<
>

59 años de la llegada de los Dodgers a Los Angeles

play
59 años de la llegada de los Dodgers a Los Angeles (0:57)

Algo de historia de la representación deportiva profesional más importante en la Costa Oeste de EEUU. (0:57)

El viernes 18 de abril de 1958, en un juego que dio inicio a las 10:45 de la mañana, y que se extendió por tres horas, los Dodgers de Los Angeles lograron un triunfo por marcador final de 6-5, frente a los Gigantes de San Francisco, escribiendo así la primera página de la historia de esa institución, como la más importante representación deportiva profesional de Los Angeles.

La franquicia nacida en 1849 en Brooklyn, Nueva York, que también llevara por un tiempo el nombre de 'Bridegroomers', adoptó el de 'Dodgers' en 1891, debido a que jugaban en el Eastern Park, que estaba rodeado por las vías del tren, y tanto los peloteros como los aficionados, se veía obligados a 'esquivar (dodge)' los trenes y trolebuses para llegar al parque de pelota, se convertía hace 59 años en los Dodgers.

Una mudanza que pudo haber sido provocada, en parte, por la paternidad que históricamente habían ejercido los Yankees de Nueva York, los vecinos del Bronx, sobre el equipo de Brooklyn.

DATOS HISTÓRICOS AL RENACER LOS DODGERS

  • Una recta, señalada como strike, fue el primer lanzamiento del diestro Carl Erskine, ante el primer bateador de los Gigantes, el antesalista Jimmy Davenport, en un juego celebrado en el Coliseo Memorial, la casa temporal del equipo, que no fue transmitido por televisión, pero que tuvo a reporteros representantes de 150 períodicos.

  • Ese mismo día, en Grandes Ligas, los Yankees superaban a los Orioles de Baltimore, por 3-1.

  • El republicano Dwight D. Eisenhower se encontraba en el quinto año de sus dos términos como presidente de Estados Unidos.

  • El alcalde de Los Angeles era Norris Poulson, mientras que el republicano Goodwin Knight ocupaba el puesto de gobernador del Estado Dorado.

  • A principios de ese año de 1958, la Unión Soviética había puesto en órbita a Sputnik 1, el primer satélite artificial alrededor de nuestro planeta, que un mes más tarde se venía a tierra, mientras que Estados Unidos lanzaba al espacio en forma exitosa a Explorer 1.

  • El país entero bailaba al ritmo de 'Tequila', el éxito de The Champs, mientras que en el Reino Unido, se escuchaba 'Whole Lotta Woman', con Marvin Rainwater.

  • El filme 'Bob le Flambeur', dirigido por Melville, fue uno de los más populares estrenos en 1958, en tanto que el libro más leído de ese año, fue 'Anatomy Of A Murder' del autor Robert Traver.

  • Los Beatles se metían por primera vez a un estudio de grabación, para poner en el acetato el éxito de Buddy Holly "That'll Be the Day", mientras que en el otro lado del disco, se escuchaba la melodía "In Spite of All the Danger", de la autoría de Paul McCartney y George Harrison.

LA NOTICIA DEL DIA

Ese 18 de abril, La primera plana del influyente diario Los Angeles Times, fue dedicada totalmente a la presentación del nuevo equipo, presentando en el tope de la página, las fotografías de los jugadores titulares de los Dodgers, mientras que el encabezado decía: 'Los Angeles Recibe a los Dodgers, Se Esperan 90,000 Aficionados'.

El Coliseo Memorial era la nueva casa de la franquicia que llegaba de Brooklyn, New York y 78,672 aficionados se dieron cita para saludar a su nuevo equipo, doblando la marca de un juego inaugural del equipo, que era de 34,530 aficionados, en el Ebbets Field, impuesta el 19 de abril de 1949, en un juego frente a los Gigantes de Nueva York.

La capacidad del Coliseo Memorial, también apareció muy pronto como un problema para la institución, ya que menos de una semana después de su debut en Los Angeles, el 24 de abril de 1958, únicamente acudían 10,194 espectadores, para presenciar un juego frente a los Cachorros de Chicago.

Arthur Lewis, a cargo del Buró de Música de la ciudad, fue el encargado de cantar el himno nacional en el juego inaugural.

