<
>

Grandes goles iluminan empate entre Gallos y Tigres

Con goles de Juan Fortín y Marco Jiménez por parte de los Gallos Blancos, y André-Pierre Gignac y Javier Aquino por parte de los universitarios, Tigres y Querétaro repartieron puntos al empatar a dos goles.

En medio de mucha expectación fue que llegaron ambos equipos a disputar este encuentro. El duelo entre Víctor Manuel Vucetich y Ricardo Ferretti, los frentes ofensivos de las dos escuadras y la necesidad de mantenerse en la parte alta de la tabla hizo que ambos equipos salieran con una propuesta en la que claramente tenían la portería rival en la mira.

Los Tigres desde un comienzo propusieron al volcarse sobre la zaga de los Gallos, hecho que sirvió a Lucas Zelarayán para hacerse notar en el encuentro y prender al público felino.

Como ya es costumbre, André-Pierre Gignac fue el detonante de la ofensiva felina y el encargado de poner a los Tigres al frente en el marcador. El gol marcó una línea ascendente para el conjunto felino que a lo largo del primer tiempo estuvo poniendo peligro en la zaga del Querétaro, mismos que supieron aguantar las embestidas y obtuvieron su premio al irse al descanso con el empate en el marcador por conducto de Forlín en gran jugada de táctica fija.

El segundo tiempo inició con la misma intensidad que se jugó el primero. Un buen ida y vuelta provocó que rápidamente el marcador se agrandará a empate a dos goles.

Jiménez materializó la voltereta para el equipo local con una gran volea, pero poco duró el gusto a los emplumados toda vez que Aquino remató desde fuera del área y justo al ángulo de Thiago Volpi, quien fue una máquina de atajadas el resto del encuentro.

La necesidad del conjunto de Ferretti hizo que los de la sultana del norte siguieran apretando, sin embargo la contundencia no fue aliada de los felinos esta noche, no obstante que Querétaro jugó con 10 hombres a partir del minuto 80 por expulsión a Yerson Candelo.

Un aguerrido encuentro fue el que se suscitó en la cancha de los Gallos en la parte final, sin embargo, ni las ganas de los locales ni las embestidas de Gignac, Aquino y compañía pudieron mover la realidad de las cosas. Empate a dos goles que poco le sirve a ambas escuadras y previene la victoria N° 400 de Ferretti.