<
>

Como en los viejos tiempos, David Villa reportó con 'La Roja'

play
David Villa: 'Es un sueño hecho realidad' (0:34)

Después de tres años, el delantero regresa a la selección de España gracias a la convocatoria de Julen Lopetegui, para los enfrentamientos decisivos de la "Roja" ante Italia y Liechtenstein. (0:34)

MADRID -- David Villa ha sido, por mucho, el mayor atractivo en la llegada de los hombres de Julen Lopetegui a la concentración de la selección española de futbol este lunes.

Hacía más de tres años que el delantero asturiano no pasaba por la Ciudad del Futbol; el mismo tiempo que ha transcurrido desde que ha tocado un balón en este lado del mundo.

"Estoy nervioso. Eso no cambia. Todos saben la ilusión que me hace estar aquí y eso no cambia y después de tres años hace que esté más excitado.

"Nada me produce más emoción que vestir la camiseta de la selección; sudar la camiseta de España es lo que más me gusta en el mundo”, dijo Villa ante los medios de comunicación a su llegada a la concentración de la Roja en las Rozas, Madrid, este lunes.

Para 'El Guaje' se ha hecho eterno el tiempo de espera desde que disputó su último partido con España. Aquella agria victoria por 0-3 sobre Australia con que el combinado ibérico se despidió, ya eliminado, del Mundial de Brasil en 2014. Fue también el partido en que marcó su último tanto internacional para llegar a 59 y convertirse en el máximo goleador histórico español.

El ‘ocaso’ de la generación dorada que conquistó tres títulos al hilo, dos Eurocopas y un Mundial, empezaba en ese momento y jugadores icónicos de aquel grupo anunciaban el final de su carrera como internacionales. Villa mismo percibía dentro de ese grupo.

Pocos días antes había anunciado su fichaje por el New York City FC y estaba a punto de embarcarse rumbo a Melbourne, donde permanecería cedido nueve largos meses, hasta el inicio de la temporada de la MLS en marzo. Según confesaría años después, 'El Guaje' daba por cerrada su carrera como internacional, simplemente porque “no creía que podía ser convocado” militando en una liga de menor competitividad.

Pero con la llegada de Julen Lopetegui a la dirección técnica de la selección, volvió la ilusión.

"Cada noche previa a (que se publique) la lista tengo ese gusanillo", reconoció el jugador, quien reiteró que "no me voy a retirar (de la selección); no voy a dejar de jugar futbol".

Villa se dijo "abrumado" y "agradablemente sorprendido" ante la reacción de la afición española que, en su mayoría, le ha dado la bienvenida con los brazos abiertos.

"Pensé que podía haber polémica con la llamada, pero ha sido todo lo contrario", señaló el jugador, que el próximo 3 de diciembre cumplirá 36 años de edad.

"No me esperaba esta reacción; no me esperaba que tanta gente se alegrara por mi vuelta a la selección", reconoció.

'El Guaje' se ha ganado la oportunidad a base de duro trabajo y regularidad después de marcar 60 tantos en 91 partidos con el cuadro neoyorquino. Pero está consciente que si se ha convertido en el primer jugador que milita en la Major League Soccer en ser convocado con la selección española es, porque Julen Lopetegui se ha mostrado abierto a cualquier posibilidad con tal de fortalecer a su equipo y se muestra agradecido.

"Ha estado viéndome en Nueva York; el hecho de que se haya tomado la molestia para ver al New York City ya era un orgullo para mí", reconoció el jugador.

Villa también sabe que ha sido convocado debido a la falta de delanteros puros en España. De 26 jugadores convocados, solo tres ocupan la demarcación de manera natural.

Sabe que difícilmente será uno de los elegidos de inicio para medirse a Italia o el próximo 2 de septiembre en el partido clave del grupo G de la clasificación europea. Pero con algo de suerte, podrá volver a lucir el ‘7’ frente a Leichtenstein.

David Villa evita especular con los minutos que podría, o no, tener con Lopetegui. Mucho menos en sus posiblidades de llegar a Rusia. Volver a la selección, asegura, es premio suficiente.

"Quiero disfrutar esto, ayudar a la selección a conseguir estas dos victorias para conseguir la clasificación al Mundial. Tenemos que clasificarnos y después pensamos quien puede pensar.

"(El de Italia) es un partido en que la selección se juega la vida y estoy preparado para echar una mano en lo que diga el seleccionador. Soy uno más", apuntó.