<
>

U Católica perdió con Sao Paulo, el campeón, y se despidió

SANTIAGO DE CHILE (EFE) -- Sao Paulo se impuso 4-3 en la cancha de la Universidad Católica y se clasificó a cuartos de final en la Copa Sudamericana, en un emotivo partido disputado en el Estadio San Carlos de Apoquindo de Santiago de Chile.

Los goles del equipo brasileño fueron anotados por Aloisio, en dos oportunidades, Adilson y Wellington, mientras que para el cuadro universitario lo hicieron Ismael Sosa, Fernando Cordero y Milovan Mirosevic, de penal.

Universidad Católica, que había sacado un empate 1-1 de la cancha del actual campeón de la Sudamericana, se puso en ventaja con un tanto a los 16 minutos.

Ismael Sosa desató la alegría en la hinchada con un remate bajo a pase de Tomás Costa. Pero tres minutos después y tras una jugada colectiva, Aloisio empató y dejaba en tablas la serie.

Los locales de nuevo desequilibraron a los 22 minutos a través de Fernando Cordero, cuyo remate dejó sin opciones a Rogérico Ceni.

Cuando los hinchas aún celebraban, Aloisio, una auténtica pesadilla en la defensa de la Universidad Católica, aprovechó dos minutos después un error y empató en jugada de gran factura.

En los minutos restantes del primer tiempo, el capitán Rogério Ceni salvó su portería en al menos cinco oportunidades de gol.

En el comienzo de la etapa final Ademilson silenció con su gol el estadio San Carlos de Apoquindo debido al abultado número de goles visitantes, que para definir una serie tienen valor agregado.

Más tarde, Sosa cayó dentro del área brasileña y el juez concedió la pena máxima. Milovan Mirosevic fijó el 3-3 a los 70 minutos.

En los siguientes minutos, la Universidad Católica remó contra la corriente pero el correoso equipo brasileño encaró con juego ofensivo la presión.

Wellibgton apareció a cinco minutos del fin para establecer el 3-4 y así el conjunto brasileño logró dar un gran paso al frente.

Este partido de vuelta de octavos de final de la Copa Sudamericana se jugó en el estadio San Carlos de Apoquindo, de Santiago de Chile, ante 15.000 espectadores.