Entre las celebridades que asistieron a ese evento, se cuentan al cineasta Alfred Hitchcock, al promotor de box George Parnassus, a los actores Gregory Peck, Danny Kaye, Chuck Connors, Burt Lancaster, Jack Lemmon, Nat Cole, John Ford, Danny Thomas, Gene Autry y Groucho Marx, entre otros, además de gente como Edward G. Robinson, Jimmy Stewart, Pat Brown, y el Governador Goodwin J. Knight.

La ciudad de Los Angeles había organizado un desfile previo al juego, en el que participaron los integrantes de ambos equipos, por lo que, tanto Dodgers como Gigantes optaron por no realizar la práctica de bateo que antecede a cada encuentro.

El lanzador Carl Erskine se quedó con la victoria, después de una labor a lo largo de 8 episodios y un tercio, en los que permitió 10 imparables, incluyendo 2 batazos de cuatro esquinas, y 4 carreras, mientras recetaba 7 ponches y caminaba a 4 bateadores de los Gigantes.

Los Dodgers anotaron dos veces en la tercera entrada, agregaron otras tres en el quinto acto y la de la diferencia, la consumaron en el séptimo episodio, para imponerse a los Gigantes por marcador final de 6-5.

PRIMERA ALINEACIÓN

  • El orden de bateo de los Dodgers, ese día, fue con el jardinero izquierdo Jim Gilliam, como primero en el orden de bateo.

  • En segundo turno, estuvo el campo corto Pee Wee Reese, seguido del guardabosques derecho Duke Snyder.

  • Como cuarto bate, aparecía el inicialista Gil Hodges, mientras que el segunda base Charlie Neal era el quinto en el orden.

  • Dick Gray fue el antesalista, bateó como sexto lugar y sacó un cuadrangular por el jardín izquierdo-central, en el séptimo episodio.

  • El séptimo bateador fue el jardinero central Gino Cimoli, mientras que el penúltimo turno era para el receptor John Roseboro.

  • Como noveno bate, estuvo el lanzador abridor Carl Erskine.

Duke Snyder, Charlie Neal, Dick Gray y Gino Cimoli, se acreditaron sendas carreras impulsadas en la victoria azul.

SE QUEJÓ WILLIE MAYS

Después del juego, Willie Mays se quejó por las condiciones de un estadio que no ofrecía las mejores comodidades para la práctica del béisbol.

''Esas tribunas tan altas te impiden ver la pelota, al menos que se trate de un batazo muy elevado. Porque tratar de quedarte con una línea, resulta una tarea casi imposible, es algo criminal''.

La configuración del parque de juego, con el home plate colocado en la esquina sur este del campo, hacía que la barda del jardín izquierdo quedara demasiado corta y se convertía en un paraíso para los bateadores derechos.

JAIME JARRIN

"Empecé a trabajar en KWKW 1330 AM, en 1955 y desde 1958 yo era el director de deportes. Transmitíamos el boxeo, todos los jueves, desde el Olympic Auditorium", evoca Jaime Jarrín, quien aprovechó que la familia O'Malley, los dueños de los Dodgers, verdaderos visionarios, entendían la importancia del aficionado de habla hispana y apenas llegaron a Los Angeles, aseguraron que los juegos del equipo azul llegaran a la comunidad y firmaron un convenio con la estación radial KWKW 1330 AM, para la transmisión de sus juegos en el idioma de Cervantes.

"Cuando los Dodgers se mudaron a Los Angeles en 1958, la KW adquirió los derechos para transmitir sus juegos y la gerencia me designó para integrar el equipo de narraciones", relata Jaime.

"Esperaba que mi paso por los Dodgers fuese tan solo de algunos años, pero me enamoré del beisbol, los Dodgers me han tratado muy bien y aqui estoy, 59 años más tarde, y me siento felíz, muy afortunado".

El narrador ecuatoriano reconoce que tuvo a varios maestros, incluido al legendario Vin Scully, quien se retirara al final de la pasada campaña.

"El había llegado a los Dodgers 10 años antes que yo. Y además de un gran amigo, ha sido para mí como un maestro, como un hermano mayor. Empecé con René Cárdenas y de él aprendí muchísimo. Pero, luego de tres años, se fue a Houston. Después vino otro nicaraguense, José "El Fat" García. El murió en 1972, pero trabajamos juntos durante 10 años y de él aprendí muchas expresiones propias del beisbol y en 1973 asumí el liderazgo en las transmisiones," recuerda Jaime Jarrín.