<
>

La camada de agentes libres más interesante de MLB

play
Las historias más importantes de la temporada baja de MLB (1:41)

Presentamos los puntos más relevantes a los que debemos estar atentos durante los próximos meses en el mundo de las Grandes Ligas. (1:41)

La camada de agentes libres presente este invierno es la más interesante en mucho tiempo, gracias a los dos peloteros que la encabezan: el primer y tercer seleccionados del draft 2010, ambos con apenas 26 años, percibidos como controversiales (a menudo sin mérito alguno) por la forma en la que juegan y ambos son, como lo dirían Eleanor y Chidi en la serie The Good Place “muy jerdidamente buenos”.

Sin embargo, tal como es el caso de la mayoría de las camadas de agentes libres, no es un grupo muy lleno de profundidad, a medida que los equipos intentan firmar sus mejores peloteros jóvenes con extensiones contractuales que cubrirán los años en los cuales alcanzarían potencialmente el punto cumbre de sus carreras, o los terminan canjeando a equipos que intentarán hacer lo mismo. Llegamos a los 15 primeros antes que comencemos a abarcar el territorio de abridores en puestos finales de rotaciones, relevistas y peloteros de posición regulares por debajo del promedio, lo cual pienso sigue siendo óptimo en comparación con años anteriores.


1. Manny Machado, 3B/SS

Edad en 2019: 26 | B/L: D/D

WAR en 2018: 5.7 | Carrera: 33.8

Machado y Bryce Harper han estado en una carrera con miras a esta temporada baja desde que fueron seleccionados en el draft en primer y tercer lugar, respectivamente, en 2010. Machado es tres meses mayor que Harper y ha sido más duradero que éste último, por ende, ha producido un poco más; aunque ambos han sido éxitos incalificables como elegidos en el draft; solamente Chris Sale (puesto 13 general) y Andreltion Simmons (puesto 70 general) han superado a ambos en la misma clase del draft, con Simmons ligeramente por delante del resto, gracias a sus destacados valores ofensivos, históricamente óptimos.

Machado ha sido pelotero con WAR mínimo de 6 en tres ocasiones durante los últimos cuatro años, fallando en conseguirlo en 2017 cuando tuvo un incongruente BABIP de .265, cifra más baja de su carrera, aunque hizo contacto fuerte dentro de su promedio típico. Su valor defensivo sufrió un impacto el año pasado porque jugó regularmente como campocorto por primera vez desde 2012 (cuando jugaba en Ligas Menores) y no lo hizo muy bien: sólo Carlos Correa tuvo un rating de zona definitiva (UZR, por sus siglas en inglés) ajustado por tiempo de juego más bajo entre los campocortos regulares. Machado quizás querrá jugar como shortstop y hubo una vez que era bueno allí, pero ahora tiene una contextura física mucho más fornida y pertenece a la esquina caliente. Como antesalista en 2018, probablemente habría acabado con WAR por encima de 7, cercano a 8 y los equipos que lo consideran como tercera base deberían valorarlo como tal. Incluso, si jugara al campocorto tras firmar un nuevo contrato, no permanecería allí durante toda la duración del contrato; su calidad es tanta como tercera base y con un brazo tan fuerte, que está proyectado para permanecer en la antesala incluso dentro de un pacto entre 8 y 10 años.

Machado, al terminar la temporada con el promedio de ponches más bajo de su carrera y sin perder su poder ni calidad de contacto, se muestra como el principal agente libre del mercado. Se trata de alguien que debería pedir (y recibir) un contrato por 10 años y $300 millones.


2. Bryce Harper, OF

Edad en 2019: 26 | B/L: Z/D

WAR para 2018: 1.3 | Carrera: 27.4

Harper no ha producido de forma consistente durante su carrera, gracias a dos temporadas en las cuales se vio entorpecido por lesiones y una primera mitad de 2018 afectada por una súbita expansión de su zona de strike. Sin embargo, cuando ha producido, se ha encontrado cercano de la cima en su liga en valor ofensivo. Durante la segunda mitad de 2018, se ubicó en el cuarto lugar de la Liga Nacional en wOBA y quinto en wRC+; solamente Justin Turner ha sumado mayor cantidad de dobletes en dicho promedio y Harper fue líder de la liga en boletos negociados. Su durabilidad ha sido un problema, pero esta fue la tercera ocasión en cuatro campañas que Harper jugó por lo menos 147 partidos y sumó más de 620 apariciones al plato.

