<
>

Roman Reigns se siente cómodo con su personaje en la WWE

play
Roman Reigns en exclusiva con ESPN Digital (2:02)

Nos adentramos en sus inicios en el mundo de la lucha, cómo tiene que lidiar con la reacción del público y lo más que le gusta de ser una Superestrella de la WWE. (2:02)

BRISTOL -- La superestrella de la WWE Roman Reigns es visto por muchos como uno de los rostros del futuro de la lucha libre profesional, algo que para algunos es bueno, y para otros es malo.

En la segunda parte de nuestra entrevista con el espigado luchador, quien recientemente perdió su Campeonato de Estados Unidos, nos adentramos en sus inicios en el mundo de la lucha, cómo tuvo que lidiar con la presión de ser parte de una legendaria familia de luchadores, y sus expectativas de cara al evento más importante del año en el calendario de la empresa, Wrestlemania.

ESPN: Tú jugaste tanto football universitario (en Georgia Tech) como football profesional en la NFL y la CFL. ¿Por qué decidiste irte a la lucha libre luego de eso?

Roman Reigns: Sabes, para mí eso era algo que siempre estuvo como una alternativa. Yo vengo de una familia de luchadores, mi padre está en el Salón de la Fama junto con su hermano. Ellos lucharon juntos como pareja en los años 70 y 80 como los Wild Samoans. Y tengo incontables primos, como los que luchan ahora como Los Usos. Asi que la lucha es algo que siempre hemos llevado en la sangre. Siempre va a estar ahí. Probablemente me toque, ya sea pelear con mis hijos para que no entren tan temprano a esto. Pero para mí, el football simplemente pasó su momento. Era hora de colgar las zapatillas, y ponerme las botas, y eso fue lo que hice.

ESPN: Cuando entraste a la WWE, lo hiciste como parte del grupo llamado 'The Shield'. ¿Ves posible una reunión de ese grupo en el futuro cercano?

Roman Reigns: Yo no sé sobre el futuro cercano. Puedo ver una reunión de nosotros algún día. Creo que, solo por el hecho de que eramos un grupo tan grande y eramos tan importantes para esta generación que tenemos ahora, de la cual somos los líderes, creo que algún día, cuando sea el momento adecuado, y aparezca la oportunidad suficientemente grande, va a tener que ser enorme. Quiero decir, en este momento, en el que ahora todos somos legítimas estrellas por separado, y brillamos por nuestra cuenta, compitiendo en los eventos estelares la mayoría de las noches, um... Asi que pienso que, para que nosotros nos unamos de nuevo como 'The Shield', algo drástico, algo grande tendría que suceder en la WWE.

ESPN: Siendo el hijo de Sika, ¿sentiste presión por entrar a la lucha libre, o simplemente dejaste que todo fluyera de forma natural?

Roman Reigns: Eso fue algo que mi padre hizo muy bien. Él nunca me presionó o me intentó forzar para que entrara a esto. En realidad a él le gustaba que yo jugara fooball. Creo que se sentía orgulloso de que yo buscara mi propio nicho. Y creo él disfrutaba mucho el juego también, especialmente asistir a los partidos en vivo. Mi padre, y mi madre, siempre han sido muy buenos con eso. Siempre me dejaron hacer lo que yo quería hacer, y si yo creía en eso, y eso me hacía feliz, entonces ellos se sentían felices. Desde ese punto de vista, él siempre fue muy bueno. Nunca trató de forzarme de entrar a esto, pero cuando sentí que era el momento, él sabía que yo hablaba en serio. Y él se lo tomó muy en serio también, así que eso se lo agradezco.

ESPN: Ahora mismo eres uno de los principales luchadores en el roster, pero la recepción de los fanáticos no ha sido la mejor. Algunas veces recibes abucheos, algunas veces las reacciones son mixtas. ¿Eso te afecta como superestrella?

Roman Reigns: No. No. Sabes, pienso que como todo en la vida, nunca vas a poder complacer a todo el mundo. No vas a tener a todo el mundo de tu lado. Si nadie se presenta a nuestro espectáculo y hay mucho silencio, entonces me preocuparía. Pero, por las razones que sea, yo salgo allá afuera a hacer lo mío. Parece que eso causa todo tipo de reacciones, buenas y malas. Pero mientras los fanáticos estén ahí haciendo ruido, deben estarse divirtiendo. Si están ahí afuera gritando a todo pulmón, tienen que estar pasando un buen momento, lo que significa que estoy haciendo bien mi trabajo.

