<
>

De Manizales a la MLS

Juan Agudelo brilla con los Red Bulls, y es la nueva figura de la MLS Getty

LA ÚLTIMA JOYA DEL fútbol estadounidense, Juan Agudelo, nació en Colombia, pero a los ocho años se mudó con su familia a los Estados Unidos.

Se formó en la academia del equipo Red Bull New York, y su explosión en el panorama futbolístico ha sido meteórica, pues en tan sólo unos meses pasó de ahí a ser titular de ese club y de la selección estadounidense, y ha demostrado ser un goleador letal.

Nunca antes en el fútbol estadounidense se había visto a un talento y un delantero de esas características. Con menos de 18 años de edad ha demostrado ser un voraz y precoz romperredes.

En su segundo partido con la selección de EU y su primero como titular, Agudelo marcó el gol del empate contra Argentina en partido disputado el 26 de marzo.

Con su actuación en el representativo estadounidense y en el equipo neoyorquino, este joven nacido en Manizales, Colombia, ha despertado la esperanza de todos los fanáticos de la Unión Americana y, sobre todo, de los hispanos.

El fútbol de EU ha tenido un gran crecimiento en las últimas dos décadas, con buenos resultados en los mundiales. De ser una selección que era goleada con facilidad en el Mundial de Italia 1990, pasó a ser un combinado de respeto que jugó los octavos de final en Sudáfrica 2010, donde fue eliminada por Ghana.

Pero siempre les ha faltado un jugador estrella, un crack que triunfe a nivel internacional y que tenga la capacidad de guiar a su combinado más allá de la ronda de octavos.

Landon Donovan es el mejor jugador en la historia de Estados Unidos, pero no se ha consagrado como futbolista internacional. Tim Howard y Clint Dempsey han triunfado en Inglaterra, pero en equipos de media tabla y no son espectaculares. Jozy Altidore y Freddy Adu se han quedado rezagados y no han cumplido con las expectativas que despertaron.

Agudelo es diferente y tiene todas las condiciones para ser ese gran futbolista que triunfe a nivel internacional y ser ese delantero goleador, sensacional, que enamore a los fanáticos de los Estados Unidos.

Pero sobre todo Agudelo representa a ese jugador en que tanto han soñado los federativos del fútbol estadounidense, con la capacidad para convertirse en el ídolo de los más de 50 millones de latinos.

En el pasado, en la selección de EU ha habido jugadores latinos, pero ninguno ha sido capaz de ser el símbolo con que se identifiquen los millones de hispanos en ese país.

Hay una leyenda urbana respecto a los futbolistas latinos en Estados Unidos. Siempre se ha creído que en sus parques había jugadores con el potencial de un Diego Armando Maradona o un Lionel Messi. Sin embargo se pensaba que esas decenas de talentos se perdían porque eran jóvenes indocumentados o de bajos recursos y que no podían alcanzar los programas de fútbol de la universidad.

Ahora Agudelo tiene la posibilidad de convertirse en ese Mesías capaz de levantar al fútbol estadounidense. En ser el primer delantero goleador en triunfar a nivel internacional.

PARA AGUDELO, EL FÚTBOL SIEMPRE HA SIDO una cuestión de alegría, de felicidad. Sus ídolos son Ronaldinho, Robinho y Zidane, y su concepto de juego, ofensivo, que respeta el balón, como el del FC Barcelona, no es muy común en un balompié físico y táctico como el estadounidense.


"Mi equipo favorito es el Barcelona y me gusta el fútbol ofensivo. Soy una persona feliz y me gusta sonreír. Para mí, el fútbol es alegría; por eso me gusta Ronaldinho".

A pesar de su éxito tan repentino, Agudelo no siempre tuvo claro su futuro como goleador. Durante su infancia en Colombia era uno entre decenas de millares de jóvenes colombianos con el sueño de ser futbolista profesional. Su padre intentó meterlo en las fuerzas básicas del Deportivo Cali, pero no fue aceptado.

"Mi sueño de ser futbolista llega a los ocho años, pero no creía en ese sueño, no confiaba en mis posibilidades. Todo cambió a los 14 y 15 años, cuando empecé a destacar en la escuela secundaria en Estados Unidos. Todos los entrenadores y equipos preguntaban por mí. Eso me hizo ver que tenía el talento para triunfar".

Por ese motivo, Agudelo se decantó finalmente por vestir el uniforme de la selección de los Estados Unidos, aunque también hay que resaltar que nunca recibió un llamado del combinado colombiano.

"Me siento muy colombiano, pero me mudé a los Estados Unidos a los ocho años. Pronto fui convocado a la selección Sub-17, y es el país que me ha dado todas estas oportunidades. Fue una decisión difícil de tomar, de sentimientos encontrados, pero me decidí a jugar por Estados Unidos porque es el país donde vivo y que me ha dado muchas oportunidades".

