<
>

¿Cuauhtémoc Blanco, el mejor de la historia en la Selección Mexicana?

play
¿Cuau es gran ídolo del futbol mexicano? (2:13)

Barak Fever y Fernando Schwartz, frente a frente analizan si Cuauhtémoc Blanco merece ese título. (2:13)

MÉXICO -- La noche del cuatro de agosto de 1999, México, conquistaba su máximo logro a nivel de selecciones mayores y lo hacía gracias a una destacada actuación de Cuauhtémoc Blanco, además el delantero marcó el tanto definitivo con el que se venció a Brasil, esa fue una noche mágica como muchas que tuvo el "10" con el Tricolor, jugador que un gran sector de la afición lo ve como el mejor elemento que ha vestido la playera verde.

Defendiendo los colores de la Selección Mexicana, Cuauhtémoc le otorgó muchas alegrías a la afición azteca por sus brillantes actuaciones. El delantero fue por más de una década un referente en el ataque del Tri, equipo con el que alineó por cerca de 140 encuentros y en la que marcó 39 goles.

En tres Mundiales, tres Copas América, Copas Oro, amistosos etc... el Cuauh no sólo se hizo presente en el marcador con sus goles, el ex americanista contaba con un toque preciso que hacía jugar a sus compañeros y en más de una ocasión sus asistencias culminaban en gol.

El ahora integrante de la plantilla del Puebla, ha sido el único futbolista mexicano que ha marcado tres goles en tres mundiales diferentes, uno de los récords que sólo Rafael Márquez podría batir en Brasil 2014.

Para el Mundial del 2006 y señalado por muchos aficionados se cometió una de las grandes injusticias al no convocar al Cuauh al Mundial. El estratega Ricardo Antonio La Volpe consideró que el ofensivo no cuajaba en su sistema táctico y decidió no incluirlo en la lista de 23 elementos que disputaron aquella competencia. Blanco gozaba de un gran momento futbolístico y se perdió la que pudo haber sido su cuarta copa. Posteriormente apareció en Sudáfrica 2010 y marcó su tercer y último gol en los Mundiales, al encajar el segundo tanto frente a Francia.

Salva la clasificación al Mundial 2002

Sin encontrarse al cien por ciento de salud y tras salir de una lesión, Blanco necesitó de unos minutos para revertir el marcador frente a los jamaiquinos que ganaban 1-0, resultado que complicaba el pase al Mundial de México para la competencia que se celebró en Corea – Japón. Al final los comandados por Javier Aguirre regresaron de Kingston con una victoria tras las dos anotaciones del Cuauh y se perfilaron rumbo a una clasificación, misma que obtendrían en el estadio Azteca frente a Honduras, con goles del mencionado ariete.

Genialidad mundialista

La escuadra de Bélgica dominaba a México en el Mundial de Francia 98, y en 47 minutos ya vencía al Tri por 2-0. Los de verde respondieron con un tanto de penal bien cobrado por Alberto García Aspe, pero aún faltaba por llegar uno de los goles más bellos de aquella justa mundialista, obra que sería hecha por el Temo. Al 62 Jesús Arellano condujo el esférico por media cancha para después cederle el balón a Ramón Ramírez quien cerca de la banda izquierda levantó la mirada para centrar a Cuauhtémoc quien tuvo que mostrar dotes de agilidad para alcanzar a rematar con la pierna izquierda en una especia de patada por los aires.

Al final, Blanco, cuenta con los argumentos para ser señalado el mejor elemento mexicano que ha defendido los colores de la Selección, pero la decisión en cuanto a gusto de como juega uno u otro futbolista la toma cada aficionado.