<
>

Los 10 mejores lanzadores abridores en MLB

Clayton Kershaw y Félix Hernández son los mejores en la lista de abridores de Buster. ¿Quién les sigue? USA TODAY Sports, Getty Images

Esta es la entrega final de nuestros rankings por posición, y ha sido un ejercicio que hemos disfrutado, al recabar las opiniones de evaluadores, algunos jugadores y varios escuchas realmente inteligentes. Justin Havens, Mark Simon y John Fisher de ESPN Stats & Information han dado muy buena información estadística, lo que confirma la grandeza que hemos visto en algunos jugadores, y en algunos casos, revelando excelencia no vista en otros.

Todo está muy bien.

Hasta hoy.

Porque hoy, evaluamos a los 10 mejores lanzadores abridores, y no hemos visto ninguna combinación de 10 nombres que sea satisfactoria para todos. Con cada nuevo grupo de 10 que he considerado, me pregunto a mí mismo como puedo dejar fuera a otros grandes lanzadores, y entonces me pregunto a quién puedo sacar para colocar a otros.

Habría sido más fácil identificar los 10 mejores lanzadores abridores en el 2000, cuando un total de tres tuvo efectividad por debajo de 3.00. Pero en esta temporada, 22 abridores tuvieron efectividad por debajo de 3.00. (Por otro lado, solo hubo tres inicialistas con un OPS por encima de .900 esta temporada; en 2000, hubo 10 inicialistas con un OPS por encima de .900).

Finalmente llegamos a la decisión de cuáles 10 incluir en nuestra lista, pero esta es una situación de tira y tápate: Estoy publicando esto y luego me montaré en un avión hacia Tora Bora. Si piensan que debe haber un lanzador abridor que deba estar en esta lista, probablemente puedan tener agumentos razonables y convincentes.



1. Clayton Kershaw, Dodgers de Los Angeles

Él sabe mejor que nadie que tiene la muletilla de "Si, pero..." frente a él, como cuando dicen, "Sí, pero no ha tenido éxito en postemporada". Hasta que tenga otra oportunidad en octubre, tendremos que aceptar que es el mejor lanzador del planeta desde abril hasta septiembre, la parte del año que ha dominado hasta ahora.

Si necesitan un recordatorio, Kershaw lideró las mayores en efectividad en cada una de las pasadas cuatro temporadas -- el primer lanzador en lograr algo así -- mientras ganaba tres premios Cy Young y llegaba segundo en la otra temporada. Necesita dos victorias más para llegar a las 100, y de hecho, apenas tiene 26 años.

Kershaw lideró a todos los lanzadores en ERA+ ajustada en 2014 por una amplia diferencia, como si fuese un maratonista que ganara una carrera importante con cinco minutos de diferencia. Y de nuevo, este fue un año en el que muchos lanzadores brillaron.



2. Felix Hernández, Marineros de Seattle

Si hubiese una estadística que midiera la confianza, probablemente el Rey sería el líder de la misma cada año, porque tiene una actitud que se parece a la que tenía Pedro Martínez. No es nada complicado, pero ahí está. En la manera en que lanza, en como parece el menos sorprendido cuando domina. ¿Y por qué no? Está en el medio de una carrera que podría llevarlo al Salón de la Fama.

De hecho, Hernández ya tiene 10 temporadas en las Grandes Ligas, y si no hiciera un solo lanzamiento adicional, podría cualificar para estar en la votación para el Salón de la Fama y es posible que tenga los números para entrar: un premio Cy Young, dos segundos lugares, y un cuarto puesto, y un par de cetros de efectividad. Sandy Koufax tuvo un ERA ajustado plus de 131 en su carrera; el de Hernández es de 130.