El DELANTERO CAFETERO ES UN JUGADOR DIFERENTE, y al igual que Jozy Altidore tiene el físico para competir con los grandes centrales a nivel internacional, aunque cuenta con mucho más habilidad con el balón e inteligencia táctica que el delantero del Villarreal.

Además, Agudelo proviene de Colombia, un país donde no es fácil progresar, pero donde el fútbol es el deporte rey. Eso es una gran diferencia. También es un inmigrante. Ha vivido todas las dificultades de cambiar y adaptarse a un nuevo país y sabe lo que es luchar para progresar.

Y aunque está acostumbrado a participar en las fuerzas básicas de las escuelas secundarias y las universidades donde se juega sólo la mitad del año, Juan vive para este deporte, y entiende lo que es ser futbolista profesional y los sacrificios que hay que hacer para llegar un día a alinear en un gran club europeo.

Otro aspecto importante de su personalidad es que el joven delantero se ha formado en la academia de un equipo de fútbol, lo que le ha transmitido una formación muy distinta de la de una escuela secundaria o una universidad donde el fútbol no es tan profesional.

Ese camino ha tenido un precio para este joven de 18 años. Muchos han sido los sacrificios para llegar al lugar en que está.

"Lo más duro ha sido sacrificar parte de mi adolescencia, juventud. He tenido que adaptarme a un mundo de adultos mucho más rápido que los demás. Mis compañeros de trabajo son hombres casados, en algunos casos con hijos, y la presión de mi vida es muy diferente de la de un joven que está en la secundaria. Por eso me ha tocado madurar mucho más rápido. Pero también soy consciente de que es el precio que tengo que pagar por ser profesional".

Comparado con Altidore, Juan tiene como mentor a un veterano delantero, Thierry Henry, quien le puede guiar para ser grande en esa posición.

Para el delantero de la selección francesa y ex del FC Barcelona, Juan Agudelo es el futbolista más talentoso de Estados Unidos y tiene todas las condiciones para ser una gran estrella en el balompié europeo.

"Creo que es el joven más talentoso de la MLS. No hay nadie como él. Tiene muchas virtudes propias de la juventud: ser descarado, tener energía y ser ambicioso. Por supuesto, tiene calidad y es una bestia, un portento físico".

LOS ÚLTIMOS seis meses han sido un torbellino de emociones y éxitos para Agudelo. Debutó en la MLS con los Red Bull New York al final de la temporada 2010, en octubre. Unos meses después fue el primer jugador formado en las fuerzas básicas de la MLS en debutar con la selección de EU.

En el partido amistoso contra Sudáfrica se convirtió en el futbolista más joven en la historia en anotar en la selección de Estados Unidos. Y en el primer partido de la temporada contra el Seattle Sounders marcó el gol de la victoria en su primer juego como titular. Después, en el amistoso contra Argentina volvió a marcar para el empate a uno.

Sin embargo sigue en el recuerdo el fracaso de algunos prospectos que prometían ser estrellas como Freddy Adu y Jozy Altidore. Muchos han comparado este talento colombiano con otros como Freddy Adu, quien con 21 años vive en la oscuridad en la Segunda División de Turquía.

"Jozy es un gran jugador, y aunque no ha jugado todo lo que quería en Europa tiene un enorme futuro".

Para Henry, aunque Agudelo tiene un gran futuro, hay que ser prudente a la hora de alabarlo. "Todavía es un talento en formación. Es muy joven; por eso hay que darle tiempo".

Hans Backe, entrenador del Red Bull New York, quien también considera a su pupilo como uno de los mejores jóvenes de la liga, pero necesita tiempo para desarrollarse. "Es muy trabajador y tiene una gran pasión por el juego. Ha madurado mucho, pero no es bueno meterle presión. He visto a muchos jóvenes con mucho talento quedarse en nada porque no les dieron tiempo. En Red Bull haremos todo lo posible para desarrollarlo con paciencia y a su debido tiempo".

Agudelo tiene todas las condiciones para triunfar y ha aprendido a superar a su mayor enemigo: la desconfianza en sus posibilidades. "Mi mayor error fue no creer en mí mismo".

El joven delantero de la selección estadounidense tiene como meta el fútbol europeo, triunfar a nivel internacional, pero aclara que no le obsesiona, sino que vive el día a día. "Intento dar lo máximo en cada partido. Y antes de pensar en Europa tengo que triunfar en la MLS… Si uno se va a Europa y no juega, no es bueno, pero ahora estoy muy lejos de esa situación".

Esta nota es un extracto de un reportaje a publicarse en la edición de abril 2011 en Estados Unidos. Para suscribirte y leer el reportaje completo, haz click aquí.