<
>

La Novena: Cora alza la voz y Houston aprecia una mentira

play
¿Béisbol… o boxeo? (2:26)

La temporada 2018 de Grandes Ligas comenzó caliente. Repasamos tres de las peleas más explosivas, ocurridas en el arranque de la campaña. (2:26)

1. ¿HABRÁN ECHADO PICANTE en la comida de los jugadores? Esta semana hubo boxeo y béisbol en varios escenarios de las Mayores. Y las peleas (por regla general las de otros) incentivan el morbo; más si son del tipo tumultuarias donde se conoce a los actores iniciales, pero de ahí en adelante desemboca en un pasaje a lo desconocido. La cartelera de esta semana incluyó sendas peleas el miércoles (11 de abril) entre Nolan Arenado, de los Rockies de Colorado , y Luis Perdomo, de los Padres de San Diego; además de la controversia entre Joe Kelly, de los Medias Rojas de Boston, y Tyler Austin, de los Yankees de Nueva York. En ambos casos, el detonante fue un lanzamiento salvaje que impactó en el blanco o estuvo a punto de hacerlo, situación que desató la ira de los bateadores (Arenado y Austin) quienes buscaron hacer justicia con sus puños. Donde no hubo golpes fue entre el cátcher de los Cardenales de San Luis, Yadier Molina, y el mánager de los Diamondbacks de Arizona, Torey Lovullo. Lo llamativo de esta historia resulta que Lovullo dijo en par de ocasiones hijo de p... a Yadier y MLB los suspendió a ambos por 1 juego. ¡Un juego! O sea, la lectura que extraigo de esa sanción es que en Grandes Ligas tienes vía libre para ofender a la progenitora del que se te venga en gana -delante de todo el mundo- si total, solo recibirás una medida cosmética. Si miras al pasado reciente ¿cómo catalogarías esta sanción? ¿Hipocresía o justicia?

2. SI TUVIERA LA FUERZA y la estatura de Aaron Judge, el talento de David Ortiz, la velocidad de José Altuve, la defensiva de Manny Machado y la inteligencia de Ichiro Suzuki estoy convencido que habría jugado en las Grandes Ligas. Quizás hasta fuera millonario. E incluso, siendo considerado para el Salón de la Fama. Desafortunadamente, esas son divagaciones mías que no pasan de ser un sinsentido, más o menos de las mismas proporciones al de Mark McGwire, quien aseguró recientemente -en el aniversario 20 de su temporada de 70 jonrones- que no hubiera necesitado de esteroides para llegar a esa cifra que fue récord para MLB hasta que, en 2001, Barry Bonds, otro con pasado relacionado al uso de sustancias dopantes, conectó 73. "Absolutamente. Simplemente me conozco a mí mismo. Lo sé. Fui un bateador de jonrones nato. (...) No tenía por qué hacerlo. Esa es la cosa. No lo necesitaba", dijo McGwire, quien ya ha reconocido que se pinchaba hasta en los codos -- aunque no estaba expresamente prohibido dentro del béisbol en aquellos tiempos. Sin embargo, esta suposición del expelotero y hoy coach de los Padres, se construyó sobre arenas movedizas. Y es que McGwire, con la ayuda de las "espinacas de Popeye", solo pudo conectar 70 jonrones una sola vez en 16 años en las Grandes Ligas. Sus otras tres temporadas más productivas fueron: 1999 (65), 1997 (58) y 1996 (52). Se imaginan ¿cómo hubiera sido sin espinacas?

3. SI ALGUNA VEZ vas por Miami no dejes de probar las croquetas cubanas. Toda una exquisitez de la tradición culinaria de la mayor de las Antillas. Pero como acá solo hablamos (escribimos) de béisbol trataré de explicarte la pertinencia de este encabezamiento con ribetes alimenticios: en el argot beisbolero cubano, Croqueta es igual a Ponche. El hoy Yankee, Giancarlo Stanton, con sus 59 jonrones la temporada pasada logró meterse en el bolsillo a la afición de la Florida. Sin embargo, no pudo evitar que, por su tendencia excesiva a poncharse, los más bromistas le rebautizaran como 'Míster Croqueta'. Con el uniforme a rayas no ha sido muy diferente. Hasta el día de cierre de esta columna, Stanton se había engullido 23 croquetas en 51 turnos oficiales, casi a razón de un ponche cada dos turnos. Los medios en la Gran Manzana, que no perdonan, ya han comenzado a tirarle, y no flores, a GianKarlo. Pero créalo o no, hoy en Grandes Ligas hay 19 peloteros en activo con más ponches recibidos en sus carreras. Esa lista está encabezada por Curtis Granderson (lugar 31º-1721), Adrián Beltré (38º- 1646) y Miguel Cabrera (39º- 1634). Stanton se ha ponchado 1163 (lugar 206), pero en poco más de 8 temporadas. De hecho, en sus anteriores campañas se ponchó más de 100 veces en todas, menos en la de 2015 cuando se retiró por la vía de los strikes en 95 ocasiones, pero entonces apenas jugó 74 partidos. De mantenerse saludable y al mismo ritmo, es muy probable que se acerque al tope de la lista de peloteros con más ponches en la historia de MLB: Reggie Jackson (1º-2597), Jim Thome (2º-2548) y Adam Dunn (3º-2379).

