<
>

Momento memorable entre Roman Reigns y Braun Strowman en Raw

play
Strowman lanza una silla y noquea a Reigns (0:24)

Brawn Strowman se vale de una silla para neutralizar a un violento Roman Reigns (0:24)

Con apenas un programa más de Monday Night Raw antes del evento SummerSlam, la escena está preparada para el grueso de las contribuciones de Raw al segundo evento de pague por ver más grande del año. El Campeonato Universal ha sido justamente puesto en medio del escenario, con los cuatro competidores con sus altas y sus bajas, y fuerzas externas inesperdadas han levantado las expectativas del choque y le han añadido un toque extra de urgencia a los procedimientos.

Por otro lado, el campeonato de mujeres de Raw ha sido tirado al caos. Con la salida de Bayley de SummerSlam por una lesión en el hombro derecho, se unieron dos luchas de triple amenaza y llevaron a un enfrentamiento demasiado predecible entre Sasha Banks y Nia Jax la semana que viene para decidir la nueva contendiente No. 1.

Ni los títulos en pareja de Raw ni el campeonato Intercontinental tienen contendientes oficiales, aunque cada cetro tiene sus siguientes pretendientes para disputarlos en Brooklyn. Aunque el fantasma de las lesiones y las consecuencias del ángulo de paternidad de Kurt Angle/Jason Jordan han causado un caos que debe ser limpiado, ese tipo de incertidumbre parece innecesaria para Raw cuando el programa ha tenido seis semanas que rellenar entre su último evento de pague por ver (9 de julio) y SummerSlam (20 de agosto).

Todavía hay varios asuntos pendientes a 12 días del evento, pero con el modelo del SummerSlam del año pasado como un ejemplo de cómo no echar a perder un gran espectáculo, es difícil no sentirse nervioso cuando miramos la forma en que se han manejado varios elementos grandes en estos últimos días.

Por ahora, echemos un vistazo al Raw de esta semana.

LO BUENO

Braun Strowman y Roman Reigns se han vuelto muy buenos golpeandose uno al otro

Han celebrado luchas de ambulancia, luchas donde el ganador es el último hombre en pie, luchas de varios estilos, luchas en parejas y una docena de situaciones adicionales en las que Braun Strowman y Roman Reigns han dado el máximo para vencerse uno al otro. Al llegar cada nuevo choque, los fanáticos se preguntan que más queda por hacer, con momentos como cuando Strowman empujó a Reigns desde lo alto de un embarcadero mientras estaba amarrado a una camilla, y luego lo metió a una ambulancia y la viró, o como cuando Reigns llevó a una ambulancia a chocar con un remolque con Strowman atrapado dentro de ellos.

Pero en cada ocasión, Reigns y Strowman han podido pensar en nuevas y emocionantes formas de pulverizarse uno al otro para el deleite del os fanáticos. En esa ocasión, vimos una silla voladora, una lanza del largo de una rampa, y una intromisión de Samoa Joe, al mejor estilo de Sting, en los momentos finales de la lucha que inclinó la balanza a favor de Strowman.

Entre la lucha de triple amenaza de la semana pasada y este choque, Raw nos ha regalado algunas cosas buenas antes de SummerSlam, pero al mantener a Brock Lesnar secuestrado de los procedimientos, ellos han mantenido en sus bolsillos a un elemento clave que debe atraer a los fanáticos cuando llegue el momento.

Brock Lesnar consigue hacer las cosas a la Brock Lesnar

Hablando de Lesnar, la bestia y su portavoz consiguieron la oportunidad dorada de hacer lo que saben hacer mejor. Luego que Kurt Angle cancelara la aparición de Jason Jordan en el segmento de MizTV e insertara a Lesnar en el segmento de apertura del programa, quedó bastante claro que no veríamos nada de revelaciones profundas o sentimentales. Cuando The Miz predijo la salida de Lesnar de la WWE, utilizando la frase "llevándose la pelota y yéndose a casa" parecida a algunas de las partidas más acrimoniosas de la WWE en los últimos años, y luego decirle, "buen adiós a la mala basura", cualquier duda de un final infeliz para él y el grupo de The Miz quedaron disipadas.

Es posible que hayamos aprendido un poco más de lo que esperábamos de las proclividades personales de Heyman, ya que el portavoz de Lesnar le preguntó a la pareja de The Miz y Maryse sobre su disposición hacia el juego de roles. Heyman, quien profesó su disfrute personal por el juego de roles, le asignó roles a Miz (Reigns), Bo Dallas (Joe) y Curtis Axel (Strowman) antes que Lesnar acabara con todos ellos, propinándoles llaves de suplex a todos encima del ring y finalizándolos con su llave final, la F5, a todos. Es posible que veamos un cara a cara la semana que viene en Raw, pero en este caso, haría mator sentido aguantar ese momento para el 20 de agosto.

