<
>

Sam Lorenzo se recuperó con una goleada a All Boys

BUENOS AIRES (DyN) -- San Lorenzo de Almagro se desahogó en la noche del sábado, luego de perder la final de la Copa Argentina ante Arsenal, y lo hizo con una goleada 3-0 ante All Boys, en el Nuevo Gasómetro, la que le permite mantenerse en la pelea por el título en el Torneo Inicial.

Ángel Correa, en dos oportunidades, y Héctor Villalba anotaron los goles del equipo de Juan Antonio Pizzi, que quedó a sólo tres puntos del líder Newell's Old Boys, que este domingo jugará el clásico rosarino ante Central.

Por su parte, All Boys no supo aprovechar sus momentos y se retiró el Bajo Flores lleno de dudas y con las manos vacías.

El primer tiempo fue parejo y los dos buscaron el arco del adversario, aunque San Lorenzo se llevaría la etapa por la pericia que tuvo Correa en la definición, luego de una buena maniobra individual de Leandro Romagnoli.

Sin embargo, a los 14 minutos, la primera chance del partido le correspondió a All Boys, con una tapada abajo de Sebastián Torrico sobre Javier Cámpora.

Tres minutos más tarde, Enzo Kalinski elaboró junto con Ignacio Piatti una excelente jugada y quedó mano a mano con Nicolás Cambiasso. El volante alcanzó a definir con la punta de un pie, pero la pelota se fue cerca del poste izquierdo.

Después fue All Boys el que estuvo cerca de anotar, con un remate alto del chileno Gonzalo Espinoza, a los 27, y un disparo desviado de Nicolás Colazo, cuando se jugaba el minuto 30.

Finalmente, a los 43 llegó el grito azulgrana. Romagnoli hizo la diagonal de derecha al medio y tras un rebote en un defensor el balón le quedó a Correa, quien en la puerta del área se acomodó y resolvió al colocarlo junto a un poste de la valla de Cambiasso.

En el arranque del segundo período se perdió el empate de manera increíble Cámpora debajo del arco, luego de un desborde por izquierda de Nicolás Colazo.

Después, el partido cayó en su intensidad hasta que, a los 21, Correa se lo perdería con un disparo por arriba del travesaño. Pero, el mismo delantero tendría revancha, a los 30, cuando hizo la diagonal, encaró y llegó mano a mano con Cambiasso para definir cruzado al gol.

Con el 2-0 All Boys se resignó y San Lorenzo tuvo tiempo para un tanto más. Fue a los 40, cuando Néstor Ortigoza le metió un gran pase a Villalba, quien definió de derecha frente al arquero y selló el tanteador.