<
>

Djokovic venció a Federer y retuvo el título de Indian Wells

play
Djokovic venció a Federer y es bicampeón (2:48)

El serbio, número uno del mundo, se impuso por 6-3, 6-7 (5) y 6-2 a Roger Federer (2°) y repitió el festejo en el primer Masters 1000 del año, donde suma cuatro coronas. (2:48)

INDIAN WELLS -- Déjà vu de 2014. Al igual que el año pasado, Novak Djokovic venció a Roger Federer en la final de Indian Wells en tres parciales. El serbio, con su festejo por 6-3, 6-7 (5) y 6-2, logró su título N°21 de Masters 1000 (a dos de Federer y a seis de Rafael Nadal) y el N°50 de su carrera. Partido con altibajos, nervios palpables de ambos lados por situaciones de juego y momentos de gran nivel de juego, con victoria final para Djokovic, quien ahora acortó la distancia en duelos personales a dos (18-20).

Alta intensidad en el comienzo del encuentro, con Novak Djokovic en su mejor versión de la semana. El serbio se plantó de manera agresiva, con su primer servicio como gran aliado (ganó 13 de 13) y metiendo presión con la devolución desde el inicio. En el tercer game, dos puntos de quiebre; y en el quinto, un triple break point y una rotura en la cuarta ocasión a través de una notable defensa con un passing cruzado de revés.

Federer buscó variantes, más que nada con el ataque. El suizo intentó jugar puntos cortos con subidas a la red, pero no le dio el rédito esperado. Rápidamente se vio set abajo ante un Djokovic inspirado. Una historia difícil de remontar. Sin embargo, tuvo sus chances en el segundo parcial, con una ocasión de quiebre en su primer turno en la devolución. Y tampoco. No era el día. Para colmo, acto seguido, Djokovic consiguió otro break y luego levantó dos ocasiones de peligro con su servicio para el 3-1.

El serbio, con todo en sus manos: punto para ponerse 5-2 y su servicio. Pero ahí apareció la reacción de Federer, que se puso 3-4 y le trasladó la presión de cerrarlo a Djokovic, que empezó a mostrar algunas dudas al cometer una doble falta y quedar en situación de riesgo con su saque. El suizo sintió que era su momento, apretó y equilibró el marcador. Hasta llegó a tener una buena ocasión con el 5-5 y 0-30 desde la devolución. La historia, al tiebreak.

En el desempate, situaciones inesperadas. Primero, Federer tuvo un error en un ataque sencillo y quedó 3-5, pero recuperó terreno enseguida con un punto enorme de ambos. Y luego, dos fallas tremendas de Djokovic: un par de doble faltas (tres en el tiebreak) para quedar set point en contra. El N°2 del mundo se subió a las oportunidades brindadas por su oponente y llevó el duelo a un tercero.

También fue inesperado el inicio del set decisivo. Contrario a lo pensado, Djokovic salió renovado y con una gran fortaleza mental. Y rápidamente se hizo dueño del servicio de Federer para el 2-0. Tuvo un momento de incertidumbre, de todas maneras, al perder su saque y estrellar su raqueta en el cambio de lado, pero volvió a tomar el control de las acciones, ganó los últimos cuatro games del encuentro con un nivel claramente superior y logró su cuarto festejo en Indian Wells, alcanzando la línea del suizo.

Pese a la derrota en la definición, Federer se marcha con la marca de haberse convertido en la semana en el primer jugador en alcanzar las 50 victorias en este torneo.