<
>

Nueva marca personal de Russell Wilson lleva a Seattle al triunfo

play
Coloso S12: Russell Wilson (0:49)

Russell Wilson se encargó de pagarle a su defensiva con una actuación récord que, a la postre, impulsa a Seattle en la carrera por la Conferencia Nacional. (0:49)

MÉXICO -- Durante la Semana 12, varios de los equipos considerados contendientes apretaron las tuercas en lo que, todo indica, puede señalar un cierre fuerte de campaña durante la recta final.

Uno de esos equipos fueron los bicampeones reinantes de la NFC, Seattle Seahawks, quienes ganaron su cuarto partido en las últimas cinco salidas gracias a una actuación soberbia de su mariscal de campo, nuestra figura de la fecha:

RUSSELL WILSON, QB, SEATTLE SEAHAWKS

El mariscal de campo de los Seahawks destazó a la defensiva de los Pittsburgh Steelers, imponiendo una nueva marca personal con cinco pases de touchdown para guiar a Seattle a una victoria de 39-30.

El triunfo supone una marca ganadora para los Seahawks --candidato para llegar a su tercer Super Bowl consecutivo para más de uno-- por primera vez en lo que va de la campaña. Lo más importante, llegó ante un equipo que apunta a la postemporada en la AFC.

Tres de las conexiones para touchdown fueron para Doug Baldwin, quien se convirtió en su mejor socio de la noche y el hombre clave en la anotación que selló el triunfo, una escapada de 80 yardas por la lateral derecha en la que si saca dos intentos de derribo antes de recorrer todo el camino hasta la zona prometida. Las otras dos anotaciones de Baldwin fueron en conexiones de 16 yardas en el segundo periodo, y 9 yardas al inicio del cuarto periodo.

Los otros dos touchdown de Wilson fueron para Jermaine Kearse, uno de 12 yardas en el segundo periodo y uno de 9 yardas en el cuarto.

La actuación de Wilson es clave porque después de enfrentar a lo largo de su corta pero exitosa carrera la ya trillada crítica de que solamente gana gracias a Marshawn Lynch y a la defensiva, llega en un día en el que "Beast Mode" no jugó tras someterse a una cirugía por una hernia, y que la defensiva admitió 30 puntos del rival.

Si la interrogante era: ¿puede Wilson ponerse el equipo a los hombros y sacarlo adelante sin ataque terrestre y un día flojo de la defensiva, pese a las armas limitadas que tienen el juego aéreo?

La respuesta llegó este domingo ante Pittsburgh y fue un rotundo sí.

MENCIONES HONORÍFICAS.

Ryan Fitzpatrick, QB, New York Jets. Regresar a la senda del triunfo después de perder cuatro de los últimos cinco fue crítico para que la temporada no se le escapara a los Jets, y la actuación de Fitzpatrick con sus cuatro envíos de touchdown sin intercepciones --una semana después de que medios locales empezaran a ejercer presión para un cambio den la posición de mariscal de campo-- fue la clave. New York completó la barrida sobre su rival divisional Miami, con una victoria por 38-20 y se mantiene en el grueso de la carrera por la postemporada.

Luke Kuechly, LB, Carolina Panthers. El apoyador medio de los Panthers, probablemente el mejor en su posición en la NFL, interceptó dos de los tres pases que le robó Carolina a Tony Romo antes de sacarlo lesionado del juego con una fractura en la misma clavícula que lo había marginado siete partidos de la campaña, y devolvió uno de ellos hasta las diagonales. Las jugadas grandes de Kuechly, junto a otro pick-six de Kurt Coleman, ayudaron a sentenciar desde temprano la victoria de los Panthers, por 33 a 14 para mantener el registro invicto.

Adrian Peterson, RB, Minnesota Vikings. La semana pasada, Peterson se convirtió en el primer jugador en romper la barrera de las 1,000 yardas por tierra en la campaña, y en la actual fecha no quitó el pie del acelerador. Peterson consiguió 158 yardas más por la vía terrestre, en 29 acarreos, y anotó en dos ocasiones para catapultar a los Vikings a una victoria por 20 a 10 sobre unos Falcons que no logran detener la hemorragia.

Philip Rivers, QB, San Diego Chargers. Seis derrotas consecutivas y una marca de 2-8 significan que los Chargers entraban a la Semana 12 sin aspiraciones reales para colarse a la postemporada. Sin embargo, nadie dice que no se puedan despedir de una temporada para el olvido --una que podría ser su última en San Diego-- con algo de dignidad. Rivers conectó en 29 de sus 43 intentos de pase para 300 yardas incluyendo dos touchdowns para el eterno Antonio Gates, uno para Stevie Johnson y otro para Cam Inman.

Matthew Stafford, QB, Detroit Lions. Con el recambio en la gerencia y presidencia de los Lions, además de la coordinación ofensiva, empezaron a llegar los resultados. Detroit hila tres victorias consecutivas y la paliza del jueves sobre los Eagles fue, sin lugar a dudas, la mejor exhibición del año a ambos lados del balón. El más destacado fue Stafford con sus cinco pases anotadores sin intercepciones, completando 27 de 38 envíos para 337 yardas con tres touchdowns para Calvin Johnson, uno para Golden Tate y otro para Theo Riddick.