4. DOS FRASES ELOCUENTES fueron escritas en el Boston Globe tras el Día Inaugural de los Medias Rojas, y cito: "Traigan de vuelta a John Farrell" y "Pobre Cora. Qué manera de comenzar tu carrera gerencial en los Red Sox. Fergie tuvo un mejor día cantando el himno en el Juego de las Estrellas de la NBA". Dicen que las acciones pueden más que las palabras y, si bien apenas se han desarrollado 11 encuentros de una larga temporada de 162, el debutante mánager Alex Cora ha demostrado que más allá del Río Bravo hay dirigentes capaces de triunfar en el béisbol más exigente del mundo y en uno de los equipos emblemáticos de la liga. Un dato proporcionado por el grupo de ESPN Datos neutraliza de golpe las citas antes mencionadas. De todos los mentores debutantes desde 1900 a la fecha, considerando sus primeros 10 encuentros, el boricua ocupa la segunda plaza (empatado con otros dos dirigentes) con el mejor balance de victorias y derrotas 9-1. Esos son hechos...no palabras.

5. EL FENÓMENO JAPONÉS Shohei Ohtani continúa deslumbrando y ya son menos quienes cuestionan sus habilidades para desenvolverse con acierto como lanzador y bateador. En los primeros 13 partidos de Angelinos de Los Ángeles, Ohtani ha sido titular en siete. Dos como pitcher y cinco como designado. Desde la lomita tiene balance de 2-0, con 18 ponches en 13 entradas completas y una efectividad de 2.08. En su segunda aparición lanzó perfecto seis entradas. Mientras con el madero, promedia .364 (8 en 22, con 8 CI y 3 jonrones), tiene .417 de OBP, .773 de slugging y 1.190 de OPS. Él ha conectado de hit en cada una de sus cinco apariciones como titular y pegó jonrón en tres partidos en fila. Según Elias Sports Bureau, Ohtani es el primer jugador de la MLB desde la era de la bola muerta (alrededor de 1920) en conseguir dos victorias como lanzador y conectar tres jonrones en los primeros 10 juegos de la temporada. Y una cosilla más, una tarjeta autografiada por Ohtani se vendió en $6.725. ¡Wow!

6. TRAS UNAS POLÉMICAS declaraciones sobre el narcotraficante Joaquín 'El Chapo' Guzmán, el cerrador de los Azulejos de Toronto pidió a los medios que también se cubriera su trabajo monticular (en ese entonces en la pretemporada). Pues no pasó mucho tiempo para que su deseo se hiciera realidad. Esta vez no fue por reacciones controversiales y sí por su actuación sobre el diamante. Y es que Osuna arribó a la marca de 100 salvamentos, convirtiéndose así en el jugador más joven en la historia en lograrlo. El mexicano completó la hazaña con 23 años y 62 días, desplazando del sitial de honor al venezolano Francisco Rodriguez que lo había logrado con 24 años y 246 días. ¡Enhorabuena 'No Panic'!

7. CONOCE DEL AYER (del 5 al 12 de abril): De acuerdo a Baseball Reference, el 8 de abril de 1974 Hank Aaron, de los Bravos de Atlanta, conectó su jonrón 715 para superar la marca vigente de 714 en poder de Babe Ruth. La histórica conexión fue ante un envío del pitcher de Dodgers, Al Downing en el Fulton County Stadium. El 9 de abril de 1993 la estrella de la NBA, Michael Jordan, hacía su debut como pelotero profesional. Jordan se había retirado del básquetbol para probar fortuna en el béisbol de las Mayores. Su aventura pasó sin penas ni glorias. Para fortuna de los amantes del básquet, Jordan regresó con los Chicago Bulls. El 10 de abril de 1947, Jackie Robinson se convertía en el primer pelotero negro en firmar un contrato de grandes ligas. Robinson pactó por un año con los Brooklyn Dodgers y hoy es todo un símbolo no solo en el deporte de las bolas y los strikes.

8. EN EL FUTURO cuando se escriba la historia de José Altuve habrá que dedicarle un capítulo entero al hombre que alteró a propósito, en su reporte de exploración para los Astros de Houston, la estatura de quien ahora mismo es uno de los peloteros más completos de las Grandes Ligas. "Un bateador con la capacidad de llegar a las Grandes Ligas en cinco años. Capaz de promediar entre .270 y .290. Un bateador de líneas sin mucha potencia. Debe trabajar en su defensa", escribió Alfredo 'Al' Pedrique en el invierno de 2006-07. Pedrique, ex ligamayorista y segundo venezolano que dirigió a un equipo de las mayores, contó a lavidabaseball.com, que el ver a Altuve fue como amor a primera vista. Y entonces le dijo Wolfang Ramos, el descubridor de Altuve: "No pierdas ese enano. No importa qué, tenemos que firmarlo". En la propia entrevista Pedrique admitió haber alterado la altura de Altuve en el informe de exploración evitando objeciones de la oficina central. "Escribimos 5 pies 7 pulgadas (1.70 metros) para asegurarnos de que se aprobara", contó Pedrique. "Cuando entregué el informe de exploración al [entonces] gerente general Tim Purpura, él preguntó: 'Al, ¿es este tipo que tiene 5-7 el mismo tipo que tenía 5-4 (1.63 metors) hace dos semanas?'". Aquella mentirilla ha valido millones para Houston. ¡Bendito seas Al Pedrique!

play
0:34

¡Aquel jonrón icónico de Hank Aaron!

Un día como hoy, en 1974, Aaron disparó su cuadrangular 715 para superar el récord de Babe Ruth de 714 bambinazos.

9. EL VIDEO DE LA SEMANA nada tiene que ver con broncas tumultuarias o algún hito logrado en la joven campaña. Se trata de una curiosa jugada en un set de televisión y que involucró a nada más y nada menos que al miembro del Salón de la Fama, el dominicano Pedro Martínez. No sé si en otros tiempos hubiera podido evitar esta "vergüenza", pero en esta ocasión su visión no le alcanzó para mucho. No hay dudas que Pedro se nos está poniendo viejo.