<
>

Cavaliers, a reaccionar y aplacar a Celtics en Cleveland

play
LeBron asegura el triple doble con un rebote (0:33)

Las estrella de los Cavs sumó su número 40 en postemporada, para superar a Oscar Robertson en el registro histórico. (0:33)

Los Boston Celtics están a la mitad del camino de los cuatro triunfos que necesitan para conquistar la Conferencia del Este.

Con las finales del Este camino a Cleveland, la percepción es que los Cavaliers equilibrarán la balanza en casa, pero, tras caer 107-94 en el Juego 2 en Boston, los números indican que LeBron James y compañía están contra las cuerdas.

De acuerdo a ESPN Stats & Information, en su historia, los Celtics tienen marca de 37-0 en series de siete partidos en las que toman ventaja de 2-0.

La duela de Boston se ha convertido en una verdadera fortaleza para los Celtics, que pusieron en 9-0 su marca como locales en los actuales Playoffs con un promedio de 110.1 puntos por juego.

El juego colectivo de los Cavaliers ha sufrido una considerable baja en su nivel, la cual se refleja en la producción de LeBron, quien, pese a dejar la duela unos minutos por una torcedura en el cuello en el segundo periodo, anotó 42 puntos en la derrota del Juego 2.

Es la primera vez que James pierde en la actual Postemporada pese anotar 41 o más puntos luego de una derrota (Juego 1 ante Boston).

La claridad con la que los Celtics se han impuesto en los dos primeros duelos de la serie sobre los Cavaliers es una buena señal para los equipos que inician sus duelos de Playoffs con el pie derecho.

En la historia de la NBA, los equipos que ganan el Juego 1 por al menos 25 puntos tienen marca de 64-9 y 18 de esos triunfos han sido por barrida.

Por la calidad del roster de los Cavs, luce complicado que los Celtics consuman una barrida y es en este punto donde James y compañía ven la luz al final del túnel en el que Boston los ha metido.

Los Celtics tienen marca de 1-4 como visitantes con promedio de 94.6 puntos por juego en los actuales Playoffs.

Aprovechar la ventaja de jugar ante su afición será un bálsamo para los Cavaliers, en particular, porque su líder, James, no es ajeno a la hazaña de ayudar a su equipo a recuperarse de un déficit de 2-0 en una serie.

James está abajo 2-0 en una serie de a siete juegos por séptima ocasión en su carrera y en dos ocasiones ha logrado remontar con su equipo, en las finales de conferencia de 2007 ante los Detroit Pistons y en las Finales de la NBA en 2016 ante los Golden State Warriors.

Si bien los Celtics los tienen contra las cuerdas, los Cavaliers aún respiran y llegan a un tramo de esta batalla en la que una recuperación pudiera significar arrebatar el triunfo.