<
>

Nogueira se prepara para volver a la NBA, tras vencer la depresión y la bebida

play
Lucas Nogueira: 'Dejé la bebida hace tres meses' (4:44)

El expívot de los Toronto Raptors dejó la bebida, asume errores, entrena duro, gana confianza y busca una nueva oportunidad en la NBA. (4:44)

Hace un año, Lucas Nogueira estaba jugando en los Toronto Raptors, equipo que defendió después que fue seleccionado en la decimosexta posición del Draft de 2013 por los Boston Celtics, luego sus derechos fueron traspasados a los Atlanta Hawks y finalmente a los Raptors, con quién debutó en la NBA. Menos de 12 meses después de dejar las canchas de la NBA y no provocar interés en otros equipos de la Liga, él entrena en San Pablo, Brasil, con la esperanza de un día volver al mejor basquetbol del mundo.

Menos de doce meses puede parecer poco tiempo, sin embargo, en la vida de Lucas, de 26 años, fue tiempo suficiente para él pasar por momentos amargos, luchar contra las contrariedades, dejar esa etapa atrás y reencontrarse consigo mismo. El peor de esos momentos, definitivamente, fue un cuadro de depresión sufrido por el pívot de 2,13 m desde finales del año pasado.

Actualmente, Nogueira está sin equipo después de haber roto con el Fuenlabrada de España, precisamente, por causa de su depresión. El atleta, incluso, llegó a poner en duda su deseo de continuar en el deporte, sin embargo, con el tratamiento de la enfermedad y la ayuda de familiares y amigos, logró superar el mal momento.

“Yo tengo responsabilidades, tengo una hija para sustentar, una familia para ayudar. Muchas personas dependen de mí. Entonces eso me ayudó a no parar. Yo soy una persona joven con sueños de futuro; eso me hizo despertar y ver que no podía rendirme. Yo debería sacar fuerzas de donde fuera para poder volver a jugar en el máximo nivel”, dijo el jugador a ESPN.

"Comenzaron a reírse en mi cara y burlarse por el hecho de tener una buena vida financiera y cierto status"
Lucas Nogueira

Muchas creen que la depresión no es una enfermedad que pueda afectar a jugadores que ganan millones y actúan en el más alto escalón de su deporte. Pero no es así. Incluso en la NBA, donde muchas de sus estrellas ya admitieron haber padecido de esa enfermedad.

“Por eso yo paré de comentar sobre mis frustraciones y tristezas. Porque yo, en ese período, hablé con algunas personas que no debería, pero creyendo en aquel momento que ellas me ayudarían y las respuestas fueron iguales a las que tú dices. Comenzaron a reír en mi cara y burlarse por el hecho de tener una vida financiera buena y cierto status, creyeron que yo era intocable, que uno no es humano. E independientemente del término status o dinero, todos somos seres humanos, puede ocurrirle a todo el mundo. No porque uno sea famoso se puede escapar de ello”, sostuvo Nogueira.

Una de las estrellas de la NBA que ya admitió haber sufrido depresión fue DeMar DrRozan, compañero de Lucas en los Raptors, durante los cuatro años del brasileño en la Liga.

“Todo el mundo lo descubrió por la media. Tal vez solo Kyle Lowry lo sabía porque eran amigos inseparables. Cuando tú no eres una persona abierta, como DeMar no lo era, que era una buena persona, pero no era abierto como yo, que hablo con todo el mundo, es muy difícil compartir algo así con las demás personas. Fue un espanto, porque una persona del nivel físico, técnico y con el status que él tenía, la gente no puede creer que le pueda ocurrir algo así. Nunca tuvimos tiempo de llegar a hablar con él (DeMar) porque nadie por lo que estaba pasando. Y conmigo, ya venía ocurriendo hacia un tiempo, cuando yo ya estaba fuera de la NBA. Allá por mayo, junio, julio, ya estaba medio “baleado”. En septiembre y octubre fue más fuerte y en diciembre decidí regresar a Brasil”, afirmó.

Durante su carrera en la NBA. Lucas Nogueira tuvo promedios de 3,2 puntos y 2,8 rebotes. Su desempeño se destacó mayormente por la actuación defensiva.

