<
>

'Canelo' y De la Hoya piden a Chávez Jr. que firme el contrato

play
'Canelo' y Chávez Jr. podrían pelear en mayo del 2017 (1:33)

Los boxeadores estarían definiendo los detalles en estas semanas. (1:33)

MÉXICO -- El bicampeón mundial Canelo Álvarez fue severo en sus declaraciones para responder a Julio César Chávez Jr. luego que el sinaloense asegurara que no tiene ningún contrato en la mesa, al pedirle que no deje que lo traten como un niño y firmara ya el contrato para pelear.

Julio César Chávez Jr. había escrito en su cuenta de Twitter tras saberse que las negociaciones se han complicado que sólo estaba esperando el contrato para firmarlo. "No me lo han hecho llegar. Yo dije sí a todo", reveló el Junior respecto a las negociaciones para pelear con Canelo.

"Hasta hoy todo es fantasma, no he visto contratos ni nada formal, no sé si solo estás haciendo promoción", añadió el sinaloense, lo cual despertó cierta irritación en el púgil tapatío que nada tardo conbtestó en su twitter acerca de las palabras del púgil sinaloense.

"No dejes que te traten como a un niño, el conmtrato lo tiene tu gente desde ayer, fírmalo y que se haga la pelea", estableció el actual campeón mundial de peso Superwelter, evitando así mayores conjeturas sobre las negociaciones, que se sabe hasta ahora son para pelear el 6 de mayo en Las Vegas en un peso pactado de 164.5 libras.

Una fuente cercana a las negociaciones informó que esta semana el manager Al Haymon recibió ya el contrato para hacer la pelea entre los peleadores mexicanos, pero que pidió aún algunos días para revisar el contenido antes de firmarlo. Es un contrato de cuatro hojas que no ha sido devuelto.

"Junior, para de tuitear mentiras. Te dimos la gran oportunidad. Tu manager tiene el contrato, fírmalo y habrá pelea el 6 de mayo", aseguró también en twitter el exboxeador y ahora exitoso promotor Óscar de la Hoya, quien representa los intereses de Canelo Álvarez.

El miércoles ESPN reveló que tenían además ya un acuerdo de bolsa para el Junior de seis millones de dólares más otros seis si la pelea rebasaba el millón de casas vendidas en el pago por evento, lo cual prácticamente está garantizada dada la popularidad de los implicados.

Se sabe también que Julio César Junior quería al menos un centenar de entradas como parte del contrato, pero que sólo le ofrecían 30 entradas y él quería un poco más, motivo por el que tampoco se había firmado el contrato.