<
>

¿Pueden los Celtics mantener su ritmo ganador y disputar el título?

play
Buena racha de los Celtics pica y se extiende (1:36)

Con la actuación de Al Horford que anotó 24 puntos en su vuelta tras perderse dos partidos por una conmoción, Boston consigue su décimosegundo triunfo al hilo, esta vez ante Raptors. (1:36)

Luego de haber perdido los primeros dos partidos después de haber tenido que presenciar a su recién llegado All-Star Gordon Hayward sufriendo una terrorífica dislocación de su tobillo y fracturar su tibia en la noche inaugural, los Boston Celtics han obtenido 12 triunfos al hilo para así conseguir el mejor récord de la NBA con 12-2.

A pesar de tener que lidiar con mayor infortunio en lo que a lesiones respecta con sus estrellas Al Horford (contusión) y Kyrie Irving (fractura facial) lo cual representó tiempo fuera de acción para ambos, Boston se ha apoyado en la mejor defensiva de la liga y una serie de regresos oportunos que han mantenido la buena racha.

Si bien pensar que el ritmo que actualmente tienen los Celtics puede mantenerse es algo poco realista, ¿pueden mantener lo suficiente de su encendido arranque a fin de mantenerse como legítimos candidatos al título sin Hawyard?

Cómo está ganando Boston

Sin Hayward, y particularmente sin Horford o Irving, los Celtics han sido, ofensivamente hablando, un equipo por debajo del promedio. Están en el puesto 18 en rating ofensivo, e incluso eso ha sido impulsado por frecuentes anotaciones en segundas oportunidades. De acuerdo a la Web CleaningTheGlass.com, la ofensiva a media cancha de Boston está en el puesto 23 en cuanto a puntos por jugada. De los siete equipos que promedian menos puntos por jugada en la media cancha, solo los Denver Nuggets muestran marca igual o superior a .500.

El rápido ascenso de los Celtics, por ende, ha sido prácticamente construido en su totalidad en el aspecto defensivo. Los 95.4 puntos permitidos por cada 100 posesiones de Boston, cifra líder en la NBA, es 3.1 puntos mejor por cada 100 posesiones que el segundo mejor equipo en rating defensivo (el Oklahoma City Thunder) y 8.4 por ciento mejor que el promedio de la liga (104.1 puntos por cada 100 posesiones). Si los Celtics son capaces de mantener esto, superarían a su equipo de 2007-08 que llegó a conseguir el campeonato, como la segunda mejor defensiva en cuanto a promedios de la Liga desde la fusión de la ABA con la NBA.

Por supuesto, las mayores probabilidades indican que Boston no seguirá jugando tan bien a la defensiva. Existen multitud de ejemplos de equipo que comienzan una temporada a niveles históricos solo para después sufrir regresión a la media. Y la dependencia de los Celtics con mantener a sus oponentes a bajos porcentajes de encestes los hace particularmente vulnerables.

¿Seguirán fallando cestas sus oponentes?

Tal y como lo investigó Ben Falk en CleaningTheGlass.com el mes pasado, los porcentajes de encestes de los oponentes a principios de temporada tiende a ser menos predecible que la distribución de tiros, lo cual no ha sido una verdadera fortaleza para Boston. Si todos sus oponentes estuviesen convirtiendo cestas a la proporción promedio de la liga en cada una de las zonas a las cuales hace seguimiento NBA.com (en el área restringida, otros intentos en la pintura, cestas de 2 distintas a la pintura, triples en las esquinas y triples productos de quiebres rápidos), la distribución de cestas a la defensiva de los Celtics los colocaría el duodécimo puesto en la NBA en cuanto a porcentaje de encestes efectivos de sus oponentes (eFG). De hecho, son líderes en la liga en esta categoría estadística. (Algo interesante: Boston tuvo mejor distribución de cestas la pasada campaña, quedando en la séptima posición en eFG esperado. El eFC actual de los Celtics está en la posición número 13).

La defensiva de Boston se ve mucho más sostenible en el tiempo cuando consideramos como han evitado las cestas de sus oponentes. De acuerdo al análisis de Second Spectrum, los Celtics cuentan con la mejor calidad de tiros defensivos cuantificados (qSQ) en la liga con un 49.9 por ciento. Esta estadística mide el eFG que esperaríamos, basándonos no solamente en la ubicación de los intentos de enceste, sino también de los defensores cercanos (más el tipo de tiro), lo cual nos da un detalle mejor. Aun así, Boston sigue siendo el líder de la liga en impacto cuantificado de tiradores (qSI), el cual es la diferencia entre el qSQ esperado y el eFG real (47.7 por ciento), lo cual representa que los equipos hacen muchas menos cestas contra los Celtics de lo previsto, tras ver sus enfrentamientos particulares.