Lucas no negó que, principalmente durante su período en España, donde comenzó su carrera, aun siendo adolescente antes de ir a la NBA, que participaba en fiestas donde se consumía mucha bebida entre los partidos. Hoy, afirma estar hace tres meses sin ingerir bebida alcohólica.

“Yo no soy víctima, no tengo miedo de hablar. Inclusive soy una persona muy sincera y verdadera que siempre asume la responsabilidad. Inclusive soy muy parecido como un amigo mío, que es Felipe Melo. Nosotros somos auténticos y hablamos lo que pensamos. A veces nos equivocamos, pero siempre hablando la verdad. Yo nunca me escondí de mis errores ¿Tal vez yo podría haber tenido más oportunidades? Sí, pero quizás no lo tenía merecido, porque todo el mundo tiene su momento de diversión de salir a beber, pero yo, a veces, me pasaba de los límites. Aun con las cosas yendo bien con mi vida, no había nadie que me alertara para parar”, se lamentó.

"Todo el mundo tiene un momento en que sale a divertirse y a beber, pero yo, a veces, me pasaba de los límites"
Lucas Nogueira

“Yo aprendí con la vida, cuando me quedé sin empleo descubrí que estaba equivocado. Sin embargo, pese a mis decisiones equivocadas, nunca fui una persona ruin o mala en el grupo, lo pueden preguntar en Toronto o en España. La gente siempre gustó de mí. Fue esa vida, un poco esa falta de ética de trabajo que me afectó y el precio fue hoy no estar en la NBA. Por eso las personas me acosan con relación a la bebida o la diversión. Por eso, yo aprendí que si quieres hacer eso (divertirse y beber), debes hacerlo, tal vez, cuando ya estés retirado. Ahora debo vivir una vida ordenada y con disciplina”, agregó.

“Yo salía muchas veces. En España era un juego por semana, algo muy diferente a la NBA. A mí me gustaba salir por la noche, era joven, tenía 16, 17 años, estaba solo, tenía dinero y no tenía límites. Como que estaba conociendo el mundo por primera vez, pero no sabía nada ni tenía ética de trabajo. Cuando fui para Estados Unidos conocí esa ética laboral que yo nunca tuve, en jovencitos de 15 años. Comprendí que es algo cultural y aprendí con la vida que yo estaba equivocado”.

Lucas Nogueira entrena en San Pablo y ya ha provocado el interés de algunos representantes de la NBA. La idea del jugador es estar listo para mitad de año, cuando comienzan los entrenamientos de los equipos, con la meta de ser parte de alguna pretemporada de la Liga y regresar a Estados Unidos. Pero, ¿será que efectivamente podrá regresar al mejor baloncesto del mundo? Esa fue la pregunta.

“Si tú me hicieras esa pregunta hace unos tres o cuatro meses, yo tendría dudas. Hoy, yo digo que sí, regresaré. Lo que me hace tener esa certeza de que voy a volver es la confianza, porque estoy entrenando, estoy haciendo las cosas correctamente. Yo sé que hoy estoy listo psicológicamente para el desafío. Yo recuerdo cuando estaba en la NBA que yo no estaba pronto. Hoy, estoy las cosas como deben ser hechas, viviendo una vida más ordenada, la vida de un profesional, y eso me da mucha confianza”, explicó.

“Yo estoy sabiendo del interés de algunos equipos, pero mi trabajo es entrenar y concentrarme en lograr un buen desempeño dentro de la cancha y el de mi representante es buscarme un equipo. Yo estoy concentrado y enfocado en mi trabajo para estar listo para cualquier oportunidad que pueda aparecer”, afirmó el pívot brasileño.

El 31 de agosto comienza el Mundial de Baloncesto y Brasil estará en el grupo F junto a Grecia, Montenegro y Nova Zelandia.

‘Yo creo que podría ayudar de alguna manera a (Aleksandar) Petrovic. No solo él, toda la comisión directiva confía mucho en mí y eso me deja muy feliz. No obstante, está es dificultad presente: no tengo equipo ni tuve pre-temporada. Ellos están con un trabajo de preparación muy adelantado rumbo al Mundial. Eso me va a perjudicar la posibilidad de ser parte de la selección, pero, si yo consigo firmar con algún equipo en mayo o junio, mismo que sea para campamento de entrenamientos, seguramente me ayudará”, finalizó diciendo.