Lo que acabó con Harper en la primera mitad fue en parte algo de mala suerte con el BABIP, ya que producía muchas pelotas conectadas fuertemente sin los resultados esperados en alguien de su perfil, además de su menor promedio de contacto, especialmente cuando hacía swing a pitcheos fuera de la zona de strike. (A pesar de ello, no estuvo mal, con wOBA de .350 y wRC+ de 118, aunque simplemente no fue lo que esperamos ver de Bryce Harper). Tras el receso del Juego de Estrellas, volvió a producir a su usual ritmo, tomando mejores decisiones a la hora de hacer swing, a la vez que su suerte mejoraba, lo cual quizás no era coincidencia.

A la defensiva, las cifras de Harper colapsaron este año al dividir tiempo entre los jardines central y derecho, con pobres cifras de UZR y carreras salvadas a la defensiva (DSR, por sus siglas en inglés) en ambos lugares. Probablemente no se acerca al promedio en el center field, pero apostaría que se ubicará dentro del promedio o lo mejorará a la defensiva en la pradera derecha una vez que juegue en esa posición a tiempo completo, demostrando que esto fue un mero bache en su producción defensiva en medio año de data, ya que se colocó por encima del promedio en las dos temporadas anteriores.

Harper ha producido fWAR de 30.7 (la clase de WAR creada por FanGraphs) y jugará en 2019 a los 26 años, por lo cual está a punto de ingresar en los años cumbre de las condiciones de un bateador, con los instintos y aptitudes atléticas suficientes para retener su valor más allá de los 35 años. Considero que un equipo que lo contrate por ocho años podría pronosticar un WAR de 40 por su parte, con la esperanza de ver más de él en los años iniciales de su pacto, porque una vez logró una temporada con WAR superior a 9.90 y cuenta con todos los atributos para repetir la hazaña. Machado recibirá un poco más de dinero, pero Harper debería exigir la misma duración y salario del contrato de Manny. Pienso que aportará buen valor para el equipo que esté dispuesto a concedérselos.


3. Patrick Corbin, PD

Edad para 2019: 29 | B/L: Z/Z

WAR en 2018: 4.6 | Carrera: 11.4

Sí, incluso si Clayton Kershaw termina rescindiendo su contrato, incluso con una agencia libre del ganador del Cy Young, Dallas Keuchel, Corbin es el principal abridor agente libre disponible este invierno. Dos años después de una catastrófica primera temporada completa tras haberse sometido a una cirugía Tommy John cuando sumó efectividad de 5.15 y tenía apenas 0.5 de fWAR, Corbin logró su mejor temporada en todos los sentidos en 2018, en parte debido a su buena salud, pero en mayor medida a un cambio en su forma de lanzar.

Corbin nunca ha sido un hombre de grandes velocidades o tenía proyecciones para convertirse en uno, pero en 2018 se alejó de su recta de cuatro costuras e incrementó el uso de su slider, la cual de acuerdo con las cotizaciones de valor de pitcheo de FanGraphs fue la más valiosa de todo el béisbol en 2018. Las sliders representaban un 41.5 por ciento de todos los lanzamientos hechos por él. Agregó una curva lenta que sustituyó a su cambio (lanzó 97 por ciento de dichas curvas enfrentándose a bateadores diestros) y cuando lanzaba su recta de cuatro costuras, paraba en sitios en los cuales los bateadores no podían descifrarla fácilmente, arriba y adentro a los diestros o arriba y afuera a los zurdos. Es atlético, repite su envío sumamente bien y se ha desarrollado hasta ser un hombre con dominio y control a nivel plus.

Lo único que se puede achacar a Corbin es que ha tenido pocas oportunidades para mostrar algún indicio de durabilidad, al ausentarse durante todo 2014 y una mitad de 2015 por la cirugía Tommy John, para que después fuese utilizado de forma muy fuerte por los Diamondbacks bajo el régimen de Dave Stewart. Esta campaña fue la segunda ocasión en la cual llegó a 200 innings y no hay nada que me indique que no puede repetirlo. Si necesitan un abridor este invierno, Corbin debería ser su principal objetivo.


4. Michael Brantley, LF

Edad en 2018: 32 | B/L: Z/Z

WAR para 2018: 3.6 | Carrera: 22.7

Brantley fue uno de los mejores peloteros de la Liga Americana en 2014 y estuvo muy cerca de serlo en 2015. Después, una cirugía en sus hombros prácticamente lo borró de la campaña 2016 y de esa conversación, especialmente cuando jugó poco menos de la mitad de la temporada 2017 y no parecía tener la forma de antes. Logró remontar de forma discreta en 2018, con su mayor total de tiempo de juego desde su apogeo de 2014 y el segundo mejor WAR de su carrera, impulsado por el segundo menor promedio de ponches de cualquier bateador calificado en el béisbol. (Puesto de otra forma, se ponchó la cuarta parte de ocasiones en las cuales Chris Davis abanicó).

