<
>
2022 Torneo Maurice Revello, Fase de grupos
  • Ramón Juarez (61')
  • Telasco Segovia (45'+4')
  • Bryant Ortega (90'+1')

México complica su futuro en Toulon con derrota de último minuto ante Venezuela

El Tri no aprovechó sus oportunidades en el segundo tiempo y cayó con un gol en tiempo añadido de Bryant Ortega para la Vinotinto

La Selección Mexicana Sub-21 cayó de último minuto ante su similar de Venezuela en el Torneo Maurice Revello que se celebra en Francia. Con un gol agónico en tiempo de compensación, el combinado dirigido por Raúl Chabrand perdió 1-2.

El juego fue complicado desde el inicio, pues el Tricolor menor sufrió en defensa. La banda derecha, donde estuvo Jesús Rivas, fue la que aprovecharon los venezolanos para poder causar peligro.

México poco a poco encontró el camino para igualar la situación, pero el juego en conjunto fue complicado debido a que la cancha también presentó un mal estado. Fue Santiago Muñoz quien tuvo la primera para los aztecas, pero su cabezazo en el área pegó en el poste pese a que tenía media portería abierta.

Venezuela aprovechó los descuidos defensivos y la inconsistencia del Tricolor en el ataque. Fue Telasco Segovia quien abrió en el marcador y le dio la ventaja a la Vinotinto. El cuadro sudamericano se conjugó de forma sublime en el área nacional para imponerse cuando el primer tiempo agonizaba.

En el complemento, la Vinotinto apretó y fue Héctor Holguín quien se vistió de héroe en la meta mexicana, pues sacó un mano a mano importante ante Daniel Pérez, el centro delantero sudamericano que trajo como loca a la zaga azteca.

Finalmente, fue Efraín Álvarez y Ramón Juárez quienes se conjugaron para igualar todo. El del LA Galaxy mandó un centro para que el capitán rematara de cabeza en el área y rescataran lo que parecía un punto.

Pero cuando el duelo llegaba a su fin, fue Bryant Ortega quien hizo una genialidad para sacar la victoria para la Vinotinto, pues se llevó a media defensa en el área y le dobló las manos a Holguín, quien no pudo detener el disparo.

Así fue como México cayó, en tiempo de compensación y ante una escuadra venezolana que dominó a placer.