nueva energía, nueva vida. Puedo verlo en los ojos de todos. Estamos emocionados por las próximas semanas".

Arena tomó el cargo de una selección de Estados Unidos que es la última en el torneo Hexagonal de clasificación para el Mundial después de dos de sus 10 partidos, haciendo de los partidos de marzo, contra Honduras y Panamá, cruciales si el equipo espera jugar en Rusia en 2018.

"Es un momento importante para este equipo", dijo Arena, el entrenador más exitoso en la historia del fútbol estadounidense y el único estadounidense en entrenar en dos Copas del Mundo. "Nuestro objetivo es bastante claro: Necesitamos calificar para Rusia en 2018."

El campamento de enero terminará con amistosos ante Serbia y Jamaica.