Esto es mucho más cierto cuando hablamos de triples. La calidad de las cestas de 3 puntos permitidas por Boston es casi exactamente el promedio medido por qSQ, el cual sugiere que los oponentes deberían estar convirtiéndolo a un ritmo de 35.6 por ciento. Por el contrario, los oponentes de los Celtics están apenas convirtiendo 31.2 por ciento de sus triples, tercero menor registro de la liga. Falk concluyó que el porcentaje de triples permitidos por un equipo en los primeros siete juegos de una temporada no guarda relación alguna con el porcentaje de triples que permiten durante el resto de la campaña, y si bien el muestreo es algo mayor ahora, se mantiene la tendencia.

Los aficionados de Boston protestarán, diciendo que el equipo tiene un historial de mantener a raya a sus oponentes, con promedios de triples menores a la media de la liga, y eso es cierto. Los Celtics han estado entre los cinco primeros clubes en porcentaje de triples de sus oponentes en las cuatro temporadas en las cuales Brad Stevens ha estado al mando, y fueron segundos en la NBA en 2016-17. Si bien esto indica que hay algo más que buena suerte, vale la pena recordar que este efecto es limitado. Los oponentes han logrado disparar cerca del 95 por ciento del promedio de la liga desde la línea de larga distancia contra Boston durante el mandato de Stevens, comparado con el 89 por ciento hasta ahora esta temporada. Por ende, se debe prever algo de regresión.

¿Los Celtics seguirán ganando partidos por margen cerrado?

Si bien Boston ha jugado dependiendo mayormente de su defensiva, no deja de ser sorprendente que los Celtics no han perdido un solo cotejo durante las últimas tres semanas. Boston estuvo 18 puntos por debajo en dos partidos durante su racha de triunfos, en Oklahoma City y en casa contra Charlotte, para luego remontar en ambas ocasiones. Incluyendo el juego ante los Hornets, tres de las cuatro victorias de los Celtics se han producido por tres puntos o menos.

Boston no ha sido realmente excepcional en situaciones "clutch". Los Celtics han superado a sus oponentes por 15.5 puntos por cada 100 posesiones en dichas situaciones, de acuerdo a NBA.com/Stats, lo cual lo coloca en el octavo puesto en la liga. Boston está en el tercer puesto en diferencial de rating en general y tuvo el quinto mejor diferencial en clutch (plus-14.9 puntos por cada 100 posesiones) la temporada pasada.

Individualmente hablando, Irving ha sido excepcional. Ha sido parte fundamental del 49.1 por ciento de las jugadas en situaciones clutch, quedando en el segundo lugar detrás de DeMar DeRozan entre jugadores calificados, y aun así ha logrado mostrar un impresionante porcentaje de encestes real de .619. Irving ha reemplazado en gran medida la producción de Isaiah Thomas en el clutch la temporada pasada, cuando Thomas tuvo 46.0 por ciento de uso y un porcentaje real de encestes de .654.

Boston perdió un par de partidos por margen cerrado para arrancar la temporada. Aun así, no es realista el esperar que los Celtics sigan imponiéndose en casi el 80 por ciento de sus partidos decididos por un margen de 10 puntos o menos (7-2). Si tomamos en cuenta cierta regresión defensiva y Boston terminará, probablemente, jugando más como un equipo para 55 victorias en vez de 70. Eso sería suficiente para los Celtics a fin de terminar en la cima de la Conferencia del Este por segunda ocasión consecutiva, particularmente tomando en cuenta que ya han asegurado sus 12 triunfos hasta ahora.

Este ritmo está cerca de lo sugerido por las proyecciones Carm-ELO de FiveThirtyEight, web hermana de ESPN.com (las cuales tienen a Boston para terminar con un promedio de 56 ganados) y el Basketball Power Index de ESPN (promedio de 60 victorias). Los Celtics quedarían entonces con el mejor récord en el Este en el 93 por ciento de las simulaciones hechas mediante el BPI, casi tan frecuente como lo estipulado para los Golden State Warriors para poder alzarse con el primer sembrado del Oeste (94 por ciento).

Boston entendió por las malas la pasada temporada que ser el primer sembrado no significa mayores chances de vencer a LeBron James en los playoffs. Entonces, si los Celtics pueden llegar a las Finales de la NBA, probablemente tendrá más que ver con el hecho que los Cleveland Cavaliers puedan resolver sus problemas defensivos, independientemente si Boston puede regresar a pisar tierra o no. A pesar de todo ello, el hecho que nos hagamos la pregunta si los Celtics son contendores legítimos al campeonato, con la ausencia de una de sus llamativas adquisiciones de temporada baja, es un testimonio importante de la forma en la cual su defensiva ha elevado su nivel de juego.