3. Chris Sale, Medias Blancas de Chicago

Pronto llegará una temporada en la que todo le salga bien y se gane un premio Cy Young, porque está encaminado en esa dirección; terminó sexto en la votación del 2012, quinto en el 2013 y tercero en esta temporada a pesar de haber sido limitado por lesiones a apenas 26 entradas. Tuvo la ERA+ ajustada más alta de cualquier lanzador de la Liga Americana en 2014, y la tasa más alta de ponches por cada nueve entradas. Apuesto que si encuestamos a varios bateadores sobre cual lanzador es el más duro de enfrentar, Sale llegaría en un cerrado segundo puesto detrás de Kershaw, debido a su repertorio dominante y el ángulo agudo del cual lanza.



4. Madison Bumgarner, Gigantes de San Francisco

Nunca ha liderado su liga en efectividad, entradas o ponches, y nunca ha ganado un Cy Young. Pero como se pueden imaginar, su lugar tan alto en esta lista es debido a que acaba de tener la actuación más dominante en postemporada en casi un siglo. Como han dicho otros jugadores, ellos nunca pensaron que un lanzador podía ganar él solito una Serie Mundial para un equipo, pero eso es básicamente lo que hizo Bumgarner, llevando a los Gigantes desde el juego entre comodines a través de las siguientes dos rondas de playoffs hasta esas históricas cinco entradas en el Juego 7 de la Serie Mundial. Los Gigantes jugaron 160 entradas en la postemporada, y Bumgarner lanzó 52 2/3 entradas de ese total, cerca de un tercio.

Desde el Elias Sports Bureau, el mayor porcentaje de entradas por un lanzador, desde el inicio de la era del comodín, entre los equipos que jugaron por lo menos cinco partidos en postemporada:

1. Roy Halladay, Filis del 2011: Lanzó 16 entradas/su equipo jugó 44 entradas (36.4 por ciento)
2. Matt Morris, Cardenales del 2001: 15-de-43 2/3 (34.4 por ciento)
3. Bartolo Colón, Indios del 2001: 14 2/3-de-43 (34.1 por ciento)
4. Pete Schourek, Rojos del 1995: 21 1/3-de-64 (33.3 por ciento)
5. Bumgarner, Gigantes del 2014: 52 2/3-de-160 (32.9 por ciento)

A lo largo de su increíble volumen de trabajo, él fue casi intocable -- 28 hits, seis boletos, 45 ponches ay efectividad de 1.03. Sin importar lo que sucede de ahora en adelante, ya tiene un pedestal para él solito, ante los ojos de sus pares, por lo que ha logrado. Tendrá 25 años cuando haga el primer pitcheo de la temporada 2015 de los Gigantes.



5. Johnny Cueto, Rojos de Cincinnati

La excelencia de Kershaw oscurecerá para siempre la temporada 2014 de Cueto, la que tuvo para un equipo en problemas que tiene como sede un estadio favorable para los bateadores. Eso es algo realmente malo, porque Cueto fue sobresaliente en su excelencia consistente. En 27 de las 34 aperturas de Cueto, permitió dos carreras o menos. Tuvo la cuarta mejor efectividad en las mayores (2.25), lanzó la segunda mayor cantidad de entradas (243 2/3) y llegó empatado en el quinto puesto en ponches (242).



6. Adam Wainwright, Cardenales de San Luis

Terminó tercero en la votación del Cy young de la Liga Nacional este año, la cuarta vez que termina segundo o tercero en dicha votación. Su efectividad del 2014, 2.38, fue la más baja de su carrera, y permitió apenas 10 cuadrangulares en 227 entradas, la segunda mejor tasa en las Grandes Ligas.



7. Max Scherzer, agente libre

Un oficial de equipo ofreció esta teoría sobre cómo se desarrollará el paso de Scherzer por la agencia libre: "En algún punto después de Navidades, en enero, un ejecutivo le dirá a su dueño, 'Si firmamos a este tipo, podemos ganar la Serie Mundial'" Desde que Scherzer comenzó a refinar el uso de su curva a mediados de la temporada 2012, pasó de ser un muy buen lanzador a ser uno grandioso. En las pasadas dos temporadas, Scherzer logró 492 ponches en 434 2/3 entradas, y al observar sus salidas, no parece que los bateadores tengan nada que buscar ante su poder en la zona.



