<
>

De Steve Kerr a Phil Jackson: Los 10 mejores entrenadores de la historia de la NBA

play
Los 10 mejores entrenadores de la historia de la NBA (2:44)

La NBA ha contado con varios grandes entrenadores, pero estos 10 son incomparables y los mejores de su historia. (2:44)

Red Auerbach hubiese cumplido 100 años de edad eL miércoles 20 de septiembre, y el ex entrenador multicampeón de los Boston Celtics ciertamente supo ser una leyenda innovadora de su profesión. Su lugar en el “Monte Rushmore” entre los entrenadores más destacados de todos los tiempos en la NBA es indiscutible. La pregunta del millón, sin embargo, es quienes han sido capaces de elevarse a su altura y si acaso existe alguien que haya sido capaz de superarlo.

10. Steve Kerr (2014-presente)

Si, si, ya sé que Kerr lleva poco tiempo como entrenador de los Golden State Warriors y que tanto Luke Walton como Mike Brown lo suplantaron temporalmente en diversas ocasiones por problemas de salud, pero sus tres temporadas ya han sido mejores que las décadas enteras de varios en su profesión.

Kerr obtuvo el récord histórico de victorias en la temporada regular, se consagró como campeón con dos títulos en tres temporadas, llegó a las Finales en la otra y no hizo cartón lleno porque uno de sus mejores jugadores se hizo suspender y provocó un colapso inédito de 3-1 arriba a perder en siete juegos contra los Cleveland Cavaliers . Ah, además posee el mejor porcentaje de victorias en la historia de los playoffs (47-15) entre entrenadores con 50 juegos o más en su haber.

9. Jack Ramsay (1968-88)

“Dr. Jack” ganó el único título de la historia de los Portland Trail Blazers en 1977 y acumuló 865 victorias camino al Salón de la Fama.

No importa si vas a Portland (donde retiraron su “número” 77 en 1993), Filadelfia, Indiana o Miami (donde supo ser comentarista en las transmisiones del Heat), todos te contarán de forma unánime y de costa a costa anécdotas sobre la grandeza de Ramsay.

Ramsay dirigió en la NBA por 21 años entre 1968 y solamente se perdió los playoffs en cuatro de ellos. En comparación, sus equipos avanzaron al menos a las semifinales de su conferencia en ocho ocasiones y cinco de forma consecutiva entre 1973 y 1978 con los Buffalo Braves y los Blazers.

8. Larry Brown (1972-2011)

El rey de la reconstrucción. Llevaba a equipos de la nada a la gloria. El único entrenador con más de mil victorias, un título universitario y otro en la NBA. Brown nunca pasó más de seis temporadas en ninguna de sus 10 paradas, pero eso no se debe confundir con la noción de que no haya dejado una huella profunda en cada una de ellas.

Él agarró a los San Antonio Spurs en 1988 y los elevó de 21-61 durante la campaña 1988-89 a 56-26 un año después. Se despidió de Texas habiendo ganado 55 juegos en 1991.

En Filadelfia, él se encontró con Allen Iverson y lo hizo jugar mejor que nunca. Los Sixers no han regresado a las Finales de la NBA desde aquella memorable travesía del 2001.

En Detroit tampoco han regresado a la tierra prometida desde que Brown llevó a unos Pistons sin estrellas ni egos a conseguir su primer anillo desde 1990 tras poner a los Los Angeles Lakers de Shaquille O’Neal, Kobe Bryant, Karl Malone y Gary Payton de rodillas en cinco juegos durante un 2004 a todo motor.

Brown se marcharía de Detroit en el 2005 tras perder en las Finales contra los Spurs en siete juegos.

¿Controversial? Si. ¿Enigmático? También. ¿Único e irrepetible? Sin lugar a dudas.

7. John Kundla (1947-58)

Pionero con todas las letras. Pentacampeón con los Minneapolis Lakers en la década del ’50, 725 victorias y miembro del Salón de la Fama.

Kundla dirigió a uno de los mejores pivotes de la historia como George Mikan, pero lo más importante fue que dejó un mapa a seguir para Auerbach y otros tras su retiro.

6. Don Nelson (1976-2010)

El entrenador con más victorias (1335) en la historia de la NBA. Llegó a tres finales de conferencia, pero nunca a las Finales de la NBA.

Critíquenlo todo lo que quieran por su filosofía de juego, la cual no pregonaba mucho al esfuerzo defensivo que digamos, pero sus logros son indiscutibles.

