<
>

El Staples Center presionó a Murray en la revancha sobre Denver

play
Lakers no dejan de soñar en la postemporada (1:24)

Kyle Kuzma logró 26 unidades y Los Angeles dispusieron de Nuggets, su más cercano rival, en la lucha por un puesto de playoffs. (1:24)

El deseo de Lonzo Ball y compañía de ajustar cuentas con los Denver Nuggets, especialmente con Jamal Murray, quedó de manifiesto jugando en casa frente a un Staples Center que abucheó al guardia de los visitantes con todas sus fuerzas.

"Todo el ruido que se hizo allá afuera fue por él, pienso que jugó bien", dijo el entrenador Michael Malone sobre el comportamiento de la tribuna frente a Murray. "Tenemos el mejor guardia sobre la cancha, un joven, en su segundo año, enfrentándose a un ambiente hostil", añadió.

El episodio del viernes pasado en Denver parece no haber quedado atrás; sin embargo en este nuevo duelo rumbo a los playoffs Los Angeles Lakers se alzaron con la victoria 112-103.

La agresividad no solo fue desde las graderías, en la cancha también se apretaron tuercas, según comentó a ESPN Deportes el propio Murray.

“Fue un juego bastante físico, ellos jugaron así, fueron bastante físicos contra mi, me intentaron sacar de mi lugar, afortunadamente pude manejar el balón y encontrar el espacio en otra parte”, dijo Murray “todo el partido fue de aquí para allá, de aquí para allá, y como te dije, fue un juego duro”.

Un juego que es una bienaventuranza para los amarillo y púrpura, que vienen de ganar frente a los poderosos Cavaliers gracias en su mayor parte al liderazgo de Julius Randle, quien dejó nuevamente la pintura con más de 20 puntos.

"Lo que hacen jugadores como Julius es algo que aporta al equipo, nos hace mantener un buen ritmo", dijo en camerinos Kyle Kuzma, quien hizo eco de las hazañas de Randle llevándose también 26 puntos en el bolsillo frente a los de Colorado.

Desde que aterrizó Isaiah Thomas a la escuadra y Ball se recuperó de su lesión, Los Lakers han traído en términos generales una buena racha; sin embargo todavía existen vacíos en su defensa, cualquier descuido puede hacerlos caer de nuevo con jugadores como Nikola Jokic (15), o el propio Wilson Chandler (26) en la cancha.

"Estamos jugado viendo nuestra defensa, perdimos muchos tiros de 3 al principio, se los dije a la mitad del juego, estoy satisfecho de que en el último cuarto no descuidáramos la defensa y pudiéramos acomodar el resultado", dijo el entrenador Luke Walton a los medios.

La búsqueda por el cupo de la postemporada es cada vez más ardua, por eso, a pesar de la victoria, jugadores como Lonzo Ball deben encontrar mejoras individuales inmediatas, las que debieron justamente llegar mucho antes del encuentro que se viene contra los Golden State Warriors.

Murray, quien se llevó 18 puntos para los Nuggets convirtiendo 5 de 11 lanzamientos, 3 de 7 desde los tres puntos, es un ejemplo a seguir frente a los escasos 5 puntos de Ball, 2 de 11, y solo uno de 7 intentos desde la linea de tres.