<
>

América concluye la obra y ahora jugará ante Tigres en la final

Mexsport

MÉXICO (Graciela Reséndiz / ESPN.com) -- Más allá de las formas, de no redondear su dominio con un futbol atrevido, América es el segundo finalista del Torneo Apertura 2014 , luego de empatar sin goles ante Monterrey, en la vuelta de las semifinales disputada en el Estadio Azteca.

El resultado de la ida que consiguió por 0-3 en el Tecnológico fue el mayor respaldo de los capitalinos, quienes terminaron invictos la serie.

Las Águilas se alzan como uno de los equipos más exitoso en los recientes años, ya que suma tres finales en dos años, dos del técnico Miguel 'Piojo' Herrera, y esta del argentino Antonio el 'Turco' Mohamed, quien tras el silbatazo final y rumbo al vestidor escuchó como las barras del equipo de Coapa le ovacionaban con: ¡'Turco', 'Turco'..!, Oe, oe, oe, oe, oe, Mohamed, Mohamed..!

La actitud de las barras respaldaron de alguna manera al timonel, quien en las últimos días ha tenido un entorno nada fácil, aguantando críticas por la separación de Paul Aguilar y el rumor de que ya le tienen sustituto.

LUCHA PERDIDA DE ANTEMANO
Monterrey salió a morirse en la raya desde el primer minuto de juego, ahora sí con el 'Chupete' Suazo de inicio, al lado del goleador Dorlan Pabón; pero ambos fueron eliminados por la zaga local cada vez que intentaron adentrarse en el área. Quien sorprendió al minuto 13 fue Cándido Ramírez, habilidoso mediocampista que por la izquierda fusiló al portero Moisés Muñoz, quien salía apresurado, pero un defensa salvó en la línea lo que pudo haber sido el primer gol rayado.

ANIMADO Y PRECAVIDO
Las Águilas empezaron a jugar con la necesidad del rival, sabiéndose con amplia ventaja por la goleada de la ida. Le dio la iniciativa a Monterrey que no supo aprovecharla, pues tampoco iba a permitir dejar espacios para el contragolpe del equipo anfitrión. América esta vez sacrificó a un ofensivo: Michael Arroyo por Osmar Mares, un jugador quitabalones.

Pese a que las Águilas consentían de cierta forma al contrario, la afición hacía sentir su cariño por el equipo con cánticos: ¡Vamos, vamos América, esta noche tenemos que ganar; vamos..! Los olés también se escuchaban en todo el estadio, que poco a poco creció en número. Alrededor de 55 mil personas presenciaban un juego faltó de emociones.

GOL ANULADO
La jugada que pudo darle otro rumbo al partido le fue anulado a América pasado el minuto 30 por fuera de lugar. Osvaldo Martínez centró por la derecha y Rey llegó de atrás para cabecear y anotar, pero el árbitro invalidó el gol. El cierre del primer tiempo fue de los locales, con Miguel Layún agregándose al ataque por su banda izquierda; Oribe Peralta recibió el servicio una vez más pero su disparo al arco fue desviado.

PARECÍA PENAL
Al minuto 38 se produjo un empujón del defensa Darvin Chávez sobre Peralta en el lado derecho del área. El americanista no hizo drama y el silbante pidió seguir la jugada. Parecía falta clara en el área, pero no se marcó penalti.

LA ÚLTIMA CARTA
El tiempo se venía encima, malo para Monterrey, bien a secas para América, que más allá de su planteamiento de no arriesgar mucho, pues el resultado le beneficiaba, la afición pedía ese gol que plasmara la superioridad de las Águilas.

Arroyo ingresó al campo por el mismo Oribe (73'); aunque parecía que era poco el tiempo para hacer algo importante era la última carta de los locales para buscar aunque sea una anotación.

Por cierto, al salir Peralta entre aplausos abrazó al técnico Mohamed, en señal de apoyo a su decisión de sacarlo.

Las Águilas manejaron a su antojo el tiempo complementario, teniendo enfrente un rival desanimado, sin fuerza ofensiva y desconcentrado, ya que minuto 77 el portero y su defensa no se hablaron, se hicieron bolas y ante la salida apurada de Jonathan Orozco, el 'Quick' estuvo a punto de matar a quemarropa. Los pupilos del 'Turco' Mohamed dominaron, pero no lo demostraron con goles.