Sus Milwaukee Bucks ganaron 50 juegos o más cada año entre 1981 y 1987, y Nelson se pasó toda esa década del ’80 clasificando a los playoffs hasta 1989 con los Bucks y los Warriors.

En Dallas, sus Mavericks vieron crecer a Dirk Nowitzki y Steve Nash juntos. Nelson renunció en el 2005, pero su base llegó a las Finales de la NBA en el 2006 bajo la tutela de su ex asistente Avery Johnson.

Su último gran hito sucedió en el 2007, cuando él logró que su segunda etapa en los Warriors sea histórica al derrotar a unos Mavs que habían ganado 67 juegos en la temporada regular como octavo sembrado de los playoffs.

Tres décadas repletas de genialidad, así de simple.

5. Jerry Sloan (1988-2011)

El entrenador más longevo con un solo equipo (Utah Jazz), 16 temporadas ganadoras consecutivas, dos Finales de la NBA, 1223 triunfos. Sloan es Utah.

Dos futuros miembros del Salón de la Fama como John Stockton y Karl Malone florecieron bajo su tutela, siempre avanzó a los playoffs entre 1988 y el 2003, ganó al menos 50 juegos en 12 ocasiones, y sus estrategias empujaron a Michael Jordan hasta el límite de sus habilidades como el mejor jugador de todos los tiempos durante las Finales de la NBA en 1997 y 1998.

Sloan nunca habrá podido ganar un título, pero lo que él logró elevando a un equipo de mercado pequeño a la élite de la liga vale tanto reconocimiento como cualquier anillo.

4. Pat Riley (1979-2008)

Mr. Showtime. Reinventó a los Lakers en la década del ’80 y al Miami Heat en los ’90. Obtuvo dos de sus cinco títulos 24 años aparte (Lakers 1982, Heat 2006).

Él fue, es y siempre será el “Don” de la NBA con su traje y peinado tan…Riley-esco. No importaba si eras Magic Johnson, Shaq o Dwyane Wade, Riley imponía respeto con sus legendarias prácticas y su aura imponente desde la banca.

Su estilo de juego con los New York Knicks fue tan influyente que prácticamente toda la NBA contaba con su sello de defensa y partidos de 82-78 a mediados de los ’90.

En el 2006, él agarró a una colección de estrellas cuyos egos no cabían en el American Airlines Arena tras la partida de Stan Van Gundy “para estar con su familia” y convirtió a un equipo dividido que iba 11-10 tras su arribo en uno capaz de remontar un 0-2 en las Finales de la NBA para ganar aquella serie contra los Mavericks en seis juegos.

3. Gregg Popovich (1996-Presente)

El mejor de la actualidad y flamante entrenador del seleccionado olímpico estadounidense. Cinco veces campeón con los San Antonio Spurs en tres décadas distintas. 1150 victorias, tres veces Entrenador del Año. Sus Spurs nunca se han perdido los playoffs con él como entrenador durante una campaña entera desde 1997.

Con ese currículum no se discute. Se especulaba con que él se retiraría junto a Tim Duncan, pero nos demostró tiene cuerda para rato. Solamente no lo molestes entrevistándolo en medio de un partido.

2. Red Auerbach (1946-66)

Nueve veces campeón con los Boston Celtics entre 1957 y 1966. Marcó una época y tiene su estatua en Boston.

Escribí a fondo sobre su legado en esta columna, pero más de la mitad de los títulos obtenidos (17 en total) por una franquicia histórica como los Celtics sucedieron gracias a él. En otras palabras: 9 anillos en 10 años con Auerbach, ocho en 51 sin él.

1. Phil Jackson (1989-2010)

11 veces campeón de la NBA (seis con los Chicago Bulls, cinco con los Lakers) y 229 victorias en los playoffs lo ubican en la cima. Potenció a Michael Jordan, Kobe Bryant y Shaquille O’Neal de grandes jugadores a leyendas.

Su triángulo no era solamente una táctica, sino que una receta infalible para derrotar a sus oponentes y una forma de vivir al básquetbol que cambió a ese deporte para siempre. Los Bulls no han vuelto a salir campeones desde que él lo logró en 1998, y los Lakers tampoco han podido hacerlo desde su undécimo y último anillo obtenido en el 2010.

Nadie tiene más laureles como entrenador en su poder, y ninguno de sus colegas ha sido capaz de llegar más rápido a las 900 victorias totales que Jackson, el maestro Zen de la NBA.