ESPN: Ahora mismo estamos en el Camino a Wrestlemania, el principal evento de lucha del año. ¿Cuáles son tus expectativas sobre el mismo?

Roman Reigns: Bueno, para mí, mi carrera está construida sobre Wrestlemania ahora. Todo el camino, desde el Royal Rumble hasta Wrestlemania, ese es el Camino a Wrestlemania. Y en ese camino yo he sido dominante. He sido exitoso. Y en los pasados tres años, yo he podido hilvanar una buena racha en camino a Wrestlemania. Asi que, yo quiero pensar que mi carrera se define por estos momentos grandes, y en yo haber podido aprovecharlos. Lo hice en años consecutivos, me encanta, tu sabes, que he estado en el evento estelar de Wrestlemania por tres veces consecutivas. Pero si no hubiese ocurrido, de todos modos habría estado muy orgulloso de mí mismo, porque he trabajado muy duro para lograrlo este año. Y no se trata de solo un espectáculo. Se necesitan muchos espectáculos, se necesita mucho personal, muchas personas, gente que trabaja duro para lograr esto y me siento orgulloso de estar aquí, y lo suficientemente saludable como para estar en estos espectáculos y ser parte del equipo.

ESPN: Sabemos que eres parte de un grupo de superestrellas en la WWE que hace muchas obras caritativas, y que gran parte de ellas no reciben publicidad. ¿Cuán importante es esto como persona, y como superestrella?

Roman Reigns: Es la mejor parte de mi trabajo. Sabes, algunas veces me gustaría que esas cosas no se dieran a conocer, que no hubiese cámaras, que cada teléfono no tuviera una cámara. Porque algunas veces es bueno tener esos momentos solo para tí y la persona con la que estás compartiendo, con la que estás creando esa relación. Y esa es la mejor parte de este trabajo. Sabes, te ponen en televisión y te convierten en esta gran estrella, pero lo más poderoso de esto es el efecto que puedes tener en alguien, la reacción que puedes provocar en ellos, la sonrisa, las lágrimas de alegría, los abrazos. El ver como alguien se pone tan contento de verte... no hay nada mejor que eso. El que alguien esté tan orgulloso de tí y que te apoye por lo que haces, es una inspiración y una motivación para ellos, eso tiene que ser, probablemente lo mejor que puedes experimentar en esta tierra. Es realmente... algo más grande que una buena acción, ¿sabes lo que digo? No hay nada mejor que crear una relación con un verdadero héroe, y en muchas ocasiones cuando estás haciendo estas obras caritativas, cuando estás con chicos de la Fundación Make a Wish, ¿estos chicos que uno conoce? ¡son más fuertes que yo! ¡son más fuertes que tú! Estos chicos son héroes. Y el hecho que vengan a este mundo a pelear, y que sigan peleando, y que no se rinden, esa es una lección que todos debemos aprender. Pienso que, sin importar quien seas, si puedes hacer una obra caritativa, hazla, porque nada te va a hacer sentir mejor por dentro que ponerle una sonrisa en el rostro de un chico y hacerle mejor su día y hacerle olvidar el momento por el que está pasando.

ESPN: En tu carrera, si tuvieras que mencionar un solo nombre, tu rival favorito en tu carrera, ¿quién sería y por qué?

Roman Reigns: Esa es difícil. Sabes, he tenido muchos rivales con los que he disfrutado luchar y haber sido su rival. Probablemente mi favorito tendría que ser volviendo a los muchachos de The Shield. Yo siento que he tenido buena química con cada rival al que me he enfrentado. Pero hay algo sobre mí, Seth y Dean, solo por el hecho de que entramos juntos, comenzamos juntos, y construímos esto juntos. Así que creo que, los tres juntos, es la rivalidad más importante que tenemos, y la más cercana para mí, porque me importa demasiado.

ESPN: Has sido tanto técnico (bueno) como rudo (malo) en la WWE. ¿Cuál prefieres más y por qué?

Roman Reigns: Yo prefiero lo que estoy haciendo ahora. Me gusta estar entremedio. Porque, para mí, es ir más allá de ser un técnico, o ser un rudo. Estamos ahora en el 2017, las líneas se han borrado, hay muchas áreas grises en la vida. Y muchas veces, a la gente le gustan las cosas malas. A la gente le gusta el chico malo. Así que, para mí, de la forma que lo veo, es que soy yo mismo. Algunas veces tengo días buenos, otras veces tengo días malos. Algunas veces estoy de buen humor, otras veces estoy molesto. Solo depende de lo humano y depende de cómo me encuentres, pero yo tengo una emoción para cada situación. Y no tengo miedo de usarla.