Brantley es un bateador sumamente disciplinado con valores positivos de carrera para los seis tipos de pitcheos este año, según FanGraphs, convirtiéndolo en uno de 11 bateadores calificados en hacerlo (y el único agente libre entre ellos). Es un defensor dentro del promedio en el jardín izquierdo, lo cual limita su potencial total e incluso, en esta era propensa al jonrón, nunca ha alcanzado los 20 cuadrangulares. A pesar de ello, se encuentra plenamente sano y por lo menos tiene algunas destrezas que quisiéramos ver en un bateador a punto de firmar un contrato que lo atará hasta aproximadamente sus 35 años. Puedo verlo con 3-4 triunfos al año por algún tiempo, con buenas posibilidades de alcanzar una temporada con 5.0 triunfos en algún punto a corto plazo.


5. Dallas Keuchel, PZ

Edad en 2019: 31 | B/L: Z/Z

WAR para 2018: 2.6 | Carrera: 18.2

La campaña de Keuchel en 2015, que lo hizo acreedor del premio Cy Young, demostró lo que éste puede alcanzar cuando todo está a su favor, incluyendo todas las partes de su envío. Cuando este comienza a descarrilarse, tal como ocurrió a la campaña siguiente, ese dominio quirúrgico que le permitió poner a los bateadores contrarios de rodillas se pierde y si bien puede seguir siendo efectivo, no se trataba del mismo lanzador.

Desde entonces, ha terminado asentándose como abridor a mitad de rotación razonablemente duradero y continúa generando una tonelada de roletazos, trabajando con una sinker baja y a un lado de su brazo (por ende, cae abajo y adentro contra zurdos) lo más que puede. También hará su labor con una slider, cutter y cambio, con la slider y cutter intercambiándose puestos como su mejor lanzamiento año tras año. En 2018, fue el turno del cutter, un lanzamiento letal para los diestros porque puede correr fuerte frente a sus manos (El sistema Statcast midió que sólo lanzó tres cutters contra zurdos este año). Sigue siendo hombre de mitad de rotación, pero con alguna probabilidad de que tenga una temporada con WAR de 5.0 debido a su gran historial de consistencia mecánica y con tres temporadas de 200 innings en los últimos cinco años, existe quizás una buena posibilidad de que se mantenga sano para cumplir a cabalidad un contrato por tres o más años.


6. A.J. Pollock, CF

Edad en 2019: 31 | B/L: Z/D 


WAR 2018: 2.5 | Carrera: 20.0

Tres años y una lesión importante en la rodilla hace un año produjo a un Pollock con números de .315/.367/.498 y 7.2 de WAR, ese año se parece cada vez a una parte aislada, ya que ha sido un jugador del WAR de 2.5-3 en sus otras temporadas completas. También ha perdido un peso en el central y luce más como un defensor promedio ahí, todavía capaz de jugar en la posición pero tal vez no durante los próximo dos años cuanto ingrese a mediados de los treintas. Pareció que se agotó un poco más de su poder en 2018 y ciertamente se benefició del parque de los Arizona Diamondbacks, que es algo amigable con el jonrón debido a la altitud en Phoenix. Este año bateó .235/.288/.451 en visita este año, su peores números en ruta desde 2013.

Él tiene un promedio regular en el central, tal vez con la esperanza de que recupere algunas habilidades de OBP en el futuro, pero si Pollock tiene que moverse en una esquina durante este acuerdo, podría ser más un bateador del pelotón.


7. Jed Lowrie, INF

Edad en 2019: 35 | B/L: Z/D

WAR 2018: 4.7 | Carrera: 17.6


Lowrie tuvo los dos mejores años de su carrera en 2017-2018, al generar más de la mitad de su carrera en WAR durante esas dos temporadas, con las edades 33-34. Parte del truco fue mantenerse saludable -se había clasificado para el título de bateo solo dos veces entre su debut y 2016, y luego lo hizo en cada una de las dos últimas temporadas-. Otra área fue el acondicionamiento mejorado para fortalecer su mitad inferior tal vez en respuesta a una lesión en el pie que lo llevó a un desempeño horrible en 2016. Un tercero es un ligero aumento en su ángulo de lanzamiento, lo suficiente como para explicar potencialmente su mejora en su line-drive y sus tasas de bateo. Y tal vez jugar en segunda base regularmente después de años de andar por el infield, jugar en posiciones en las que su brazo y sus pies no estaban bien adaptados, también ayudó.

