<
>

NBA advirtió a Mavs que no reconocería contrato con Romo

play
Mavs no pueden 'redondear' homenaje a Romo (1:00)

Tony Romo compartió toda la noche con el equipo de Dallas, que finalmente cedió ante Denver 109-91. (1:00)

DALLAS -- Si Mark Cuban se hubiera salido con la suya, Tony Romo no sólo se hubiera uniformado el martes, hubiera entrado a la duela para jugar en un partido oficial de la NBA.

El dueño de los Dallas Mavericks se comunicó con el comisionado de la NBA, Adam Silver, para expresarle su idea de darle unos minutos en la duela al ex quarterback de la NFL en el juego ante los Denver Nuggets.

“Le conté lo que iba a hacer le dije, ‘Múltame si no te gusta la idea’”, relató Cuban.

Silver le respondió a Cuban que un contrato entre los Mavs y Romo no sería reconocido por la liga, lo cual mató la idea de Cuban, pero no evitó que la franquicia rindiera un homenaje al ex pasador de los Dallas Cowboys.

“Contratarlo y cosas así hubiera sido demasiado por muchas razones”, indicó el coach de los Mavericks, Rick Carlisle. “Número uno, (Tony) es atleta de futbol americano y no está listo para jugar en un partido de la NBA. Es muy riesgoso. Número dos, contratar a un jugador con todos los requerimientos físicos y de entrenamiento… no hubiera valido la pena hacer tanto y en realidad, esto (el homenaje) no se trata de eso”.

Los Mavericks recibieron varias críticas por cómo eligieron homenajear a Romo, pero Cuban dijo que la forma es consistente con la manera en que la quinteta ha celebrado a otras estrellas de Dallas como Mike Modano, Iván Rodríguez y otros.

“Si alguien piensa que esto es una falta de respeto para la liga, no ha visto la NBA. Tenemos personas que tiran al aro desde media cancha en cada pausa, tenemos niños como recoge balones. Somos entretenimiento y si son tan egoístas para reconocerlo, es su problema, no mío”, afirmó Cuban.

Romo admitió sentirse un poco fuera de lugar tras su primera y única sesión de entrenamiento con los Mavericks la mañana del martes.

“Siento que todos miden como tres metros. Todos son altos y delgados. Parezco tortuga junto a estos chicos”, señaló el ex pasador. “Es un grupo especial de chicos talentosos y la NBA es una fraternidad especial”.

Romo pudo experimentar lo que es pertenecer a esa fraternidad a solicitud de Cuban, Carlisle y el futuro miembro del Salón de la Fama Dirk Nowitzki en el último juego de los Mavericks como locales en la temporada regular ante los Nuggets al pagarle tributo al ex quarterback de los Cowboys dejándole ser “un Maverick por un día”.

Romo llegó al American Airlines Center poco después de las 9 a.m. ET con su hijo más pequeño, Rivers, y su primo Andy Alberth. Los Mavericks participó en la sesión de video para prepararse para la ofensiva de los Nuggets y fijar las rotaciones defensivas. Alrededor de las 10:30 a.m., el ex quarterback fue a la cancha uniformado para la foto oficial con el número 9, el cual oficialmente pertenece a Nicolas Brussino.

Romo regresó al vestidor con Devin Harris para ponerse la ropa de entrenamiento y varios de sus nuevos compañeros en el equipo notaron la nutrida presencia de medios en las instalaciones.

Los Mavericks querían honrar los 14 años de servicio de Romo con los Cowboys y su apoyo a la quinteta en ese tiempo. El ex quarterback dijo que ha ido a incontables juegos y que se convirtió en un aficionado apasionado de los Mavs.

Romo ha sido visto varias veces cerca de la banca de Dallas platicando con los jugadores.

“(Tony) es todo lo que los grandes atletas de Dallas representan. Es un gran competidor, ganador, juega lesionado, todo y ha sido un gran aficionado de los Mavericks y buen amigo mío, de Mark y varios”, afirmó Carlisle. “Por eso quisimos ver si estaba dispuesto a hacer esto y estamos contentos de que haya aceptado con tanto entusiasmo”.