<
>

Sale ganando Chicago en canje con Boston

play
Chris Sale llega a Boston, por cuatro prospectos (1:13)

La adquisición del zurdo de Chicago, se realiza con la intención de redondear el staff de pitcheo de las Medias Rojas. (1:13)

Los Medias Rojas de Boston obtuvieron en el zurdo Chris Sale a un abridor de élite, para complementar una rotación que incluye al ganador premio Cy Young del 2016, Rick Porcello, y a los también lanzadores del llamado brazo equivocado David Price y Eduardo Rodríguez.

Sale, de 27 años, es un serpentinero que en las últimas cinco temporadas ha sido candidato al galardón de mejor pitcher de la Liga Americana con los Medias Blancas de Chicago y aunque nunca lo ha ganado, ha acumulado 70 victorias y 1,133 ponches en ese lapso del 2012 al 2016.

Con el cinco veces Todos Estrellas, los Medias Rojas consiguen a un tirador de punta, que esperan pueda rendir a igual altura tanto en la campaña regular, como en la postemporada, una etapa en la que usualmente falla el carísimo Price, con todo y su contrato de 217 millones.

Sin embargo, Sale nunca ha sentido la presión de lanzar en los playoffs y no se sabe cómo va a reaccionar, pues de esos casos se sobran los estelares que a la hora cero se le aflojan las piernas (Ojo, que no significa tampoco que este vaya a ser el caso, pero no deja de ser una posibilidad 50-50).

Pero Boston pagó demasiado por un hombre que no es garantía, 100 por ciento, de que el equipo ganará la Serie Mundial en los próximos tres años.

En el canje, el gran ganador fue Chicago, que en primer lugar salió de un hombre que desde el incidente con el hijo del primera base Adam LaRoche se había vuelto incómodo de tratar y que a todas luces no quería estar más en la Ciudad de los Vientos, lo cual habría sido casi imposible retenerlo con una extensión contractual.

Pero sobre todo, los Medias Blancas reconstruyeron su futuro con el cubano Yoan Moncada, de 21 años, y el lanzador derecho Michael Kopech, de 20, dos de los prospectos más cotizados en todo el béisbol.

Junto a Moncada y Kopech fueron incluidos en el paquete el jardinero venezolano Luis Alexander Basabe y el lanzador dominicano Víctor Díaz, ambos de Clase A, para reforzar el sistema de fincas de la organización.

Moncada tuvo una brevísima pasantía por las Mayores en el 2016, cuando los Medias Rojas lo convocaron en septiembre, pero aunque tuvo destellos en sus tres primeros partidos, evidenció no estar listo aún para el gran salto, al abanicar en 12 de sus 19 turnos.

Kopech es un lanzallamas con mucho trabajo por hacer también, sobre todo con su control, pues promedia en las Menores cinco pasaportes por cada nueve entradas, pero exhibe efectividad de 2.61 en 134 innings.

Ambos tienen talento por toneladas y no deberíamos esperar mucho tiempo para verlos establecerse al más alto nivel, como parte de la reestructuración que comenzó con la designación de Rick Rentería como nuevo mentor, en sustitución de Robin Ventura.

A diferencia de Sale, quien podría ser agente libre después de la próxima campaña, si el equipo no ejerce la opción por las temporadas del 2018 y 2019, la huella que Moncada y Kopech pueden dejar en Chicago podría ser profunda y sobre todo, duradera.