Quedan en el aire Seth Rollins y Dean Ambrose

La edición del lunes de Raw tuvo como segmento destacado un par de luchas largas y al parecer entretenidas en las que los espectadores en Toronto no formaron parte de ellas. La revancha entre Seth Rollins y Sheamus fue un choque bien pensado que tuvo la cantidad suficiente de interferencias de Cesaro sin que eso le quitara al esfuerzo hecho en el ring. El irse un dos contra uno era simplemente demasiado para Rollins, y a la derrota le siguió una paliza en la que Dean Ambrose se mantuvo fiel a su palabra y se mantuvo alejado.

Más tarde en la noche, Cesaro y Ambrose tuvieron un tremendo choque técnico entre ellos. Ambrose logró el conteo y cayó víctima de las mismas tácticas que Rollins, solo para ver como su ex compañero en el grupo The Shield saliera corriendo y le ayudara a pesar de haber sido dejado con las manos en blanco temprano esa misma noche. En un momento emocional, Ambrose extendió simbólicamente su puño en un ofrecimiento de perdón final mientras la concurrencia explotaba de emoción. Pero incluso como un momento potencial para una reunión, Rollins eligió dejar plantado a Ambrose de la misma forma que lo había hecho la semana pasada.

Ciertamente fue un riesgo tomar este momento y colocarlo a un lado para seguir la narrativa de esta forma, pero la atención al detalle y la emoción detrás de cada decisión en la situación Rollins-Ambrose le ha ganado al equipo creativo el beneficio de la duda por el momento. Si hacen las cosas bien, la reunión actual la semana que viene en Boston, o en Brooklyn en SummerSlam será recordada por mucho tiempo; si no logra el impacto esperado, podríamos ver esta noche en Toronto como una oportunidad desperdiciada.

Finn Balor jugando los juegos de Bray Wyatt

La promo de Finn Balor tocó algunos puntos buenos, pero todo se trató sobre el momento en el que aparentemente Balor logró superar de nuevo a Bray Wyatt, solo para ser dejado en la oscuridad a su suerte mientras Wyatt seguía riéndose a carcajadas.

Titus Worldwide invierte en su futuro

Las recuperaciones milagrosas de los atletas es un tema que la WWE no suele tocar mucho, pero el hecho que Titus O'Neil haya entrado a una cámara hiperbárica para curar a Akira Tozawa para su combate por el título crucero fue un buen toque. En vez de depender demasiado en la misma lesión por mucho tiempo, Tozawa vs. Neville puede centrarse en la lucha en sí, en vez de un ángulo externo.

LO MALO

La asombrosa reducción de la división de mujeres de Raw

Las lesiones y los ángulos de lesiones en ocasiones dejan caos a su paso, pero también crean oportunidades que se pueden aprovechar. El par de luchas de triple amenaza constituían una buena dirección a seguir, pero los resultados de esas luchas dejaron atrás un sabor amargo muy familiar que llevaron a un resultado demasiado familiar.

El primer combate, entre Emma, Alicia Fox y Sasha Banks, fue algo impresionante. Emma logró una suplex contra Banks hacia la faldeta del ring en un movimiento asombroso y Fox logró montar su famoso suplex de piernas hacia el norte con gran efecto, pero al final del día, Banks volvió a salir con la victoria que nos llevó al más predecible de los resultados.

El segundo combate fue igual de predecible por derecho propio ya que Nia Jax despachó a Mickie James y Dana Brooke en poco tiempo. Si este combate era el resultado esperado, las dos contendientes más probables debieron haber peleado esta semana, resuelto su problema y utilizar la semana que viene para construir un poco más el feudo. El carrusel de cuatro entre Banks, Jax, Bayley y Alexa Bliss ya se ha puesto viejo. La triple amenaza era una gran oportunidad para colocar a Emma, James, Fox o Brooke en los reflectors de un encuentro para la primera contendiente ante Banks, en vez de hacer otra lucha desigual Jax-Banks en donde Banks simplemente se sobrepone a la adversidad. Pero aquí estamos.

Cass, Big Show y Enzo agarran la jaula (de tiburones)

¿Hay una manera más apropiada de terminar una rivalidad que ha hecho muy poco para ninguno de los tres hombres implicados, a pesar de la colocación como evento principal y de algunas granes promos (pero demasiado rápidamente olvidados)? Con algunas de las luchas y rivalidades que seguramente quedarán fuera de la cartelera de SummerSlam, la próxima lucha en jaula de tiburones parece convertirse en uno de esos conflictos recordados infamemente en algún futuro especial de la cadena de la WWE.