<
>

Kyle Kuzma se lesiona un tobillo y está en riesgo su temporada

play
Regresa Jimmy Butler y Wolves recuperan octava plaza del Oeste (0:52)

Tras caer en Denver, Minnesota mostró su mejor cara en Los Angeles, ante los Lakers. Jimmy Butler anotó 18 puntos en su vuelta a la competición tras una operación de rodilla. (0:52)

LOS ANGELES - El ala-pívot de Los Angeles Lakers, Kyle Kuzma, salió cojeando del Staples Center el viernes por la noche con dolor en los dos tobillos y mantiene el resto de su impresionante temporada de novato en el aire.

Kuzma, que ya jugaba con una lesión en el tobillo derecho que sufrió a principios de esta temporada, estuvo limitado a 18 minutos antes de dejar el juego del viernes por la noche 113-96 ante los Minnesota Timberwolves a mediados del tercer cuarto después de sufrir un esguince leve en el tobillo izquierdo.

Kuzma se sometió a unos rayos x después del juego que fueron negativos y el estado del novato es día a día.

Pero Kuzma no estaba seguro cuando se le preguntó sobre su estado de salud para los tres juegos restantes y lo que los Lakers (34-45) podrían hacer con el novato por poco por jugar.

“Traté de moverme y empujar (en el tobillo izquierdo en el tercer cuarto), pero es un poco difícil moverse con dos ruedas pinchadas”, dijo Kuzma, quien sufrió la última lesión en el tobillo en el segundo cuarto cuando intentó un movimiento de poste y se dobló su tobillo. “Mi cuerpo se siente genial. Al final del día, son solo mis tobillos. (Pero) no puedo decir nada (sobre los últimos tres juegos de la temporada)”.

A Kuzma se le preguntó si el equipo podría pensar en no permitirle jugar más esta temporada.

“No sé”, dijo. “Es un punto en la temporada, como dijiste, donde quedan tres juegos, es lo que es. Depende de ellos al final del día”.

Los Lakers no cuentan con Brandon Ingram (protocolo de conmoción cerebral), Lonzo Ball (contusión en la rodilla) e Isaiah Thomas (cirugía en la cadera). Ingram se perdió cuatro juegos seguidos y mientras mejora, el ala-pívot probablemente no jugará el domingo ante Utah Jazz. Ball no ha jugado los cinco juegos anteriores por una lesión en la rodilla.

Kuzma, quien entró al juego con un promedio de 16.3 puntos y 6.3 rebotes, dijo que su última lesión fue diferente a la que sufrió en la lesión en el tobillo derecho. Kuzma también se lesionó el tobillo la temporada pasada mientras estaba en la Universidad de Utah, además de sufrir un esguince esta campaña.

“Simplemente palpitante”, dijo Kuzma sobre cómo se siente su tobillo izquierdo. “Es un poco diferente a la última. Mi último fue un esguince interno. Este es un esguince externo. Dos tipos de sentimientos diferentes.

“Esta vez es un poco más difícil salir e intentar correr”, añadió Kuzma sobre tener que abandonar el juego en el tercer cuarto. “Ambos tobillos duelen”.