<
>

Giants pegan la sorpresa de la jornada de visita ante Broncos

DENVER -- Eli Manning ignoró la baja de cuatro receptores abiertos, y los New York Giants culminaron una semana de lesiones y rencillas internas al sorprender a los Denver Broncos por 23-10 el domingo por la noche.

Los Giants (1-5) dieron una de las mayores sorpresas de la campaña al dominar a Denver en todas las fases desde el inicio hasta el fin. Los Broncos (3-2) desperdiciaron una oportunidad dorada de cerrar distancia con respecto a los Kansas City Cheifs en la AFC Oeste luego de que los Pittsburgh Steelers vencieran al último equipo invicto de la liga este mismo domingo.

Los equipos visitantes se fueron 8-5 en la Semana 6 y tienen registro de 46-44 en general en lo que va de la irregular campaña.

Jason Pierre-Paul sumó un trío de capturas para los Giants, quienes llegaron a Denver recuperándose de una tumultuosa semana en que tres receptores abiertos aterrizaron en la lista de reservas lesionados, cinco titulares quedaron marginados por lesiones, y el esquinero Dominique Rodgers-Cromartie fue suspendido por insubordinación.

Fue una paliza, como se esperaba, simplemente no la que todos esperaban.

"Nadie nos da una oportunidad de ganar este partido", dijo el head coach Ben McAdoo mientras se preparaba para llevar a su equipo a Denver, donde los Broncos estaban sanos, saliendo de la jornada libre, y liderando a la liga en defensiva.

Aun así, los Giants tuvieron una detención de línea de gol además de sus cuatro capturas y dos intercepciones, el doble de su total de campaña. Y fueron los Broncos los que vivieron una noche de pesadilla repleta de errores, castigos y frustraciones.

El quarterback Trevor Siemian fue sacado del partido brevemente, y perdió al tackle derecho Menelik Watson (pantorrilla) junto a los receptores abiertos Emmanuel Sanders y el novato Isaiah McKenzie por lesiones de tobillo.

Antes de ser notoriamente abucheados mientras se dirigían al vestidor abajo 17-3 al medio tiempo, los Broncos se siguieron gritando en la reunión previa a la jugada, no podían convertir en terceras oportunidades, y cedieron más jugadas grandes que en toda la temporada.

La mayor llegó cuando Siemian, quien antes tiró a la triple y hasta cuádruple cobertura mientras ignoraba receptores descubiertos, tiró una intercepción a Janoris Jenkins que devolvió para touchdown. Su devolución de 43 yardas hasta la zona final con 48 segundos por jugar antes del intermedio dio a New York un colchón de dos touchdowns y dejó a Siemian adolorido.

Siemian se clavó a las piernas de Jenkins mientras lo rebasaba cerca de la línea de gol, y Siemian golpeó su hombro izquierdo contra el suelo. Se trata del mismo hombro que le molestó casi todo el año pasado y requirió cirugía en enero. Fue reemplazado por Brock Osweiler pero regresó para iniciar la segunda mitad.

Esta noche, fueron los Broncos quienes estaban en problemas, cayendo en desventaja de 20-3 antes de que Siemian encontrara a Jeff Heuerman desde 13 yardas con cuatro minutos por jugar.

Aldrick Rosas conectó gol de campo de 40 yardas en el minuto final, y luego realizó el derribo de Brendan Langley después de un regreso de patada de salida de 47 yardas.