<
>

Al menos no perdió

GUADALAJARA -- Chivas comenzó bien su
intento por defender la continuidad de Francisco Ramírez en el timón
rojiblanco, pero Pachuca le dio la vuelta al marcador, aunque no pudo
evitar ya cuando jugaba con diez, que los tapatíos sacaran el 2-2.

Enmedio de un diluvio que puso resbaloso y enfangado el terreno
en algunos sectores, por Chivas anotó Héctor Reynoso a los 17 minutos
y Omar Bravo marcó su primer tanto en su regreso a los rojiblancos,
en el 77, de pena máxima.

Por Tuzos, que jugaron con diez desde el minuto 57 por la
expulsión de Ulises Mendívil, marcaron Paul Nicolás Aguilar en el 28
y el propio Mendívil al 45.

Los pupilos de Francisco Ramírez llegaron a cuatro puntos en el
Grupo Uno, en tanto que la escuadra dirigida por el argentino
Guillermo Rivarola totalizó diez unidades en el sector Dos.

Con el ultimátum de la directiva al técnico Francisco Ramírez de
que sólo una victoria lo mantendría al frente del timón rojiblanco,
los anfitriones empezaron animosos, con enjundia y mucho empuje en
busca de llevarse el triunfo en casa.

En los minutos iniciales los tapatíos realizaron un fútbol
vertical en busca de vencer la meta defendida por el colombiano
Miguel Calero, quien tuvo una actuación destacada para ayudar a Tuzos
a seguir en la lucha y después a rescatar la igualada.

Abrió el marcador en el minuto 17 en un tiro de esquina por
costado derecho ejecutado por Xavier Báez, que fue peinado por
Gonzalo Pineda a primer poste, toque con el cual se rompieron las
marcas y Ulises Mendívil dejó sin marca al zaguero central Héctor
Reynoso, quien a segundo poste remató con la testa para el 1-0.

Aunque quiso ampliar su ventaja, en el resto del primer lapso
Guadalajara no logró armar más avances de peligro, mientras atrás
empezaron a darse errores de marcación para que Pachuca se metiera al partido y pusiera de nervios a los aficionados tapatíos.

En un pase del argentino Damián Manso para Ulises Mendívil, éste
ingresó al área por la izquierda de frente al marco, eludió al
arquero Luis Michel, quien evitó a toda costa la falta, para después
poner servicio al arribo de Paul Nicolás Aguilar, quien remató de
zurda pegado al poste izquierdo para que Jonny Magallón lo evitara al
28.

Tuzos intentó aprovechar los yerros de la zaga del Rebaño
Sagrado en el resto del primer tiempo y se puso en ventaja cuando se
jugaba el minuto de reposición.

Ya la lluvia se había hecho presente y fue factor en el gol de
Ulises Mendívil, tras un balón que Michel no logró contener tras un
cabezazo del argentino Javier Muñoz Mustafá, para que el atacante
ganara en el contrarremate la barrida a Omar Esparza al 45.

El complemento se disputó en medio de un diluvio que azotó la
Perla de Occidente, que provocó un partido accidentado, con muchos
resbalones.

Chivas empujó sin mucha fortuna desde el reinicio del duelo,
pero al 57 se dio el golpe de suerte que requería. Mendívil recibió
su segunda preventiva del partido y fue enviado a las regaderas por
el juez central para que desde entonces la presión tapatía creciera.

Tuzos se agazapó atrás en busca de hacer daño en algún
contragolpe, para que entonces empezara a crecer la figura del
colombiano Calero para darle a los visitantes la ventaja. El arquero
evitó que Marco Fabián, elemento de relevo, mandara el balón al fondo
a los 65 en una de las más destacadas.

La presión rojiblanca rindió resultados a los 74, cuando Muñoz
Mustafá desplazó por la espalda a Javier Chicharito Hernández, que
Armando Archundia no dudó en señalar como pena máxima. Y tampoco
titubeó para repetir su ejecución cuando Calero se adelantó y dos
compañeros entraron al área tras desviada del portero a tiro de Omar
Bravo.

En su regreso a Guadalajara, el nativo de Los Mochis tomó de
nuevo el esférico y en su segundo intento venció al colombiano con
tiro potente arriba al centro, con Calero lanzado a la derecha para
el 2-2 que puso en ebullición a los seguidores tapatíos al 77.

Chivas no dejó de cometer equivocaciones defensivas y la fortuna
permitió que el marcador continuara parejo al 79, cuando el paraguayo
Edgar Pájaro Benítez remató con pierna izquierda de frente al arco
cuando dos zagueros se habían quedado cortos y el balón cimbró el
travesaño, ya con Michel sin oportunidad de actuar.

Casi al final del juego se dio un conato de bronca en un tiro de
esquina a favor de Chivas, del cual el defensa Paul Nicolás Aguilar
salió con la boca sangrante, pero el árbitro tardó un par de minutos
sin percatarse pero terminó por mandarlo a su banca para su atención
médica, con lo cual Pachuca jugó tres minutos con nueve.

Armando Archundia Téllez realizó una buena labor aunque con
algunos detalles. Amonestó a Javier Hernández, por los rojiblancos,
así como a Carlos Gerardo Rodríguez, de los hidalguenses. Además
expulsó a Ulises Mendívil, por acumulación de preventivas a los 57,
por una falta sobre Gonzalo Pineda.