<
>

Confiesa J.C. Chávez Jr. que dejó de comer semana antes de la pelea

play
"Julio Jr. no tiene justificaciones", asegura Chávez (0:38)

Julio César Chávez reacciona horas después de la derrota de su hijo ante Saúl Álvarez. (0:38)

MÉXICO -- El peleador sinaloense Julio César Chávez confesó ante la ola de críticas de las que ha sido objeto por su actuación ante Canelo Álvarez del sábado que para dar el peso dejó de comer la última semana previa al pleito, y que eso fue clave para ofrecer a los fans la que catalogó como la peor actuación de su carrera.

"Me pueden criticar y con razón, pero nadie sabe el esfuerzo sobrehumano que hice para marcar el peso", dijo Chávez Jr. en charla con ESPN "Las críticas las he tomado de buena manera y voy a seguir trabajando duro, de hecho en dos semanas me iré a México para entrenar con Nacho Beristáin", añadió.

Chávez Jr. dijo que apenas la noche del martes comenzó a sentirse bien tras la bajada de peso de la semana pasada. "Nadie pensaba que marcaría el peso, pero eso provocó que no tuviera energía, en las dos últimas semanas comí muy poco, la última semana no comí casi nada, mi mente quería pero mi cuerpo no me respondía, tenía condición pero no fuerza, lo del masaje no creo que haya sido la causa de mi actitud patética, arriba del ring es sin duda la peor actuación de mi carrera", estableció.

Chávez dijo que pese a las críticas al interior del equipo, seguirá con Beristáin y también con Memo Heredia. "Me he caído pero me voy a levantar, cumplí con dar el peso y eso me causó un descontrol emocional generado por la misma descompensación, imagínate, era la sanción más grande de la historia por una libra (1 millón de dólares)", recalcó.

Chávez aceptó que él es el único culpable de lo que pasó el sábado para evitar que sigan evadiendo responsabilidades en su equipo, pero que su principal misión era dar las 164.5 libras y cumplió pensando en que se iba a recuperar y eso no sucedió. "Si hubiera optado por marcar más peso la gente igual me hubiera acabado, así que tomé el riesgo y no me salió", añadió.

"Yo sé que la gente no tuvo el espectáculo que quería, cuando uno sube al ring no sube a perder, yo también me siento mal, peor que todos, peor que mis fans, pero hice un esfuerzo sobrehumano, por eso Óscar de la Hoya y Canelo me pidieron bajar a ese peso, sabían que me iba a matar, no quise fallar pero no me resultó, así que pueden seguir llegando más críticas que me voy a levantar", sentenció el sinaloense, que perdió por triple 120-108 ante Canelo en la T-Mobile Arena.