<
>

Canelo Álvarez, la viva imagen del sueño americano

play
Oscar De La Hoya no descarta que Canelo pelee en México (2:21)

Aunque reconoció que las grandes peleas se celebran en EEUU, el promotor podría llevar a Saúl Álvarez a pelear en el Estadio Azteca. (2:21)

LAS VEGAS - Hasta la fecha nadie tiene una explicación para descifrar el fenómeno de Canelo Álvarez en el boxeo, pero saben que es un muchacho que llegó con estrella a este deporte y que justo ahora es la viva imagen del sueño americano.

Considerado hoy por hoy como el estandarte del boxeo mexicano con todo y una buena cantidad de críticos, Canelo a sus 27 años ha logrado trascender la barrera del idioma y del deporte mismo para convertirse en la imagen actual del pugilismo internacional.

De la mano de Golden Boy Promotions, Canelo se estableció como estrella en estados como Texas, California y Nevada. Pasa la mitad del año entrenando en San Diego, California, y es usual verle en la televisión compartiendo créditos con Sylvester Stallone (Rocky Balboa) en una campaña multipublicitada por parte de la marca de cerveza Tecate que pretendía proyectarlo para llegar al mercado anglosajón.

Puede que a muchos les agrade o no, pero la estrella del boxeo es Canelo y por ello es la figura principal en un mundo donde tradicionalmente se le daba ese puesto al campeón mundial. Canelo no es campeón, pero es la estrella y eso en el deporte del boxeo, en el negocio del boxeo, es lo que cuenta.

"Los hispanos y los no hispanos que son fanáticos del boxeo le admiran, ha logrado nocauts sensacionales en sus peleas recientes y eso les gusta a todos, es como conectar un jonrón", expresó el experimentado publicista Bill Caplan. "Los fanáticos ven sus peleas incluso si no ven cada fin de semana el boxeo, Canelo ha logrado ir más allá del público hispano", añadió.

En ciudades como San Antonio y Arlington, en Texas, Canelo ha convocado a casi 100 mil aficionados en apenas dos presentaciones. Contra Austin Trout metió en 2013 a poco más de 40 mil aficionados y apenas en 2016 metió a 51 mil personas en el estadio de los Dallas Cowboys. En Las Vegas tiene la marca de asistencia en la nueva T-Mobile Arena y su nombre se lee en los registros de las peleas que más dinero han generado de manera reciente.

Hace tiempo que Saúl se convirtió en el peleador más popular de México, donde hay gente que lo ve porque quiere verlo perder y hay gente que lo ve porque quiere verlo ganar, pero lo más importante para él y el negocio, lo que eso representa es que lo ven.

Las más grandes audiencias en México han llegado de la mano de Canelo Álvarez donde al menos 20 millones en cada una de sus últimas cinco peleas se han reunido frente al televisor para verlo.

Y en Estados Unidos, por mucho que su inglés no sea fluido, ha comenzado a alcanzar otros mercados y por ello Golden Boy no duda de que ha llegado el momento de llevarlo a lugares como Nueva York para demostrar que no es sólo la figura del Oeste de la nación.

"Uno valora mucho cuando trata de hablar en inglés, y lo habla, pero no lo hace siempre porque de igual forma cuando sube al ring quiere hacerlo de manera perfecta, pero sabemos que nos entiende bien en inglés y poco a poco se ha soltado un poco, eso uno lo agradece", comentó Lance Pugmire, especialista en boxeo de Los Angeles Times sobre lo que ello representa.

Sin embargo, hay algo que aún le falta a Canelo Álvarez y este 16 de septiembre, la fecha más importante en el calendario boxístico y en el deporte mexicano, puede completarlo. Una victoria contundente sobre Gennady Golovkin le permitirá cubrir completamente el mercado anglosajón y también encargarse de aquellos que aún no creen en su calidad como deportista.

"No lo sé, a veces sucede que algunos han sido injustos con Canelo. Es un joven que a los 27 años ha enfrentado a muchos campeones del mundo, que no le importó enfrentarse a Floyd Mayweather, ha tomado un reto importante enfrentándose a Gennady Golovkin y si después de eso le siguen criticando entonces ahí estarán siempre", opinó Michael Rosenthal, editor de RingTV.

Con mucho en juego, Canelo Álvarez irá este fin de semana de las Fiestas Patrias de México con un objetivo en mente: confirmarse como la nueva estrella del boxeo, ser el rostro del deporte mexicano y por qué no, dar un paso definitivo en el mercado estadounidense ante uno de los hombres más peligrosos del momento como Gennady Golovkin.