<
>

Yerry Mina se gana al Barcelona en su presentación

play
Yerry Mina cautivó a los fanáticos del Barcelona (0:46)

Jordi Blanco fue testigo de cómo el defensor colombiano fue presentado por el equipo blaugrana y se ganó el aplauso de los seguidores por su humildad y simpatía. (0:46)

BARCELONA -- Yerry Mina no pudo comenzar con mejor pie su andadura como futbolista del Barcelona. Un día después de conocer a sus nuevos compañeros y saludar de forma muy efusiva a Leo Messi, el defensor colombiano se presentó en un Camp Nou que se entregó a su alegría… Y a su humildad.

En lo que habían sido sus primeras palabras, en exclusiva para el canal oficial del club, Mina aseveró que con su fichaje cumplía “un sueño” y a fe que lo demostró para sorpresa de todo el mundo, tanto la hinchada presente en las gradas del Camp Nou como los periodistas y los responsables de prensa del club que se quedaron literalmente pasmados al contemplar su entrada en el césped.

El nuevo jugador azulgrana pisó el verde… Y al traspasar la línea de banda se paró y sin más se descalzó completamene, tanto las botas como los calcetines, para entrar con los pies desnudos, levantar los brazos al cielo en una plegaria breve pero intensa y, de forma inmediata, provocar una ovación cerrada por parte de los más de 8 mil 500 aficinados que no dudaron así en premiar ese gesto del nuevo techo de la plantilla del Barça.

“Ha sido fantástico. No sabemos casi nada de él, pero desprende una alegría y personalidad que engancha. Ojalá triunfe” explicó un aficionado, veterano y entregado a la magia que desprendió un Yerry Mina que, sin pretenderlo, se ha convertido en historia del Barça.

El colombiano, quinto central que llega al Camp Nou directamente desde Brasil después de Mario Marinho, Aloisio, Henrique y Marlon, es el primero que llega en el mercado de invierno desde que lo hiciera en enero de 1998 Frank de Boer. Y lo hace con la esperanza evidente de ganarse un lugar en el corazón, tanto por su alegría como por su fútbol.