<
>

ATP de Río de Janeiro: Rafael Nadal conquistó su corona Nº 62

play
Nadal, campeón en Río de Janeiro (1:25)

El español, N°1 del mundo, venció al ucraniano Alexandr Dolgopolov (54° ATP) por 6-3 y 7-6 (3) en la final del ATP 500 disputado en Brasil. (1:25)

RÍO DE JANEIRO -- Sin dudas. Esta vez, Rafael Nadal fue mucho más que en la jornada de semifinales y no dejó margen: se quedó con el ATP 500 de Río de Janeiro, al vencer al ucraniano Alexandr Dolgopolov (54°) po 6-3 y 7-6 (3).

El español, número uno del mundo, se quedó, entonces, con su conquista Nº 62 en este torneo que se disputó sobre polvo de ladrillo y repartió 1.309.770 dólares en premios.

En el primer parcial, Nadal se adelantó rápidamente para ponerse 3-1. Mucho mejor físicamente que en la jornada de semifinales, se quedó con el primer set, además, por errores de su rival. Mientras que el ibérico sumó un winner y 4 errores no forzados, el europeo acumuló 13 y 13, respectivamente.

En el segundo, repitió la dosis y se adelantó para servir 2-1. Sin embargo, cuando debió servir para el match, estando 5-4, cedió su servicio por primera vez. Todas las dudas quedaron de lado, cuando fue contundente en el tiebreak y logró cerralo 7-3.

En el balance, Nadal aprovechó que Dolgopolov apenas jugó un 45% de los puntos con su servicio, de los cuales el ucraniano ganó solo el 46% (aunque sumó 10 aces). Además, el campeón aprovechó 2 de las 3 chances contra 1/4 de su rival, la que le sirvió para estirar el encuentro en el momento justo.

Además de imponerse de manera apretada a Pablo Andújar, el español sumó en esta semana éxitos ante Joao Sousa, Albert Montañés y Daniel Gimeno Traver.

Así, el mallorquín ahora está séptimo en la lista de más ganadores a nivel ATP, junto a Guillermo Vilas. Lidera la lista Jimmy Connors, con 109 títulos. Además, fue su título Nº 43 en polvo de ladrillo.

En Brasil, vale decir, hizo su reaparición en las canchas luego de su impasse obligado por una lesión en la espalda y que, con un complicación por un cólico, lo llevó a bajarse de Buenos Aires. Esta semana, además, jugó su partido N°800 en el circuito.

Además, sumó su quinta victoria en igual cantidad de enfrentamientos ante el ucraniano. Pero Dolgopolov llega tras dar un gran golpe al vencer a David Ferrer para alcanzar su primera final desde Valencia 2012.