<
>

¿Cuáles son las opciones para los Cowboys?

play
¿Qué tanto afectará a Cowboys la baja de Elliott? (1:51)

Carlos Nava con el reporte de las repercusiones que puede haber tras la suspensión de Ezekiel. (1:51)

OXNARD, California -- Es muy probable que la mayoría de los Dallas Cowboys esperaba una sanción contra su estelar corredor Ezekiel Elliott, pero muy pocos pensaron que la misma acabara siendo de seis partidos.

Los Cowboys comenzaron su entrenamiento en cortos de este viernes con la noticia de que la NFL suspendió seis partidos a Elliott, el líder ganador de yardas por tierra de la NFL la temporada pasada, por el incidente del que fue acusado de violencia doméstica en julio del 2016.

El anuncio de la sanción llegó más de un año después que su entonces novia lo acusó ante la policía de haberla maltratado física y verbalmente en el estado de Ohio. Las autoridades no siguieron caso judicial porque aseguraron que había contradicción de la parte acusadora y falta de evidencia.

Pero la NFL tiene todo el derecho, como parte del convenio colectivo con el Sindicato de Jugadores, de seguir su propia investigación, que de acuerdo a la propia liga revisó cualquier punto que se pudiera considerar en todos aspectos.

Según diversas fuentes, el castigo sólo tomó en cuenta el caso contra la ex novia y el incidente del desfile de St. Patricks en Dallas de febrero pasado, cuando Elliott, de 22 años, bajó la blusa de una mujer y expuso su pecho en público.

Los Cowboys seguro apelarán el castigo y es probable que reduzcan la cantidad de partidos para Elliott; también esperan que la apelación de tiempo suficiente para que Elliott aparezca al menos en el juego inaugural de temporada, el 10 de septiembre contra su rival divisional New York Giants.

Mientras tanto, la preparación de los Cowboys debe continuar rumbo a una temporada llena de expectativas, luego de alcanzar en el 2016 la mejor marca (13-3) de la Conferencia Nacional y en la historia de la franquicia para una temporada regular.

Elliott ha practicado con el primer equipo ofensivo durante las casi tres semanas de entrenamientos formales; sólo alterna durante algunas ocasiones con Darren McFadden, quien será el corredor principal durante el castigo del líder ganador de yardas por tierra de la NFL.

Tiene experiencia y alto nivel cuando ha estado sano. Fue reclutado por los Oakland Raiders cuarto global en el draft colegial. Ha tenido buenas temporadas, que sin embargo se vieron disminuidas por las constantes lesiones.

McFadden llegó a los Cowboys en el 2015 para ser titular en reemplazo del entonces ganador de yardas por tierra de la liga, DeMarco Murray. Respondió con 1,008 yardas en sólo nueve partidos como titular.

Sufrió fractura de codo en el receso de campaña siguiente y dejó el camino libre a Elliott, quien era un novato de alto perfil seleccionado también cuarto global en el draft 2016. Atrás de McFadden pelean plaza Alfred Morris y Rod Smith, quien ha tenido tan buen campamento, de acuerdo al entrenador Jason Garrett, que es probable que en este momento será el tercer corredor; sumado a su capacidad de jugar con los equipos especiales.

Y atrás de ellos, también compite por puesto el ex corredor de los Denver Broncos, Ronnie Hillman.

De cualquier manera, los Cowboys saben que ninguno se compara en este momento con la producción de Elliott, en quien confiaban, al menos hasta el jueves por la tarde, como una de sus principales armas del que parece un equipo cargado de talento al ataque.

"Él (Elliott) va a estar ahí. Es lo único que les puedo decir. Ni siquiera estamos pensando en eso…", dijo el receptor Dez Bryant el jueves por la tarde, en referencia en ese momento a una posible suspensión.

El quarterback Dak Prescott también confiaba el jueves que Elliott estaría toda la temporada y será de nueva cuenta una de las piezas principales en su búsqueda de bicampeonato divisional y del sexto campeonato en la historia del club, que se ha escapado desde la temporada 1995.

"Zeke se está preparando mejor que nunca", dijo Prescott en entrevista exclusiva con ESPN Deportes.

Sea el corredor que esté atrás de Elliott aún contará con la ayuda de la mejor línea ofensiva del planeta que incluye tres jugadores All-Pro, de Dez Bryant, Jason Witten y compañía.