8. Corey Kluber, Indios de Cleveland

No tiene el largo historial de otros abridores en esta lista, pero es difícil pasar por alto lo dominante que fue en la pasada temporada, con un lanzamiento rompiente que confundió a los bateadores, quienes se vieron constantemente atrás en los conteos frente a él. Échenle un vistazo a estos videos -- la corrida de su recta, el giro de su lanzamiento rompiente -- de una salida que hizo en julio. Luego del Juego de Estrellas, los bateadores tuvieron un OPS de .555 ante Kluber, el tercero mejor en las mayores.



9. David Price, Tigres de Detroit

Lideró las mayores en entradas (248 1/3) y ponches (271), y tuvo una increíble tasa de ponches a boletos de 7.1-1. Fue el ganador del Cy Young en la Liga Americana en el 2012, y está pautado a ser agente libre en el próximo otoño. Es un buen momento para ser David Price.



10. Cole Hamels, Filis de Filadelfia

Podría sustituir a Félix Hernández como el ejemplo vivo de la razón por la que la estadística de las victorias es una sin importancia. Tiene un total de 17 victorias en las pasadas dos temporadas, incluyendo solo nueve en el 2014, cuando tuvo efectividad de 2.46.


Menciones honoríficas: ¿Por dónde comenzamos? Aquí un puñado de lanzadores que consideré:

Yu Darvish, Vigilantes de Texas: En 2013, poncho 277 bateadores, y en 144 2/3 entradas en 2014, ponchó a 182. Sus problemas de lesiones lo limitaron a apenas 22 aperturas esta temporada -- en realidad, algunas de sus ausencias fueron consecuencia de que los Vigilantes quisieran ahorrar balas en medio de una temporada perdida -- así que me quedo con esa carga disminuida de trabajo como una salida fácil, pero no por ello me siento mejor sobre eso.

Jordan Zimmermann, Nacionales de Washington: Su ética de trabajo de ser un "caballo de hierro" y su confiabilidad hace recordar a Bumgarner. El año pasado, Zimmermann tuvo 182 ponches y apenas 29 boletos.

Garrett Richards, Angelinos de Los Angeles: Fue posiblemente el lanzador más difícil de batear en la Liga Americana en el 2014, permitiendo apenas cinco jonrones en 168 2/3 entradas.

Zack Greinke, Dodgers: En sus primeros dos años con los Dodgers, ha hecho exactamente lo que el equipo pensaba que haría, y por lo cual pagaron.

Jon Lester, agente libre: Algún día bien pronto, alguien va a invertir cerca de $150 millones en él debido a lo grande que puede ser.

Stephen Strasburg, Nacionales: Debido a la controversia generada por su inactividad en la recta final de la temporada 2012, ha sido constantemente subestimado, incluso también en estos rankings. En 2014, Strasburg tuvo 242 ponches y apenas 43 boletos.

Masahiro Tanaka, Yankees de Nueva York: Mientras su desgarro en el codo no empeore y pueda evitar ser sometido a la cirugía Tommy John, él va a ser uno de los mejores lanzadores. El problema para los Yankees es que ellos no tienen idea de si lo van a tener lanzando en el 2016, o si lo tendrán en los entrenamientos primaverales que comienzan dentro de dos meses.

Alex Cobb, Rays de Tampa Bay: Con la salida de Price, él es el tipo perfecto para liderar este cuerpo de lanzadores.

Sonny Gray, Atléticos de Oakland: Él estará entre los 10 mejores algún día bien pronto.

Matt Harvey, Mets de Nueva York: Era posiblemente el segundo mejor lanzador en el béisbol en el momento en el que se lastimó.

José Fernández, Marlins de Miami: El derecho parece ser capaz de lograr gestas extraordinarias.

OK, lectores, ¿cuáles creen que deben ser los 10 mejores?