<
>

Texans capitalizan los errores de Cardinals

HOUSTON -- Brock Osweiler tiró para 146 yardas y un touchdown y los Houston Texans interceptaron dos de los pases de Carson Palmer durante una victoria por 34-24 sobre los Arizona Cardinals este domingo.

Osweiler condujo a los Texans a anotaciones en tres de sus cuatro series. Conectó con el recluta de primera ronda Will Fuller en pase de anotación de 26 yardas que extendió la ventaja de Houston a 24-10 antes de irse a la banca con unos tres minutos por jugar en la primera mitad.

Fue la segunda salida exitosa de Osweiler luego de que él y la ofensiva titular de Houston sufrieran en su primer encuentro de pretemporada. Las expectativas son altas para Osweiler luego de que los Texans firmaran al ex suplente de Peyton Manning a un contrato de 72 millones de dólares esta temporada baja.

Aunque Osweiler lució sólido, fue la defensiva titular de Houston la que brilló. Andre Hal interceptó segundo el envío de Palmer del día para preparar la primera anotación de Houston, una anotación de 1 yarda del nuevo corredor Lamar Miller.

La segunda serie de Palmer fue su única limpia, y culminó con touchdown por tierra de 3 yardas de David Johnson.

En la siguiente posesión de Arizona, el apoyador John Simon desvió un pase de Palmer, lo interceptó y devolvió a 59 yardas para touchdown. Fue la segunda salida consecutiva en que Palmer sufrió intercepción devuelta para touchdown después de que lo hiciera Brandon Flowers la semana pasada durante una derrota de 9-3 ante los San Diego Chargers.

Palmer intentó derribar a Simon después de la intercepción y fue tacleado por el liniero defensivo de 305 libras Devon Still, un golpe que le sacó el caso al quarterback. El entrenador en jefe Bruce Arians había visto lo suficiente después de ese golpe, y Palmer fue reemplazado por Drew Stanton.

Fuller finalizó con 67 yardas recibiendo y el también novato Braxton Miller, ex mariscal de campo estelar de Ohio State, añadió tres recepciones para 29 yardas. Los Texans eligieron a Fuller en la primera ronda este año para quitarle presión al receptor de Pro Bowl, DeAndre Hopkins, quien fue tercero en la NFL con 1,521 yardas recibiendo la temporada pasada pese a enfrentar constantes doble coberturas.

Registró dos recepciones para 31 yardas este domingo.