El dilema para los equipos que lo consideran en la agencia libre será su edad: jugará a los 35 años en 2019, una edad en la que esperaríamos que casi todos los bateadores mostraran signos de disminución en la ofensa y defensa. Él podría estar buscando un acuerdo a largo plazo, pero yo no pasaría más de dos años porque el Padre Tiempo siempre vendrá a llamar.


8. Josh Donaldson, 3B

Edad en 2019: 33 | B/L: D/D

WAR 2018: 0.7 | Carrera: 38.5


Donaldson fue rechazado por un no prospecto en la fecha límite de cambios en agosto, una señal de hasta qué punto sus acciones habían caído durante una temporada de lesiones y su peor desempeño desde que todavía era un jugador a tiempo parcial en 2012. No parece haber pedido la velocidad del bate, lo que es bueno para un bateador en sus 30 años, pero luce con todo tipo de cosas fuera de velocidad, y por supuesto que no era el defensor que estamos acostumbrados a que sea. Incluso con un tiempo perdido en 2017, todavía era un jugador de cinco victorias gracias a su bat, y eso parece ser una esperanza razonable para Donaldson siempre y cuando esté lo suficientemente sano como para jugar más de 120 juegos en 2019, lo suficientemente bueno como para que alguien deba ofrecerle un acuerdo por tres años.


9. Charlie Morton, RHP

Edad en 2019: 35 | B/L: D/D

WAR 2018: 3.5 | Carrera: 4.8


Morton tuvo las dos mejores temporadas en sus carrera en 2017 y 2018, una ganga con un total de $14 millones para Houston, y ahora llega al mercado cuando entra con 35 años con una promesa rotación intermedia, pero cuestiona su durabilidad y el riesgo asociado con un lanzador de su edad. Él trabajó con un four-seamer, un sinker y una curva. Él se las arregló para cerrar la racha del pelotón sin agregar otro lanzamiento, consiguiendo un montón de swings y fallas en en breaking ball contra los zurdos.

Esto lo marcó solo la segunda temporada de su carrera en la que se clasificó para el título de efectividad, y el tiempo anterior llegó en 2011. Morton tuvo dos picos cerca del final de 2018, faltando una sola apertura debido a un dolor en el hombro a finales de agosto y se fue a un inicio a principios de septiembre, cuando su velocidad bajó por la misma razón. Probablemente, dos años vuelvan a tener razón, pero $14 millones por año es mucho más razonable ahora que el total de $14 millones.


10. Yasmani Grandal, C

Edad en 2019: 30 | B/L: Z/D

WAR 2018: 3.3 | Carrera: 13.5

Grandal es uno de los dos o tres mejores receptores en Las Mayores, lo que llevó a los Dodgers a adquirirlo hace cuatro años y probablemente haya agregado una o dos victorias extra a los totales del equipo en cada año que ha estado atrapando. También es un excelente bateador para ser un catcher. Solo hubo un error detrás de J.T. Realmuto entre los receptores calificados para este año para el liderazgo en wOBA y wRC+ y en los últimos cuatro año solo Buster Posey y Gary Sanchez tienen cifras más altas de wRC+ entre los clientes habituales.

Sin embargo, en lo que no es bueno Grandal es la parte del trabajo del receptor que le da su nombre: atrapar la pelota. Él lidera el béisbol en pasar pelotas en los últimos cuarto años, no bloquea bien las pelotas y tiene la reputación de no trabajar bien la planificación del juego con los lanzadores. También es lo suficientemente débil como para batear al lado derecho. El swing en la mano derecha de Grandal es largo y no llega a su poder de la misma manera que lo hace el lado izquierdo. Si tienes en cuenta el valor del marco, ha sido un jugador de cuatro victorias regularmente y valió más de cinco en 2018.

Él jugará con 30 en 2019, no demasiado viejo para la mayoría de las posiciones pero sí para los receptores. Es posible que el mercado le pague para que siga produciendo como lo hizo, pero la historia dice que será menos productivo o jugará menos en los próximos cinco años que en los últimos cinco. Y después de octubre, cuando se agrandaron sus problemas como receptor, los equipos tendrán que consideran cómo ponderar todo ese valor de encuadre contra las otras partes de su juego defensivo.

Otros nombres notables del 11 al 50.

11. Nathan Eovaldi, PD

13. Andrew McCutchen, OF

16. Wilson Ramos, C

17. J.A. Happ, PZ

19. Nelson Cruz, BD

20. Jose Iglesias, SS

21. Aníbal Sánchez, PD

22. Gio González, PZ

24. Matt Harvey, PD

27. CC Sabathia, PZ

33. Jeurys Familia, PD

35. Marwin Gonzalez, Super Utility

38. Kelvin Herrera, PD

40. Craig Kimbrel, PD

41. Joe Kelly, PD

49. Steve Pearce, IB