<
>

Cachorros tienen su propia 'terapia de grupo'

play
Aún hay serie en la Liga Nacional (1:29)

Luis Alfredo Álvarez y Ernesto Jerez analizan la victoria de los Cachorros de Chicago sobre los Dodgers de Los Ángeles en el cuarto juego de la SCLN. (1:29)

CHICAGO - Los Cachorros de Chicago cuentan con una rutina especial desde de la temporada pasada, donde se reúnen antes de la práctica de bateo y, liderados por Tim Buss, el coach de fortalecimiento y acondicionamiento físico del equipo, seleccionan a un jugador o persona específica para tomar turnos echándole bromas o dándole cumplidos.

Los Cachorros se enorgullecen de ser un equipo que mantiene siempre un ambiente de trabajo alegre y liviano, y dicha rutina se ha convertido en una especie de terapia de motivación en grupo.

Es por ello que la noche del miércoles, de cara a su primer partido de eliminación ante Dodgers de Los Ángeles , nada iba a cambiar.

"Hacemos diferentes cosas que mucha gente no va a entender", dijo sonriente el jugador de cuadro puertorriqueño Javier Báez, quien cargó con el grueso de la ofensiva con dos cuadrangulares en la victoria 3-2 sobre los Dodgers para extender la Serie de Campeonato de la Liga Nacional a un quinto partido.

"Le tocó al strength coach (Buss) de nosotros decir una cosa positiva de cada uno de nosotros y añadió al grounds crew, que ha hecho un tremendo trabajo todo el año en los ajustes que queramos sobre el infield. Como el locker de ellos está allá atrás donde (era nuestro viejo camerino), decidimos ir para allá y están todos ahí sentados y se emocionaron porque nosotros entramos y tuvimos nuestro meeting ahí".

Fue así que antes del partido más importante y de mayor presión de toda la temporada, Buss decidió honrar al grupo de trabajadores que preparan el terreno de juego de los legendarios "Confines Amistosos".

play
1:37

Cachorros siguen con vida en la Serie de Campeonato

Javier Báez disparó dos cuadrangulares y Chicago derrotó a los Dodgers de Los Ángeles 3-2 y mantiene sus esperanzas de revalidar el título.

No hubo necesidad de fanfarria o de emotivos discursos de inspiración sobre cómo cada juego restante en esta serie será uno de vida o muerte.

"Son cosas que hacemos todos los días. Siempre se dicen palabras de motivaciones. Son cosas tradicionales, no son especialmente por la situación que estábamos y nada por el estilo", explicó el relevista Pedro Strop. "No hacemos esa clase de meeting así (para inspirar) y esas cosas".

"No somos tan creyentes en eso porque creemos que pone presión un poco si nos ponemos de esa manera. Son cosas normalmente usuales que se hacen a diario y se dicen cosas positivas, se dicen chistes y cosas así", agregó el dominicano.

Chicago se colocó en una posición conocida tras conseguir su primera victoria de la serie contra los Dodgers. Como sucedió durante la Serie Mundial del año pasado ante los Indios de Cleveland, los Cachorros cuentan con una desventaja de 1-3 y necesitarán tres victorias para clasificar al Clásico de Otoño de forma consecutiva.

Pero independientemente del lugar desventajoso en que se encuentran, y de las constantes menciones de que sólo los Medias Rojas de Boston han logrado remontar una desventaja similar en una Serie de Campeonato, los Cachorros continuarán suscribiéndose a la misma doctrina: no pensar en el mañana, confiar en su talento y dejar que el resto llegue por añadidura.

"La misma teoría que ha sido todo el tiempo desde que el equipo empezó a tener éxito, mantenerse positivo y estar positivo en toda circunstancia", añadió Strop. "Especialmente en la circunstancia como la que estamos hoy en día, (lo que hacemos es) venir positivos; jugar out por out, inning por inning, partido por partido".

"Los juegos han sido bastantes cerrados y no hemos tenido los mejores bates de nosotros ni los mejores pitcheos", destacó Báez. "Sinceramente, nos sentimos tranquilo. Tenemos la motivación de venir otra vez mañana y competir. Si hacemos el pequeño ajuste de ir un pitcheo a la vez y un turno a la vez, vamos a ir bastante lejos".